País

Salvaguarda para río Sarapiquí entra a corriente legislativa

La formulación del proyecto de ley reunió a organizaciones de la sociedad civil, sector privado y academia, junto a asesores de diputados y diputadas de la provincia de Heredia, también se contó con el apoyo técnico del Departamento de Participación Ciudadana.

El pasado jueves 27 de mayo, la Comisión de Salvaguarda de la Cuenca del Río Sarapiquí presentó el proyecto Ley para el Desarrollo Sostenible de la Cuenca del Río Sarapiquí y la Protección de su Cauce Principal a la Asamblea Legislativa.

Un total de 31 diputados y diputadas firmaron el nuevo proyecto de ley gestado por las comunidades y organizaciones de la sociedad civil, con apoyo del Departamento de Participación Ciudadana de la Asamblea Legislativa.

Ahora, el siguiente paso es que el proyecto sea acogido por una de las personas diputadas firmantes. En este caso, la Comisión de Salvaguarda le solicitó a la diputada oficialista y también herediana, Catalina Montero, que llevara el proceso.

Cuando el proyecto se presentó ante la Asamblea Legislativa, se le asignó el número de expediente (No.22524), por lo que sigue que el mismo se asigne a una comisión legislativa.

Según explicó Marta Nuñez, funcionaria del Departamento de Participación Ciudadana, la diputada Montero deberá colocarlo en despacho en las próximas sesiones ordinarias, las cuales serán del 1 de agosto al 31 de octubre.

“Ella puede solicitar, por medio de una carta a la Presidencia (del Congreso), que el proyecto ingrese a la Comisión de Heredia por razones de oportunidad o a la Comisión de Ambiente por el tema que trata. Una vez en comisión iniciará su trámite de consulta”, explicó Núñez.

En la comisión asignada se analizará y se debatirá el proyecto. Además se presentarán mociones de fondo, las cuales se relacionan con la modificación del texto y arreglar errores en el contenido.

Terminado este proceso, la comisión generará un dictamen donde se presentan los criterios sobre el proyecto. El estado del dictamen puede ser unánime afirmativo, afirmativo mayoría, unánime negativo, negativo de mayoría, negativo de minoría o afirmativo de minoría.

En caso de que el proyecto tenga un dictamen afirmativo unánime, se remitirá a la Secretaría del Directorio para que se incluya en el orden del día del Plenario.

A partir de aquí se procede al primer y segundo debate donde participa todo el Plenario. En el primer debate, se presentan mociones de orden, las cuáles pueden ser aprobadas o no por la Comisión encargada.

Posteriormente, se procede a votar el proyecto. Para que se apruebe en esta primera votación, se necesitan al menos dos tercios del total de los diputados del Congreso, es decir, 38 votos afirmativos.

Antes de pasar al segundo debate, se consulta a la Sala Constitucional. Posteriormente, se puede proceder con el segundo debate, el cual consiste en un análisis final del proyecto en el que cada diputado puede intervenir durante 15 minutos máximo.

Para votar en segundo debate, deben estar presentes al menos dos tercios del total de diputados del Congreso. El proyecto será aprobado en segundo debate si obtiene un mínimo de 38 votos afirmativos y se convertirá en decreto legislativo.

Por último, el Presidente de la República deberá firmar el decreto legislativo para que se convierta en Ley. Sin embargo, también podrá vetar el proyecto y devolverlo a la Asamblea Legislativa para  arreglar lo que él considera como errores.

 

Ir al contenido