Presidente ejecutivo de la CCSS

Román Macaya: «La reprogramación de cirugías es un costo de esta pandemia»

El jerarca afirma que, pese a los esfuerzos por disminuir las listas de espera, la atención ante el covid-19 es prioritaria.

La actual emergencia nacional por el COVID-19 afectará seriamente las listas de espera en consultas y operaciones de la Caja Costarricense de Seguro Social. Así lo expresó el presidente ejecutivo de la institución, Román Macaya, al explicar que dada la situación actual que atraviesa el país es necesario priorizar la atención inmediata del virus.

«Veníamos mejorando de manera importante los tiempos de espera, pero ante esta pandemia tenemos que priorizar. Estamos reprogramando para una fecha futura y cuando esto pase tendremos que abocarnos de nuevo a las listas de espera y a reducirlas otra vez. Es innegable que este es uno de los costos de esta emergencia», dijo Macaya.

La CCSS había instruido a sus hospitales y pacientes que muchas de las consultas y procedimientos electivos serían suspendidos, para disminuir la posibilidad de contagio y utilizar los recursos humanos, físicos y técnicos en los casos de COVID-19.

País buscó asesoría de China

Macaya expresó que las autoridades de la Caja tuvieron una teleconferencia con expertos chinos , quienes atendieron alrededor de 350 casos en Shangai. La reunión buscaba aprender de los esfuerzos asiáticos y adaptarlos a la realidad que enfrenta Costa Rica.

«Estamos desarrollando el protocolo del manejo de pacientes con la información nueva, pero Costa Rica y China son países muy diferentes, por lo que no todo lo que hicieron es transferible. Por ejemplo, ellos no solo han usado la prueba para hacer el diagnóstico por anticuerpo, sino mecanismos de TAC para buscar elementos en los pulmones característicos del covid-19, aunque aún no hemos tomado la decisión de si lo aplicaremos», explicó Macaya.

Otras medidas

El presidente ejecutivo de la CCSS dijo que la entidad reducirá la base mínima contributiva, tanto en el seguro de salud como en el de pensiones, hasta en un 25%, durante tres meses. El objetivo es que las empresas que enfrenten severas dificultades por flujo de caja opten por mantener sus planillas.

Además,  durante los próximos días se darán lineamientos para los servicios de consulta externa, de acuerdo a la evolución del virus y si algún profesional de un centro médico resulta positivo por el virus. Hasta el momento la Caja reporta 18 funcionarios con el COVID-19 y 150 incapacitados por precaución.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.₡12.000 / añoPROMOCIÓN POR TIEMPO LIMITADO

0 comments