¿Qué pidieron las alcaldías en la reunión con Gobierno sobre COVID-19?

Apertura generalizada de negocios, aunque con restricciones de capacidad, y una restricción vehicular más amplia figura entre las peticiones de alcaldes y alcaldesas.

Una reapertura económica más amplia y la posibilidad de extender el permiso de circulación vehicular son las dos peticiones generales que las municipalidades presentaron este jueves al Gobierno, en medio de las negociaciones por las medidas para enfrentar la COVID-19.

En el encuentro, llevado a cabo en Casa Presidencial, participaron representantes de los Gobiernos Locales, el presidente de la República, Carlos Alvarado, la presidenta Ejecutiva del Instituto para el Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), Marcela Guerrero, y el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexánder Solís.

Según conoció UNIVERSIDAD los alcades y alcadelsas plantearon la posibilidad de dar apertura para la mayoría de los negocios en todos los sectores, manteniendo un límite en su capacidad permitida, pero funcionando durante toda la semana y a nivel nacional.

De esta forma, locales como restaurantes, salones de belleza, cines y tiendas de todo tipo estarían habilitados para atender público, con capacidad reducida. Los negocios que no entrarían en esta solicitud son aquellos que por sus características no permitan el distanciamiento entre clientes.

Además, la intensión de los gobiernos locales es que se permita hacer uso de espacios para actividades deportivas, como gimnasios, parques y piscinas, con las regulaciones promovidas por el Ministerio de Salud.

Con respecto a la restricción vehicular se propuso que empiece a regir entre las 8 o 10 de la noche, o, en su defecto, que sea efectiva una hora después del horario de cierre establecido para los negocios, de forma que se dé mayor libertad para volver al hogar después de visitarlos.

El deseo de las alcaldías es que el país pase, en su totalidad, a una alerta amarilla y que, en casos extremos, las zonas naranjas sean definidas por distritos y no por cantones, como se hace actualmente. Estas propuestas, eso sí, mantienen vigilancia estricta sobre la capacidad máxima de ocupación y distanciamiento entre las personas.

La intención es que las medidas empiecen a regir el 22 de agosto, una vez que pasen los 12 días de cierre anunciados a principio de mes.

Según trascendió, es posible que el presidente Carlos Alvarado se refiera a estas posibilidades, y cuáles se aplicarían, en la conferencia de actualización COVID de este sábado.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments