André Garnier, ministro de Coordinación Económica

“Sería muy sencillo si hubiera un botón que uno dice: reactivación y ya, pero lamentablemente no es así”

Pide a empresarios que “tengan confianza” porque la situación de inestabilidad económica del país ya superó su etapa más crítica; afirma que el crecimiento del sector privado será fundamental para la economía nacional, que a su parecer no está “deprimida”.

El empresario André Garnier asumió el cargo de ministro de Coordinación Económica en sustitución de la economista Edna Camacho, desde el 14 de junio pasado.

En entrevista con UNIVERSIDAD, respondió preguntas sobre los primeros contactos sostenidos con los gremios empresariales y los problemas que les preocupan de cara a la reactivación económica, las medidas que está abordando el Gobierno para acelerar la reactivación, la cultura tributaria prevaleciente en el gremio empresarial y sobre la importancia del eventual ingreso del país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El ministro también atendió a nuestras preguntas sobre empresas off shore suyas, de sus familiares y otras de sus socios las cuales forman parte de la base de datos de los “Papeles de Panamá” dados a conocer en el año 2016.

En este caso particular, mediante correos cruzados por el bufete panameño Mossack Fonseca con una oficina de abogados costarricenses, le pide a este completar la información de compañías en las que aparece André Garnier y cuyo fin era enviarla al gobierno de las Islas Vírgenes Británicas para cumplir con la legislación exigida allá.

Sin embargo, Garnier rechazó tener empresas off shore en las Islas Vírgenes Británicas y aseguró que solo las tiene en Panamá.

A continuación, la entrevista.

¿Cómo han sido estos primeros días como ministro de Coordinación Económica? Ya habrá tenido conversaciones y reuniones con los sectores.

-He tenido siempre una relación muy cercana con Edna y desde que se presentó esa oportunidad para ella, ya comenzamos a conversar y creo que la transición ha sido muy fluida y muy tranquila.

Igualmente, he venido trabajando con los otros miembros del equipo económico, con Rodrigo (Cubero, presidente del Banco Central) y con Rocío (Aguilar, ministra de Hacienda), así es que desde el punto de vista de la transición yo no creo que hay ningún efecto, que cosas se hayan quedado de camino.

¿Cuál es, entonces la orientación de su trabajo por la reactivación económica?

-En realidad, Edna tenía dos partes, liderar el equipo económico y la reactivación económica. La parte de liderar el equipo económico la tomó Pilar Garrido, ministra de Planificación, y yo lidero el esfuerzo de reactivación económica, no solamente con el equipo económico nuestro sino con todos los agentes privados y de Gobierno que tienen que ver, porque es un tema muy amplio.

Sería muy sencillo si hubiera un botón que uno dice: reactivación y ya, pero lamentablemente eso no es así; entonces hay que coordinar con una buena cantidad de gente.

¿En qué se van a diferenciar las labores que usted va a emprender de lo que venía realizando doña Edna Camacho?

-Bueno, creo que lo que estamos haciendo es consolidando el plan de reactivación y dándole seguimiento a todas las iniciativas que ya teníamos. Lo que estoy haciendo adicional es estructurando algunas cosas, buscando algunas personas adicionales que puedan venir a fortalecer los esfuerzos.

Posiblemente, en unos días vamos a tener alguna ayuda fresca. Es gente con la que yo he conversado, que vienen a apoyar, igualmente ad honorem, para poderle dar un mayor esfuerzo a algunas cosas.

Uno de los temas que yo quisiera fortalecer tiene que ver con la Alianza para el Bilingüismo (ABI), ya que los estudios de la Universidad de Costa Rica nos han demostrado que aumenta la posibilidad de conseguir trabajo y la compensación es mejor. Entonces yo creo que ese esfuerzo amerita que alguien le dé seguimiento a nivel nacional a todos los actores.

En este país tenemos dos grandes sectores que están volando. Todo lo que es el turismo, por ejemplo, eso es un tema que hay que apoyar, porque ha probado ser muy exitoso el país. Entonces yo estoy fortaleciendo también el tema de las mesas de inversión, tanto para el sector público como para el sector privado.

Hicimos un primer piloto, digamos, en el área de Chorotega, que ha sido muy exitoso. Y ya estamos estructurando para hacer muchas mesas que nos ayuden a resolver problemas que hemos identificado. También hemos recopilado información con todos los actores: las cámaras, Uccaep, la Cámara de Industrias, la Cámara de Comercio.

Tengo una especial preocupación por el agro, me parece que hay que hacerle una transformación para meternos en cosas que den más valor agregado. Costa Rica tiene un salario mínimo muy alto y eso hace que el agro en algunos productos sea menos competitivo. También hemos planteado hacer algunos cambios en cuanto a las cargas sociales.

Creo que con una estructuración distinta, por ejemplo, que empresas pequeñas tengan cargas sociales más bajas, que el agro tenga cargas sociales más bajas e inclusive también territorialmente, que sectores de pobreza extrema donde podamos identificar actividades, que la limitación casualmente sea del costo de mano de obra. Tratar de estructurar algunas cosas que permitan que esas actividades se desarrollen.

También creo que si nosotros buscamos flexibilizarnos, no solamente con el tema de las cargas sociales sino también con las jornadas laborales, porque uno de los temas es que si alguien trabaja medio tiempo, la CCSS tiene un piso de las cargas sociales, entonces hay mucha gente que no da empleos porque le salen muy caros, entonces yo creo que tenemos que ajustarnos y buscar por todos los medios para que realmente se reactiven.

Uno de los temas más críticos es la energía, hay que romper el ciclo y buscar las formas. Yo creo que por la vía de la reestructuración financiera, lograr reestructurar de la mejor forma toda la parte de generación que tiene el ICE.

A la tarifa va la depreciación, la amortización y los intereses; entonces, si usted puede lograr que eso, en vez de estar financiado a plazos cortos se financie a 25, 50 años, eso podría incidir directamente en la tarifa y logaríamos un impacto de competitividad importante.

En combustibles, tener gas natural, y no estamos hablando de explotar, sino de importar gas natural; eso podría hacer que muchas empresas que dependen del búnker hoy pudieran ser más competitivas.

El Sistema Nacional de Empleo que se está formalizando es muy importante porque va a empatar con nuevos programas de capacitación del INA y otras instituciones, y a empatar con la demanda, porque desafortunadamente tenemos alguna situación donde hay que alinear la oferta y la demanda.

Ahora que la economía está un poco deprimida, ¿qué es lo que le dice usted a los empresarios que se necesita de ellos para reactivar la economía?

-En un país donde el único recurso natural que nosotros tenemos es el petróleo y que hay una decisión de que eso nunca se va a explotar y no tener otro tipo de commodities que uno pueda vender, entonces la única forma de generar empleo es el crecimiento del sector privado.

Creo que la reactivación tiene una muy buena dosis de confianza también. Es muy importante y creo que el sector privado tiene que tener la confianza y estar trabajando muy de cerca con nosotros y es un tema que estamos haciendo mucho, también oyéndolos.

Hemos encontrado que hay muchas inversiones que están paradas por tramitología. La semana pasada conversó conmigo un empresario israelí que tiene un proyecto para cultivar peces en Puntarenas. Hay que darles prioridad a temas como ese, por supuesto que respetando toda la tramitología y la legalidad, sabiendo que nosotros tenemos una situación crítica con los pescadores en Puntarenas, pues eso es un sistema de cultivo diferente, pero que emplearía a mucha gente de la zona. Buscar ese tipo de cosas y darle prioridad para que se concreten inversiones.

En la zona Chorotega nosotros identificamos, a través de las cámaras, como $1.600 millones que están por invertirse porque le falta una paja de agua, porque hay un error en un plano, porque hay alguna cosa que falta. Bueno, apoyar los procesos para que eso se agilice va a permitir que venga más inversión.

Pero el sector privado es el que nos tiene que apoyar, sin duda. Y creer en lo que se está haciendo para poder revertir la tendencia. Yo no diría que la economía está deprimida, pero sí ha bajado el crecimiento. Es un tema muy crítico, tenemos muchos meses ya donde el IMAE viene con una tendencia de decrecimiento y yo creo que tenemos que concentrarnos también en las empresas nacionales.

El turismo va volando, más crecimiento en el turismo se va a lograr creando más cuartos de hotel y explotando algunas cosas porque el turismo tiene la enorme ventaja de que tiene cobertura nacional y permea mucho porque emplea mucha gente para construir y para operarlo, pero la contratan mucho antes para entrenarlas y para que esté preparada.

Entonces, eso genera mucha actividad de todos los sectores y para todos los lugares, y se complementa eso con capacitaciones del INA y otras instituciones. Mantenemos relaciones muy cercanas con todos estos inversionistas para empatarlos con las instituciones y buscamos que el personal sea de la zona donde se hace la inversión, porque eso le sirve a todo el mundo.

Pero creo que el mensaje al sector privado es “tenga confianza, ya los problemas más críticos en el sentido de la inestabilidad macroeconómica del país se superaron y ahora tenemos que ir todos de la mano. Hay que invertir y hay que creer que tenemos la estabilidad y el crecimiento futuro”.

Don André, usted es empresario y conoce bastante bien el sector. ¿Cree que el empresariado, especialmente el que recibe una porción mayor de dinero o de ingresos, debería aportar más al país en términos de impuestos?

-Bueno, los estudios que se han hecho ponen a Costa Rica entre los países que tienen las cargas impositivas más altas del mundo. Y, dicho eso, pues yo creo que nosotros, estando en la situación económica que estamos, más bien si cargamos más a las empresas de impuestos, entonces vamos a crear más recesión.

Así es que, definitivamente, yo creo que, buscando competitividad, no es el momento.

Obviamente, todo el resto de las cosas asociadas por supuesto que tienen que darse. Como dicen: “que cada palo aguante su vela”. Y todo el mundo tiene que pagar y hay que luchar contra la defraudación y sancionar a la gente que defrauda.

Eso es la ley y la gente tiene que cumplir. Pero, efectivamente, Costa Rica es uno de los países con la carga impositiva más alta.

¿Cree que en el ambiente existe una cultura de pagar los impuestos que corresponden o sigue recurriéndose a esquemas de “planificación fiscal”, como la llaman, precisamente para eludir y evadir responsabilidades?

-Yo pienso que hay que luchar contra eso.

Hay que luchar, pero ¿sigue presentándose?

-Creo que ninguna sociedad es perfecta. La cultura general de la gran mayoría del empresariado es pagar los impuestos. Pero, sin duda, debe haber algunas personas que tratan de no hacerlo.

Pero, yo creo que la gran mayoría de las empresas cumplen con sus obligaciones tributarias.

¿Existe un mercado de “planificación fiscal” en el país, del cual se benefician tanto empresarios como bufetes?

-Bueno, vamos a ver, depende de lo que usted quiera decir con “planificación fiscal”. La planificación fiscal hay que hacerla, pero hay que hacerla absolutamente dentro del margen de la ley.

Y dentro de esa planificación, las empresas tienen que reservar los fondos necesarios para pagar los impuestos. El término “planificación fiscal” no necesariamente quiere decir que está mal.

Me refiero con eso a los esquemas de evasión y elusión de impuestos.

-Yo creo que nadie puede estar de acuerdo con eso. Yo creo que, cuando hay esquemas planeados para evadir los impuestos, hay que ser muy, muy duros y sancionar a la gente que hace eso, ¿verdad?

No creo que debamos ser tolerantes de ninguna manera con la evasión ni con la elusión ni con ninguna cosa. Uno sabe la legislación en la que uno opera y hay que estar dentro de ella y hacerles frente a las responsabilidades que conlleva, por supuesto.

Don André, revisando la documentación de la base de datos de los “Papeles de Panamá” encontramos varios correos con fechas entre el 2005 y el 2015 en los que se habla de empresas off shore que fueron creadas para usted, para su familia, para sus socios, en las Islas Vírgenes Británicas. ¿Con qué propósito se crearon estas empresas mediante el bufete panameño Mossack Fonseca? (Se le muestran algunos correos).

-Bueno, no conozco ninguna sociedad que esté en las Islas Británicas. Nosotros hicimos una planificación de la familia, de los bienes de la familia, una fundación, pero le garantizo que usted puede buscar y le podemos aportar todo lo que usted quiera. No hay ningún tema de evasión fiscal ni nada que se le parezca.

¿Con qué propósito fueron creadas?

-Porque, por ejemplo, en Panamá existe un esquema para hacer manejo patrimonial familiar, que no existe aquí y ese es el esquema, no hay ninguna otra razón.

¿Estas empresas siguen vigentes?

-Para serle honesto, tendría que revisarlas para ver qué tiene y con todo gusto le podemos dar…

Aquí le puedo entregar la copia de algunos documentos que tenemos.

-Yo le voy a decir. Esta sociedad ["Howland Holdings”] es una sociedad que es mía, personal; está en Panamá, tiene fondos de inversión que yo conservo allí. Han salido de negocios nuestros que han pagado sus impuestos y eso es todo.

¿Y por qué se menciona a las Islas Vírgenes Británicas?

-No, hasta donde yo sé, esta empresa es panameña.

Niega, entonces, que sea…

-Yo no niego nada. Esa empresa es mía, pero le puedo asegurar y le puedo proveer la información que usted quiera, que aquí no existe nada que no sea pagado. Yo casi le garantizo que esta empresa es panameña.

Casi…

-No, no. Es panameña. Yo sé, pero, diay. Uno tiene derecho de tener sus cosas donde quiera en el tanto haya pagado todos los impuestos correspondientes. Y yo le garantizo que, si usted nos da el espacio, le proveemos de todo lo que usted quiera. Sin ningún problema. No hay nada que no esté cristalino, ningún problema; aquí no hay nada que haya sido objeto de evasión de impuestos ni nada que se le parezca.

Y esto [s[se refiere a una compañía que aparece en los documentos]le voy a decir, no se llama “Polo Arrangements Corporation”. Con todo gusto le proveo todo lo que usted quiera hasta que quede totalmente convencida y tranquila de que no hay nada, absolutamente nada.

Una cosa es que uno tenga patrimonio en otra parte y otra cosa muy diferente es que haya hecho algo que no sea correcto. Pero tenga seguridad de que no es así y le proveo toda la información que usted requiera para que quede completamente satisfecha.

Entonces, ¿su respuesta es que creó esta empresa porque es un sistema que no existe en Costa Rica?

-Le voy a explicar un poquito más. Hay varias cosas. Habiendo pagado todos los impuestos, uno puede tener su patrimonio donde quiera, eso no es delito de ninguna clase.

La otra es que en Panamá existe un esquema que se llama una Fundación de Interés Privado, que es un esquema legal para el manejo de las herencias familiares. Entonces, en ese tipo de estructura, uno puede dejar establecido cómo quiere que, el día que uno muera, se hagan las cosas. Y esa es una figura que existe en otros países. Desafortunadamente aquí no existe.

Y yo tengo de las dos cosas. Tengo esa fundación y hay sociedades que son mías que son panameñas, también. Pero le garantizo que no hay ningún delito en tener las cosas. Hay gente que se lleva la plata para otro lado… Es más, yo soy, posiblemente, de los que más creo en este país y mis inversiones casi todas están en Costa Rica.

Pero, le repito que a mí me daría más bien gusto poderle compartir todo lo que usted quiera hasta que vea que no hay absolutamente nada de… Usted me dice qué necesita y se lo damos.

¿Y quedamos claros en que usted dice que esta es panameña y no tiene conocimiento de que sea de las Islas Vírgenes Británicas?

-Es que, le voy a decir, yo no sé, pero déjeme averiguarle, porque yo creo que es panameña. Porque usted dice que tiene información de que es de Islas Vírgenes. Además, esta información no es correcta, está desactualizada.

[L[Llama a "Andrea” y le pregunta: "¿Verdad que Rindge y Howland son panameñas?”. Se oye la voz de Andrea que responde que sí.]p>

Son panameñas y si gusta le facilitamos la escritura. De mi parte, yo soy absolutamente transparente. Así he trabajado toda mi vida. Todo es legal, cristalino, los impuestos correspondientes se han pagado y no hay problema en compartírselo.

Bien. ¿Con cuáles grupos empresariales se reunirá usted en esta nueva labor que se le asigna?

-Lo hemos hecho a través las cámaras, con diferentes industrias, con el sector bananero, piñero, del agro, con la Cámara de Comercio, con la Uccaep, con la Cámara de Industrias.

Mantenemos relaciones permanentes y también ellos nos han dado la información sobre qué cosas les preocupan, cuáles son los principales temas que ellos consideran para la reactivación.

La regulación, simplificación de trámites, es un tema, los combustibles es un tema importante, los costos de producción.  Algunas personas hablan también de política monetaria, se han hecho un montón de mejoras a nivel bancario. Pero, en general, recibimos información y tratamos de apoyar a todos los sectores.


“Nunca se usaron y fueron declaradas inactivas”

La Dirección de Comunicación Presidencia de la República de Costa Rica nos envió la siguiente información con fecha 09 de julio de 2019.

“En respuesta a sus consultas el día lunes, el Ministro de Coordinación con el Sector Privado, André Garnier, remite las siguientes aclaraciones.

Rindge Trading es una sociedad Panameña de mi pertenencia. Todos los directores son mi esposa y mis hijos y fue creada con el propósito de manejar el patrimonio familiar, e inversiones que se hacen exclusivamente en Costa Rica. (Adjunto Certificación).
Sobre Howland Holdings, es una sociedad panameña de mis tres hermanas y mía. Los Directores somos los 4 hermanos Garnier Kruse. También con el propósito de manejo del patrimonio familiar. (Adjunto Certificación).

En ambos casos se utiliza la figura legal panameña Fundación de Interés Privado con el fin de manejar patrimonios familiares. Asimismo, los dineros que se han depositado en esas empresas son dividendos y productos de negocios, cuyas obligaciones fiscales y otras han sido debidamente pagadas.
Respecto de las Sociedades Polo Property Holdings Limited y Polo Arrangements Corporation, aclaro lo siguiente:

A principios del 2000, iniciamos un proyecto de desarrollo inmobiliario ecuestre, Hacienda Santo Tomás, era el nombre comercial, todo con propiedades en la provincia de Guanacaste.

La estructura corporativa sugerida para el desarrollo del proyecto de un complejo turístico ecuestre en terrenos en Liberia partía de la premisa de que se lograría una alianza o joint venture con un grupo inversor extranjero, que aportara inversión y visibilidad internacional al proyecto. Para ello, se ejecutó una estructura en las Islas Vírgenes Británicas de dos sociedades: la primera, en donde se reunían a los socios originales, Polo Property Holdings, Limited, y la segunda, Polo Arrangement Corporation, en la cual participarían los inversionistas foráneos que se atrajeran al desarrollo.

La razón para constituir ambas sociedades en esa jurisdicción era doble: por un lado, la flexibilidad que el marco legal ofrece a la celebración de contratos de joint venture y acuerdos de accionistas propios de países regidos bajo los principios del “Common Law” y, por otro lado, la neutralidad de la jurisdicción para el socio foráneo, en vez de utilizar un vehículo corporativo en Costa Rica, siendo este el país de los socios locales.

Esa estructura se utilizó para promover el proyecto en varias negociaciones, por ejemplo, con el grupo Ellerstina (Gonzalo Pieres) de Argentina para aprovechar su enorme posicionamiento en el ámbito ecuestre. No obstante, a pesar de muchos esfuerzos, ninguna negociación culminó exitosamente y ello se refleja en la circunstancia de que las tierras se mantienen aún sin desarrollo alguno. La estructura corporativa propuesta no tenía una motivación fiscal. El proyecto del complejo turístico ecuestre estaría sujeto a las mismas obligaciones tributarias sin pretender ni obtener beneficio de la jurisdicción de la sociedad controladora, ya que toda la actividad económica se celebraría en Costa Rica.

Las asociaciones con actores internacionales nunca se concretaron por que las sociedades, Polo Property Holdings y Polo Arrangements Corporation, nunca se usaron y fueron declaradas inactivas.

Islas Vírgenes Británicas no tiene un registro público accesible, como el costarricense, para demostrar la inactividad en forma inmediata. Hemos contratado el servicio de una empresa que nos aporte la certificación de que las sociedades se encuentran inactivas. Hemos pedido atención prioritaria a ello. Espero que reaccionen a tiempo y así poderle entregar la documentación a la mayor brevedad”.


 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/seria-muy-sencillo-si-hubiera-un-boton-que-uno-dice-reactivacion-y-ya-pero-lamentablemente-no-es-asi/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments