País

Colegio de Ciencias Económicas contradice su criterio previo contra Renta Global y ahora la apoya

Presidente Ennio Rodríguez asegura que el Colegio no analizó los ingresos disponibles en los deciles más bajos y únicamente proyectó ingresos de hogares con ingresos mayores a los ¢520 mil 

El presidente del Colegio de Ciencias Económicas, Ennio Rodríguez, apoyó esta tarde el proyecto Ley del impuesto sobre la renta global dual (22.393), en contradicción con un criterio previo de la misma institución, tal y como señalaron diputados opositores en la Comisión de Hacendarios. Este es el órgano legislativo que estudia el proyecto como parte del paquete fiscal acordado entre Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El economista Rodríguez justificó que hicieron “análisis posteriores” a una recomendación de junio pasado, en el que el Colegio dijo que no apoyaba el proyecto tributario del Gobierno.

Los análisis realizados, según relató Rodríguez, fueron para analizar el impacto del proyecto de ley en los deciles de ingresos más altos del país y que “la incidencia nos lleva a concluir que afecta los últimos dos deciles del ingreso”.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Censo y Estadística, INEC, los dos deciles de ingresos más altos del país son quienes tienen ingresos mayores a ¢520 mil per cápita.

Criterio firmado por Ennio Rodríguez en junio del año pasado, contra Renta Global.

Ahora, el Colegio de Ciencias Económicas dice que el impuesto recaerá en un 65% sobre las 186 mil personas físicas que tienen ingresos por encima de los ¢828 mil per cápita; y un 35% sobre quienes tienen ingresos sobre los ¢520 mil per cápita.

En su presentación, el presidente del Colegio de Ciencias Económicas proyectó que el 10% más rico del país capta el 50% de los ingresos nacionales; pero que ese decil tiene ingresos mensuales de ¢1,6 millones mensuales (es decir, ¢828 mil per cápita).

“El 65% de los contribuyentes que estarían afectados por el proyecto de Renta Global Dual pertenecen al último decil”, dijo Rodríguez.

Presentación del Colegio de Ciencias Económicas sobre Renta Global Dual.

Rodríguez calificó de “progresivo” el proyecto, por esta razón.

No obstante, Rodríguez admitió que el Colegio de Ciencias Económicas no realizó análisis sobre si “mejora el ingreso disponible a los deciles más bajos, ese análisis no lo hicimos como sí lo hicimos para los deciles más altos”. Así lo respondió en un cuestionario del diputado independiente Harllan Hoepelman.

“El impacto sobre otros deciles más abajo del noveno sería mínimo, no lo hemos analizado”, reiteró Rodríguez.

Ante otra pregunta de Harllan Hoepelman, Rodríguez admitió que el cobro de la Renta Global Dual sería un nuevo impuesto.

“Es un nuevo impuesto, pero como dijimos afecta a los primeros dos deciles”, dijo el presidente del Colegio.

La diputada Shirley Díaz presionó a Rodríguez para responder sobre cómo beneficiaría a los contribuyentes que se eliminen las tarifas de renta del 5%, 7% y 10%, como lo haría el proyecto de ley 22.393.

“No puede ser sino un mayor impacto al pago de impuestos. La respuesta es evidente, sí aumenta la carga tributaria”, contestó Rodríguez.

Comisión de Hacendarios se divide a favor y contra el proyecto

Las diputadas Nielsen Pérez del Partido Acción Ciudadana (PAC), Yorleny León y Ana Lucía Delgado del Partido Liberación acuerparon el criterio del presidente de Ciencias Económicas.

Pérez profundizó que en el país hay muchas personas que no tienen “ingresos mínimos vitales”.

“Por la cultura de nuestro país, ganar ¢2 millones es ganar muy poco. No ven lo que significa el montón de personas y mujeres jefas de hogar, muchos hombres y mujeres que están en el sector informal de la economía ganando ¢100 mil y ¢125 mil, y no digamos quienes viven de una pensión del Régimen Contributivo de ¢80 mil y resto”, afirmó Pérez.

Previamente, la diputada Shirley Díaz manifestó, por su parte, “Un salario de 683 mil colones, por favor, no es un salario que deba rentar”.

Díaz le solicitó al Colegio de Ciencias Económicas que sus análisis incorporen datos del costo de vida, utilizando el Índice de Precios del Consumidor (IPC).

En la misma línea contra el proyecto, el diputado Otto Roberto Vargas del Partido Republicano Social Cristiano, manifestó su oposición al proyecto de ley por su eventual “afectación a familias de clase media, miles de mujeres jefas de hogar” donde destacó que “un 41.2% de los hogares están jefeados por mujeres”.

Vargas llamó “confiscatorio” al nuevo impuesto de renta porque significaría que “un ciudadano costarricense tenga que soportar un 50% de impuestos a su ingreso global”.

El diputado Vargas se refirió también a un comentario breve que hizo el economista Ennio Rodríguez en su presentación, donde afirmó que el proyecto “No contempla deducción de gastos, relacionados con la actividad económica de personas físicas, lo que podría significar incumplimiento de lo acordado en las mesas de diálogo como un dato importante”.

Vargas previó que, con ese dato, los trabajadores independientes “migrarán a la informalidad” para poder asegurarse ingresos libres.

Rodríguez evadió referirse a ese comentario, abordando más bien las cargas parafiscales que genera el pago de los seguros de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para dichos trabajadores.

Presentación del Colegio de Ciencias Económicas sobre Renta Global Dual.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido