País

Recope apela última fijación de precios de combustibles

A pesar de que la rebaja determinada por Aresep fue milimétricamente superior a la anunciada por la Refinadora, reclama errores al tomar en cuenta el tipo de cambio del dólar.

Este jueves la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) informó que presentó un recurso de revocatoria con apelación en subsidio contra la última fijación del precio de los combustibles realizada por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

El alegato de Recope se basa en el cálculo de la variación de los precios del dólar en el periodo comprendido para la fijación extraordinaria de los precios de los combustibles correspondiente a octubre, que va del 14 de setiembre al 13 de octubre.

Concretamente, el recurso firmado por Karla Montero, gerente general de Recope, apunta que el Banco Central (BCCR) no reportó tipo de cambio para los fines de semana comprendidos en ese periodo, pero que la Aresep “agregó tipos de cambios en los días no hábiles, lo que da como resultado un valor promedio diferente al que se obtiene de la información proveniente de la fuente, es decir, del BCCR”.

La fijación de precios hecha por la Aresep y divulgada el lunes, determinó una rebaja de ¢56 por litro en la gasolina superior, de ¢43 por litro en el diésel y un aumento de ¢28 en la gasolina regular. Con ello, los precios quedaron en ¢795 la gasolina súper, ¢839 la regular, y ¢824 el de diésel.

Es de notar que la información divulgada por Recope antes de la fijación mencionó una nueva rebaja de ¢55 en la gasolina súper y de ¢42 en el diésel.

Cambio de estrategia

Desde la Aresep se señaló que “producto de cambios en la estrategia de compras utilizado por Recope, la gasolina regular experimentará un aumento de ¢28 por litro, provocando una situación atípica: que el precio de la gasolina regular será mayor que el de la gasolina superior; dicha relación de precios interna es contraria a la relación de precios internacionales”.

Un día después, mediante un video el presidente ejecutivo de Recope, Juan Manuel Quesada, celebró que “por fin se haya aprobado la rebaja de los combustibles de este mes” porque “va a traer alivio al bolsillo de los costarricenses”.

El funcionario calificó las críticas de Aresep como “cuestionamientos infundados” y dijo que la estrategia de compras de Recope hace que la gasolina súper sea más accesible.

En todo caso, ni el video de Quesada ni la apelación presentada el día de hoy se refieren a la muy seria acusación hecha por Aresep de que “lo que ha sucedido en Costa Rica debe ser entendido como una distorsión; es decir, una situación atípica en donde los precios internos de los combustibles invierten la relación de precios que a nivel internacional no ha cambiado”, pues la gasolina súper resulta más barata que la regular.

De acuerdo con un informe de la Intendencia de Energía, basado en los datos provistos por Recope, la Refinadora cambio su estrategia para “comprar embarques completos en días diferentes”. La gasolina súper (o RON 95) fue comprada entre el 12 y 14 de setiembre, cuando su precio internacional rondó $107,87 por barril; mientras que la gasolina regular (o RON 91) fue comprada entre el 4 y 6 de octubre, momento en que su precio había alcanzado unos $123,32 por barril, debido a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) tras una reunión de la denominada OPEP Plus (que integra a 10 países que no son miembros regulares) acordó un recorte importante a la producción.

Por ello desde Artesep se aseveró que “resulta evidente que si Recope hubiese mantenido la estrategia de comprar las gasolinas el mismo día, aunque fuesen embarques separados y más grandes, no existiría esta distorsión. Por ello la Intendencia de Energía, en el marco del proceso del programa de evaluación de calidad, cantidad y precio, estará realizando una fiscalización del comportamiento del mercado”.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido