Secretario del BCR admite que modificó acta por orden de directiva Paola Mora

Cambio se realizó en el acta de la sesión del 26 de abril, para decir que Alberto Raven se inhibió en préstamo del cemento chino.

  • Raven acusó a Mora de utilizarle.

El secretario de actas la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR), Pablo Villegas, reconoció esta noche ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa que modificó un acta del 26 de abril después de ser aprobada, por orden de la entonces presidenta de la Junta, la directiva Paola Mora.

Específicamente, indicó que Mora le habría solicitado el cambio para declarar que el directivo Alberto Raven, representante legal y hasta hacía poco tiempo fiscal de la cementera Holcim, se inhibió de comentar el crédito a la empresa Sinocem, con la que Juan Carlos Bolaños solicitó el préstamo para laimportación de cemento chino.

«Reconozco que en efecto cometí un error, no fue intencional, pero sé que cometí un error, está clarísimo», subrayó un nerviosísimo Villegas, quien -en un inicio y hasta el día de la comparecencia- aún sostenía que el cambio en el acta había sido anterior a su aprobación.

También, reconoció que el cambio no fue conocido por los restantes cinco miembros de la Junta Directiva (hoy desintegrada) como había insinuado en primera instancia, dejando en evidencia a la propia Mora y Alberto Raven como únicos artífices del cambio, desde su punto de vista.

Al respecto, señaló que tiene respaldo de las distintas comunicaciones con estos directivos y que estaría anuente a ponerlas a disposición del Poder Judicial si así lo requieren, igual que podría hacerlo con las distintas actas y sus borradores, mediante los que se podrían analizar modificaciones y distintos detalles.

Este punto es importante pues las declaraciones de Villegas sobre el cambio corresponden a una acto ilegal, al tratarse de una modificación a un documento público y de una entidad estatal. Esto, incluso podría derivar en consecuencias penales, siempre y cuando se comprueban los hechos y la responsabilidad de los acusados.

Por el momento, queda la declaración bajo juramento de Villegas, quien dijo no haberse sentido presionado por Paola Mora para hacer la variante, pero sí haber analizado su solicitud como “una orden”.

Tanto Mora como Raven son parte de los cinco directivos que están siendo destituidos por el Consejo de Gobierno junto con Mónica Segnini, Francisco Molina y Evita Arguedas, pues los dos restantes (Gustavo Arias y Ronald Solís) renunciaron antes de que el Gobierno ordenara el proceso disciplinario.

Sobre el cambio del acta, Villegas señaló que Mora le habría indicado cierta intención de “proteger” a Raven, algo que luego Raven negó rotundamente apenas minutos después.

En su comparecencia, Villegas también aceptó que giró una certificación a Raven para corroborar que no participó de las deliberaciones para el crédito a Sinocem, punto que no retractó, pero en el que sí varió su criterio, pues en primer instancia indicó que no le constaba si el directivo había realizado manifestaciones sobre ese tema en las reuniones.

Villegas fue nombrado como secretario de la Junta Directiva del BCR en diciembre de 2015, momento desde el que participó en el proceso del crédito para la importación de cemento.

La versión de Raven

Ante las declaraciones de Villegas, Alberto Raven -que compareció apenas diez minutos después- señaló que él no aprobó la modificación extemporánea del acta, pero sí que aceptó agregar que se inhibía y simplificar sus intervenciones.

Según indicó, habría aceptado el cambio (pero de manera anterior a la aprobación final del documento) pues su intervención podía incomodar y parecer inconveniente a la opinión pública por su cercanía con Holcim, algo que a él no le parecía incorrecto ni le incomodaba, pero que sí lo hacía a otros directivos, al Comité de Crédito y, según Paola Mora, hasta al propio Mariano Barrenechea (gerente general suspendido y hoy en prisión preventiva del BCR).

De cualquier manera, reiteró que nunca habría pedido o aprobado una modificación posterior al acta, algo que conoció con posterioridad, cuando incluso se asesoró para saber si debía o no denunciarlo y ante qué instancias. En esta línea, comentó que no le preocupaba el cambio como tal, sino la forma en que se hizo.

Por este motivo, señaló, habría acudido a la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), lugar el que le indicaron que ya existía una denuncia interpuesta por la también directiva Mónica Segnini.

La modificación, subrayó, se le consultó mientras estaba fuera del país y sin conexión a Internet, por lo que todo se realizó sin su consentimiento y en tiempos equivocados.

Finalmente, eso sí, reconoció que aprobó una de las versiones cuando llegó al país después de un largo viaje, en el que no tuvo conexión a Internet, por lo que no se dio cuenta de que la modificación se hizo de manera incorrecta.

Al respecto, subrayó que Paola Mora, entonces presidenta de la Junta Directiva, no habría hecho el procedimiento para ayudarle como se dijo, sino que se realizó por otro tipo de intereses, aunque prefirió no detallarlos.

Finalmente, eso sí, comentó que su relación con Paola Mora “no es cordial” y -ante las interrogantes de los diputados sobre si piensa que la directiva verdaderamente hizo la modificación para beneficiarle- aseguró que más bien piensa «todo lo contrario”.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments