Restauración coloca a directora administrativa de su fracción en plaza legislativa, con apoyo del PLN

Secretarios legislativos impulsaron el nombramiento de Mónica Catalán para llenar una plaza recién desocupada, a pesar de que se había impulsado publicitar las vacantes.

El Directorio Legislativo nombró el jueves pasado a la directora administrativa de la fracción del Partido Restauración Nacional (PRN), Mónica Catalán, en una plaza legislativa del Departamento de Comisiones, a pesar de que no se difundió información sobre la plaza que se encontraba vacante apenas hace una semana.

El movimiento, explicó la vicepresidenta legislativa María Inés Solís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), no estaba en el orden del día para la sesión de ese día; sin embargo, los secretarios Luis Fernando Chacón del Partido Liberación Nacional (PLN) e Ivonne Acuña del PRN habrían hecho la proposición de última hora.

“La razón por la que no se hizo la publicidad, no sé; yo lo consulté, pero la justificación que me dieron la primera y la segunda secretaría, que fueron los que propusieron el nombramiento, fue que la señora estaba completamente calificada para el puesto y que entonces se estaba haciendo la solicitud del nombramiento. Ellos tenían dos votos y yo era el tercero, entonces lo aprobé y listo”, explicó Solís.

“Ni siquiera estaba en el orden del día, entonces normalmente cuando está en el orden del día uno averigua que está pasando con cada nombramiento, pero no estaba en el orden del día y lo trajeron de última hora para hacer el cambio”, subrayó.

Solís suplió en esa sesión a la presidenta del Congreso, Carolina Hidalgo, quien tuvo un retraso en una actividad a la que asistió en un medio de comunicación.

Sobre el nombramiento y la forma tan apresurada en la que ocurrió, el liberacionista Luis Fernando Chacón, primer secretario del Directorio legislativo, detalló que si bien se ha venido haciendo un proceso de publicidad con las plazas vacantes hacerlo con todas ellas complicaría considerablemente los procesos de selección.

“Lo que hicimos fue hacerle publicidad a las anteriores, pero no a los permisos y todo lo que vaya quedando porque si no el Directorio no tiene capacidad de reaccionar, nosotros tenemos cinco o seis meses de haber asumido el puesto y necesitamos nombrar una serie de plazas que van quedando (…) ella tiene todos los requisitos académicos para el puesto y es una funcionaria que ya tiene años de estar trabajando en la Asamblea, en el área de confianza o política”, comentó.

Por su parte, la segunda secretaria Ivonne Acuña, diputada del PRN, del que Catalán es directora, agregó que “ella, entre otras personas, estuvo sobre la mesa”, aunque “por su experiencia y los atestados que tiene como una de las candidatas para varios puestos se nombró por una necesidad en el sector de Comisiones”.

“Hay una necesidad en Comisiones, fuerte, de apoyo y el nombramiento de ella es alrededor de eso (…) por el Directorio pasan muchas personas que son de diferentes fracciones, hay varios movimientos que se hacen que son de personas que son de diferentes fracciones, entonces es la dinámica normal del Directorio, todo el mundo tiene un color político”, comentó.

Catalán, la directora administrativa de Restauración Nacional, es máster en Administración de Negocios y licenciada en Derecho; y cubriría su nueva plaza a partir del 16 de noviembre, según confirmaron los diputados. Además, recientemente fue nombrada dentro del grupo de notables dentro de la comisión para reformar la Administración Pública que anunció el gobierno del presidente Alvarado.

Eso sí, el director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, señaló que el acta de la sesión aún no está en firme y que “todos los nombramientos quedan sujetos al cumplimiento de los requisitos que tienen que ser revisados por recursos humanos”.

Posibles Irregularidades

Consultada sobre este caso, la presidenta legislativa Carolina Hidalgo señaló que no puede dar fe de lo ocurrido pues no estuvo presente en la sesión del jueves; sin embargo, sí señaló que —tal y como se describe— podrían observarse al menos tres posibles irregularidades.

“Parecería que hay varios defectos, el primero es que no se hizo su cese desde la fracción, el segundo que la funcionaria tendría hoy dos puestos y el tercero que no hubo ningún tipo de publicidad ni concurso, que es lo que se ha tratado de realizar a lo largo de esta administración”, señaló.

En esa línea, consideró que “lo correcto habría sido que el nombramiento pasara por recursos humanos antes de que el Directorio tomara la posición, al menos desde su perspectiva”.

“Este tipo de nombramientos pudieron ser regulares en el pasado, pero yo sí he insistido muchísimo en que no deben darse nombramientos simplemente por afinidades de cualquier naturaleza, siempre he dicho que como mínimo debe haber un proceso de publicidad y de puntuación, al menos a lo interno de la institución, para que Recursos Humanos pueda hacer valoraciones sobre cuál es la persona que más se apega al perfil del puesto y no simplemente por la afinidad que exista, de cualquier naturaleza”, subrayó.

De cualquier manera, el liberacionista Chacón indicó que el reglamento legislativo no obliga al Directorio a publicitar el proceso, y puntualizó que “fue un acuerdo de las secretarías junto con otros nombramientos porque era importante un técnico que ayudara con las votaciones electrónicas”.

“El Directorio tiene que ir midiendo cuáles son las necesidades que se están presentando. Hay algunas plazas que hemos sostenido porque a pesar de que son urgentes no son tan urgentes como otras, pero es una potestad que tiene el Directorio y más bien nosotros hemos sido muy consecuentes de ser cuidadosos en cada una de las plazas que se van tomando y se le ha ahorrado a la institución más de ¢100 millones sosteniendo el nombramiento de plazas”, indicó.

“Esta era urgente en el sentido de que hay plazas que hay que ir ya nombrando, de hecho tenemos una convocatoria para el miércoles, donde se va a ver únicamente el tema de estas nueve plazas que están desocupadas desde mayo, cuando asumimos, porque ya creemos que hay que resolverlas porque los departamentos requieren los nombramientos de las mismas”, concluyó.

Renunciar a la fracción

Ahora, una vez que los diputados del Directorio aprueben el acta de la sesión del jueves pasado, el nombramiento quedaría en firma, sólo a la espera de que Recursos Humanos confirme que la actual funcionaria de Restauración Nacional cuenta con los atestados suficientes.

Además, el director ejecutivo Ayales recordó que ella deberá renunciar a su puesto dentro de la fracción del PRN, algo que normalmente se realiza a través de un oficio que debería realizar la propia fracción.

“El trámite normal con alguien que viene de una fracción es que si se le va a cesar venga por un acuerdo de fracción firmado; en este caso, entiendo que no fue así, a mí no me consta porque yo no estuve allí, pero ese es el procedimiento”, indicó Hidalgo, quien aseguró que lo más sensato hubiese sido una renuncia previa al nombramiento.

No obstante, la vicepresidenta Solís señaló que hasta ahora se trata de una “expectativa de nombramiento”, pues este iniciaría hasta el 16 de noviembre.

“Ella todavía no ha presentado su solicitud de cese, pero tiene que presentarla antes de que empiece a regir su nuevo nombramiento”, aseguró.

Catalán además fue tesorera del PRN según los registros del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), antes de trabajar como asesora legislativa desde el periodo pasado.

0 comments