Relaciones sexuales con estudiantes y acoso a funcionarias: testimonios contra el director de UCR Guanacaste

UNIVERSIDAD habló con egresadas de la institución, estudiantes y funcionarias, quienes acusan a Édgar Solano Muñoz de involucrarse sexualmente con alumnas y acosar a otras.

Un grupo de estudiantes, exalumnas y profesoras señalan al director de la UCR Guanacaste, Édgar Solano Muñoz, de incurrir en acoso, relaciones sexuales con alumnas e intimidar a profesoras.

Así lo mencionan tras dar su testimonio a UNIVERSIDAD, una semana después de que este medio entrevistara a Solano, quien negó haber incurrido en este tipo de acciones.

“Hay que guardar una distancia con los estudiantes, respetuosa y cordial, aquí dentro del campus y fuera del campus. Sí vemos como algo impropio que un profesor tenga una relación amorosa con una estudiante”, dijo Solano en esa entrevista.


Lea también

UCR investigó favores sexuales en Guanacaste hasta un año después de alerta del OIJ

OIJ investigó a profesores de UCR en Guanacaste por compra de favores sexuales a estudiantes

Director de UCR Guanacaste admitió conocer de prostitución y drogas en sede, pero se guardó información

Director de UCR Guanacaste: “A mí no me consta nada”

Henning Jensen: “Necesitamos pruebas más contundentes y sólidas”


Algunas personas prefirieron que se les reservara su identidad, pues trabajan en la universidad o son estudiantes con temor a represalias.

Después de las nuevas denuncias, se intentó conseguir la versión de Solano este 9 de setiembre en las instalaciones de la Sede de la UCR en Guanacaste, sin embargo, el director afirmó que no hablará más con este medio.

Relaciones con sus alumnas

Una de las denuncias viene de la exestudiante Angélica Mejías, alumna de Solano en 2009, en el curso de Historia de las Instituciones.

“Él tenía una relación sexual con una de mis compañeras, claramente por su condición de poder. Incluso en el 2010 cuando yo dejé de ser su alumna, el tipo se las ingenió para tener mi número y me invitaba a salir, yo nunca acepté y siempre que pude avisé a otras personas que estaban cerca de él”, dijo Mejías.

La exestudiante afirma que ella era amiga cercana de la muchacha que se habría involucrado en una relación con Solano, quien tenía 18 años en ese momento y también asistía era su alumna.

“Eran como una pareja, ella sufría mucho y lloraba. Él se cubría mucho las espaldas afuera. Fueron más o menos unos ocho meses, se dio desde el primer semestre y parte del segundo semestre. Era profesor de ella en Historia de las Instituciones. Le puedo dar fe de que sí pasaba. Los vi salir de la U juntos todo el tiempo”, dijo Mejías.

Esta mujer, egresada de la carrera de Aduanas y Comercio Exterior, afirmó que al hablar con otras compañeras se dio cuenta que no fue la única en recibir insinuaciones de parte de Solano.
“Él había tenido insinuaciones con muchísimas más mujeres que habían pasado por la sede. Él es un acosador, amenaza a las muchachas también que intentan denunciar. Es sumamente peligroso”, agregó.

Su relato lo respalda Laura Galera, egresada de Administración Aduanera y Comercio Exterior. “Édgar Solano fue profesor mío entre 2011 y 2015, me consta que mantuvo una relación con una de mis compañeras, y además, acosaba a otras”, dijo.

“Recuerdo que fui con esta chica y Édgar a compartir unas cervezas. Cuando llegué al bar estaban otros profesores de la sede, eran de la carrera de Agronomía. Todos los profesores sabían que Solano estaba con esta chica, fui como acompañándola a ella. Uno de los profesores me puso una mano en la pierna, me molesté un montón. Solano ni reaccionó. La actitud de él no fue de cuidarme, tenía normalizado esto. Me molesté, fui al baño y hablé con mi amiga. Le dije que a eso no me iba a exponer”, agregó Galera.

En el momento de la supuesta relación, la amiga de Galera tenía unos 20 años. “Al inicio pensé que era coqueteo entre estudiante y profesor, luego me di cuenta que mantenían relaciones sexuales. Vi mensajes de contenido sexual hacia ella”, comentó.

Otro funcionario que pidió no revelar su identidad, porque teme perder su trabajo, afirmó que ha visto a Solano dándose besos en bares con una funcionaria de la sede que anteriormente fue su estudiante.

“La relación viene desde hace tiempo. Lo que me consta es que lo he visto en bares particulares, besándose normalmente como pareja”, dijo.

Una exestudiante de apellido Chamorro recuerda que entre 2004 y 2005 una compañera de la carrera de Psicología sufrió una crisis emocional, y que en momentos donde necesitaba acompañamiento profesional más bien apareció “ennoviada” con Édgar Solano, y que semanas después comenzó a relacionarse con otro profesor.

“En la ‘U’ no se les veía juntos de la mano, sin embargo era conocido y comentado que estaban juntos. Se les veía por el lado de las instalaciones deportivas, pero salía de la ‘U’ con la chica. Frecuentaban bares. Sé que ella no estuvo mucho tiempo con él. Ella atravesaba un tiempo de crisis. Pronto empezó a salir con otro profesor. Era como si se la pasaran uno al otro. Lo que yo denuncié de manera oral al director de la carrera de ese momento, no tuvo mayor resonancia. Parece que nadie estaba dispuesto a comerse esa bronca”, dijo Chamorro.

Otra exestudiante que pidió no revelar su nombre por temor a represalias recuerda que conoció a Solano en sus primeros años como profesor en cursos de repertorio y seminarios de realidad nacional. Asegura que era un profesor que generaba empatía con los estudiantes y que, poco a poco, avanza en sus pretensiones con las alumnas.

“Conforme fue avanzando el semestre, el trato hacia mí se fue haciendo más personal e informal, no como de docente a estudiante, me empezó a llamar por diminutivos y sobrenombres de afecto. Me abrazaba muy seguido, me ponía las manos en la espalda y en el hombro, en ocasiones llegó a mi apartamento y ahí compartió con nosotras y con los compañeros que vivíamos en el apartamento, tomando y viendo tele. Me hacía masajes en la espalda, en los pies, en las piernas y mientras estábamos ahí nos hicimos cercanos”, comentó.

Según esta mujer, ella nunca interiorizó lo inapropiado de esa relación afectiva con Solano. Describe que un comentario de Solano sobre relaciones entre adultos y adolescentes la asustó y la hizo alejarse de él.

“Él mencionaba que una niña de 12 años tiene una sexualidad en la que ya puede sentir placer y que en ese caso ya ahí habría un consentimiento, aunque fuera menor de edad, porque ya puede saber qué le gusta, porque siente placer. Ese comentario me asustó mucho”, agregó.

Una estudiante de la sede, quien también pidió la no revelación de su identidad por temor a sufrir represalias, afirmó haber escuchado comentarios inapropiados y ofensivos de parte del director.

“Había una situación de unas estudiantes violadas en el campus hace unos años. A la hora de decirle que las estudiantes se sentían mal y que querían un traslado a la Rodrigo Facio, él dijo que no iba a hacer nada porque las estudiantes se buscaban esas cosas, que esas no eran horas lectivas. Esa afirmación nos chocó mucho, ¿cómo puede decir que las personas se exponen a esas cosas?”, dijo la estudiante.

Represalias laborales

Solano también es señalado por relacionarse con funcionarias y “castigarlas” laboralmente si sus pretensiones personales no son cumplidas. Así lo señala una empleada de la sede de Guanacaste, quien pidió la reserva de su identidad para que su trabajo no peligre.

“Salimos en algún momento, no fue nada duradero. Ni siquiera fue una relación, la situación se puso complicada y la agarró a título personal. Si hay una posibilidad de concursar a algún puesto dentro de la U, una es tachada por no seguir la línea que él desea en la parte personal”, comentó.

“Muchas personas no hablan o callamos por miedo a represalias, sobre todo, porque la situación la agarra a título personal, no ven el desempeño. El hecho de que haya pasado determinada situación personal imposibilita la posibilidad de ascenso, aunque en otros casos más bien incrementa las posibilidades”, indicó.

Una compañera suya, quien pidió la reserva de la identidad, asegura que esto está sucediendo.

“A ella la tiene acosada. Él le hace la vida de cuadritos. Juega con su poder y con su puesto, cambia el perfil de los concursos y acomoda en las plazas a personas de sus círculos para que lo protejan”, expresó.

“Él tenía una relación con una estudiante de Agronomía y con otra estudiante de Derecho que se pasó a la sede Rodrigo Facio”, agregó.

Paro estudiantil

La Asamblea de Estudiantes de la sede de Guanacaste votó este lunes, de manera unánime, para pedir la destitución de Édgar Solano. Este grupo será representado por varios alumnos que pedirán unos minutos ante la Asamblea de la sede, en donde los profesores discutirán el tema de la violencia sexual.

Los estudiantes iniciarán un paro de lecciones a partir de las 3 p.m. este miércoles, con el fin de hacer presión para que la Asamblea destituya a Solano.

Los alumnos también pedirán a la Vicerrectoría de Docencia la posibilidad de descentralizar el sistema de denuncias por acoso. Actualmente, quienes sufren una situación de acoso sexual, deben presentar su denuncia en San José. También pedirán acompañamiento legal y psicológico para las denunciantes de Guanacaste.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/relaciones-sexuales-con-estudiantes-y-acoso-a-funcionarias-testimonios-contra-el-director-de-ucr-guanacaste/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments