País

Sindicatos repudiaron “brutal” recorte al presupuesto de las universidades y apoyaron marcha universitaria

Varias agrupaciones sindicales se pronunciaron en contra de la medida, en favor de la marcha de esta mañana y denunciaron como “falaces” los argumentos del gobierno.

Si bien la administración Chaves parece echar atrás en su intención de recortar más de ¢120 mil millones, casi la cuarta parte, del presupuesto para la educación superior estatal, la iniciativa generó un amplio rechazo de parte de organizaciones sindicales del país, que al mismo tiempo se manifestaron en apoyo a la protesta realizada este martes 16 de agosto por las cinco universidades públicas.

El Bloque Unitario Social y Sindical (Bussco) emitió un comunicado en el que calificó como “impresentable propuesta” la iniciativa de reducir en más del 25% el presupuesto de las universidades.

Esa instancia -que reúne a organizaciones como la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca), la Asociación Nacional de educadores y Educadoras (ANDE) o la Asociación Nacional de Técnicos y Trabajadores de la Energía y las Comunicaciones (Anttec)-, subrayó que tal iniciativa es inconstitucional.

Entre otros argumentos, el pronunciamiento recuerda que según artículos 77 y 78 de la Constitución Política, el presupuesto para educación debe ser del 8% del PIB, pero la iniciativa con la que el gobierno de momento echó marcha atrás pretendía “disminuirlo al 6%, con el pretexto de recortar el ‘gasto’ público y reducir así al déficit fiscal, a costa de uno de los principales baluartes de este país, como lo es su sistema de educación pública”.

“Rechazamos el falaz argumento” de la Ministra de Educación, Ana Karina Müller Castro, en el sentido de que “de otorgarle el financiamiento estipulado por ley a las universidades públicas, se haría a costa de la educación general básica, intentando así generar un conflicto entre los distintos sectores del sistema educativo público del país”.

El Bussco calificó la propuesta del gobierno como un “intento de debilitar a la educación pública del país, atacando e intentando desprestigiar, además, a las universidades públicas”, que “obedece a la añeja estrategia de los sectores neoliberales posicionados en los últimos gobiernos de atacar, desprestigiar y debilitar al sector público”.

Este recorte “sólo puede traer como consecuencia una profundización de la pobreza”

Por su lado la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) y la Asociación Sindical de Empleados Industriales de las Comunicaciones y la Energía (Asdeice) emitieron un comunicado conjunto en el que en primer lugar recordaron la célebre frase de Omar Dengo: “Razones de economía nada justifican economizar en educación es economizar en civilización, y ningún pueblo de la tierra tiene derecho a hacerlo”.

Albino Vargas, secretario general de la ANEP, también hizo circular un video desde la movilización universitaria en compañía de otros dirigentes de la organización sindical, en el cual  afirmaba  que creía «muy peligroso el recorte presupuestario que el Gobierno está tratando de imponer, el más grande recorte presupuestario de lo que va del siglo XXI» y pedía a la comunidad universitaria,  autoridades y a las federaciones estudiantiles sobre la naturaleza perversa de esta situación que tiene que ver con un orden tributario nacional muy injusto y una deuda pública que no se puede pagar y el abusivo pago de intereses mensuales que está acabando con todo programa social en este país más allá de la propia universidad».

Por su parte Gilberth Díaz, presidente del Sindicato de la Educación Costarricense (SEC), hizo circular en redes sociales un video grabado desde la manifestación, en el que aseveró que esa organización “SEC apoya a las universidades públicas, pero sobre todo a las nuevas generaciones que corren el riesgo de quedar sin ese derecho de asistir a las universidades públicas”.

“Esta no es una lucha de las universidades, es una lucha de todo el sector educativo, hoy la educación básica está teniendo problemas por presupuesto, entonces estamos en esta marcha igualmente exigiendo que se cumpla lo que la Constitución Política dice en su artículo 78, el 8% para la educación pública, porque no podemos dejar en manos de otros sistemas la educación de nuestras generaciones”, dijo Díaz.

Instituciones bajo acecho

Afirmaron a partir de ahí que todo recorte presupuestario a la educación pública, “no sólo es un retroceso en el desarrollo de la democracia, sino además un paso más hacia el fondo de la odiosa desigualdad, que se ha vuelto sistémica, y nos lleva al despeñadero sin retorno de la exclusión social y económica”.

Así, esas organizaciones calificaron el recorte propuesto por la administración Chaves como “brutal” y añadieron que “pone al rojo vivo la candente realidad del problema número uno del país: su sistema tributario perversamente injusto y totalmente corrupto”.

El comunicado de estas organizaciones reconoce que las universidades estatales, tienen “al igual que el resto de la sociedad, sus propias disparidades que equilibrar”, pero que ello “jamás debe eclipsar” el hecho que el recorte impulsado por Rodrigo Chaves y su Ministra de Educación impactará “repositorios, programas sociales, infraestructura, equipamiento, gastos operativos, entre otros”, así como la docencia, la investigación, y la acción social de las universidades estatales, todo lo cual “acercará a no pocas de sus áreas a la tragedia cultural y humana de un cierre técnico”.

“La corriente sindical en la cual militamos expresa su apoyo a la marcha universitaria de este martes y, por ende, a la defensa del presupuesto de las universidades púbicas, en cuanto a la naturaleza incuestionablemente constitucional de las obligaciones del Estado con ellas

Las universidades públicas, “están en la histórica encrucijada, de asumir su rol en defensa del Estado Social de Derecho en que se fundaron”, y sumarse a los sectores y organizaciones sociales que “hemos venido resistiendo las diversas ofensivas de la plutocracia reinante y su trasnochada ideología neoliberal”.

Añadieron que instituciones como el ICE, la CCSS, el INS o FANAL se encuentran bajo el “acecho de intereses similares a los que apuestan por un recorte asfixiante a las universidades estatales”.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido