País

Rodrigo Chaves rechaza conflicto de interés con empresa concesionaria del puerto de Caldera

Presidente aseguró que su consejero Calixto Chaves no influyó en decisión de negociar ampliación de contrato a la empresa en que su familia participa como accionista.

El presidente Rodrigo Chaves se sacudió de cualquier conflicto de interés en la decisión de extender el contrato de la concesionaria del puerto de Caldera, donde figuran como accionistas la esposa e hijos de Calixto Chaves, consejero del gobierno actual y director de la campaña electoral del Partido Progreso Social Democrático (PPSD).

Chaves dijo que la decisión de extender el contrato hasta el 2031 lo hizo exclusivamente para satisfacer las peticiones de los empresarios afectados por la actual saturación del puerto, sin importar el vínculo del empresario Calixto Chaves con una de las sociedades que forman el consorcio de la Sociedad Portuaria de Caldera (SPC), llamada Logística de Granos S.A.

Calixto Chaves formó parte de esa sociedad de manera directa, pero salió de ella hace unos meses, dijo a este semanario su hijo José Pablo, quien sí es accionista y junto a su padre fue parte del grupo de financistas de campaña electoral del PPSD.

Calixto Chaves, hombre de confianza de Rodrigo Chaves: «el que uno participe en política, no lo hace cómplice directo»

La prensa consultó a Chaves por un eventual conflicto de interés, debido al vínculo familiar de Calixto Chaves con la empresa que se beneficiará por cinco años más allá del 2026 con la explotación del principal puerto del país con el Pacífico y por tanto Asia, como anunció el lunes el mandatario tras una reunión con dirigentes empresariales.

“El hecho de que haya participado en mi campaña el hijo (de Calixto Chaves), con una proporción accionaria minoritaria, pasa a ser un evento de casualidad. No voy a permitir que Costa Rica sufra más y que se malinforme al pueblo de Costa Rica sobre qué es la realidad de las cosas, desinformando, reportando verdades parciales, omitiendo el fondo de los hechos”, dijo con sus usuales descalificaciones a medios de comunicación.

El Gobierno decidió ampliar el contrato vigente con SPC (de capital chileno, colombiano y costarricense) mientras avanza con los preparativos de un cartel de licitación internacional que podría tardar varios años para elegir el operador portuario a largo plazo, lo que incluiría inversiones mayores que las mitigaciones a cargo del concesionario actual.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido