País

Seguros obligatorios tuvieron reducción de 6,1% en 2020

Aseguradoras reportan un incremento del 4,7% en seguros generales voluntarios y del 16% en personales de salud

Los seguros obligatorios tuvieron una reducción del 6,1% durante el año 2020, en comparación con el período anterior, pasando de ¢216.000 millones a ¢202.000 millones, de acuerdo con el más reciente informe de la Superintendencia General de Seguros (Sugese).

Este fue el sector que más retroceso presentó durante el año de la pandemia, desde luego relacionado con la caída en ingresos por cargas sociales y seguro de Riesgos del Trabajo.

“La caída se explica con las restricciones de movilidad, cierre de negocios, reducción de jornadas y suspensión de contratos laborales que se dieron durante el año pasado, pero esperamos que a medida que la economía se reactive, el sector entre en recuperación”, detalló Tomás Soley, Superintendente de Seguros.

En contraste, los seguros voluntarios presentaron un incremento del 3,6%, siendo los seguros generales los de mayor rentabilidad, con un crecimiento del 4,7%. En este rubro sobresalen los de Salud con un 16% más de primas.

Este ramo no sólo incrementó en cantidad de pólizas, sino que también creó 12 productos nuevos, con respecto al 2019, lo cual muestra las necesidades del mercado en esta coyuntura.

Desde la perspectiva del Superintendente, en un contexto de crisis tan complejo; cuando la economía ya de por sí venía un poco deprimida, llegó la pandemia aparejada de medidas sanitarias que limitaron a todos los sectores; pero algunos nichos del sector de seguros lograron salir bien librados, aunque con un crecimiento muy bajo, si se compara con el dinamismo que traía desde la apertura de Seguros.

La situación no fue tan positiva para los seguros de automóviles que presentaron una contracción del 5,5% o los de Vida que mostraron una tendencia a la baja del 6,1%, entre estos dos subsectores se cubre el 46% del total de primas del mercado a nivel voluntario.

Por otra parte, los niveles de competencia en el sector de seguros voluntarios muestran una menor concentración, pasando de una cobertura del Instituto Nacional de Seguros (INS) del 61,5% en 2019, a 61%.

En la oferta de seguros de automóviles el INS presta servicios al 81,8% del mercado, en incendios 71,4% y en los seguros generales (vida, salud, entre otros) el 73,8%.

Si se realiza un análisis del todo el sector asegurador, Soley consideró que los números son favorables, aunque es un crecimiento muy por debajo de los presentados durante los 12 años de apertura de la competencia. En total se registró un incremento del 1,1%, con un primaje (afiliación de primas) de ¢841.800 millones.

El mercado de seguros total está administrado en un 70,4%, seguido por ASSA con un 7,4%, PanAm 5,9%, Adisa con 3,7%, entre otros.

“El cierre del 2020 le permitió salir bien al sector, hubo reducción en la venta de primas en algunos ramos puntuales, pero en términos generales el mercado creció, sobre todo el voluntario, la rentabilidad mejoró y los índices de siniestralidad se redujeron”, concluyó.

Ir al contenido