Pandemia Covid-19

PUSC, Nueva República y Restauración Nacional reúnen 15 votos para frenar convocatoria de plan contra usura

Diputados David Gourzong y Welmer Ramos pidieron que Presidencia incluya la baja política de intereses crediticios dentro de la agenda del coronavirus; opositores argumentaron que convocatoria no le “incumbe” a congreso

El proyecto contra la usura (20.861) volvió a dividir al congreso, esta vez durante la mitigación económica de la pandemia de coronavirus (Covid-19). 31 diputados aprobaron una moción para que el proyecto sea votado en el congreso.

David Gourzong (Partido Liberación Nacional) y Welmer Ramos (Partido Acción Ciudadana), los dos diputados que presentaron el proyecto de ley, pidieron al Poder Ejecutivo incluir el tema de usura crediticia en la agenda económica para la emergencia. La moción fue escrita por el despacho del diputado Gourzong.

Este miércoles, la moción fue discutida en el plenario, con oposición del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Nueva República, Restauración Nacional y el diputado independiente Erick Rodríguez. Juntos, estos bloques sumaron 15 votos para oponerse a la moción de convocatoria del proyecto.

“Este un asunto que le incumbe al Ejecutivo, no es un asunto que nos incumba a nosotros”, argumentó la diputada María Inés Solís (PUSC), quien recibió el respaldo de esas otras curules.

El proyecto contra la usura establece topes políticos para los intereses que cobran diversas entidades de crédito. Inclusive, aseguran los diputados, aquellas que son informales y no están supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras, Sugef. De entrar a regir, el proyecto beneficiaría las readecuaciones de crédito que están ofreciendo bancos públicos y privados.

El trámite del plan fue lento durante enero y febrero, por la oposición de diputados que querían mantener alto el tope límite.

El proyecto de ley recibió un dictamen favorable desde el pasado 20 de febrero y se aprobó un tope general del 39%. Con este porcentaje se puede votar en el plenario. Sin embargo, desapareció de la agenda legislativa el 16 de marzo, para darle paso a una agenda económica de emergencia que respondiera a la pandemia.

Los diputados que respaldaron vocalmente a Gourzong y Ramos fueron la independiente Zoila Volio; José María Villalta (Frente Amplio); Franggi Nicolás y Daniel Ulate (ambos del PLN).

Según la lista que publicó la diputada Laura Guido en Twitter, los diputados que votaron en contra pertenecen a Nueva República (Ivonne Acuña, Harllan Hoepelman, Carmen Chan, Jonathan Prendas, Ignacio Alpízar y Nidia Céspedes); Restauración Nacional (Carlos Avendaño); Partido Unidad Social Cristiana (María Inés Solís; Pedro Muñoz; Pablo Heriberto Abarca; Erwen Masís; Rodolfo Peña Flores; Óscar Cascante). También votó en contra el independiente Erick Rodríguez y Otto Roberto Vargas (Partido Republicano Social Cristiano).

En la votación, se consignó como en contra el voto de Xiomara Rodríguez (Restauración Nacional). No obstante, según quedó el registro de video, Rodríguez se levantó para votar, tras una breve discusión con el diputado Eduardo Cruickshank. La diputada pidió que se consigne su voto a favor en el acta de la sesión.

¿Qué dicen los promotores del proyecto contra usura?

Gourzong y Ramos conversaron con UNIVERSIDAD esta mañana sobre la moción que, además de las suyas, lleva otras seis firmas de diputados. Pese a que no responde a un trámite formal,  fue una petitoria de orden político.

Gourzong explicó que el objetivo de la votación era “decantar” las inclinaciones de los diputados en el congreso, en tanto, muchos de ellos han sido ambivalentes sobre opinar acerca del proyecto de usura.

“Este es el momento de convocar a la Asamblea Legislativa para que le diga al Presidente que por qué retiró el proyecto, quién lo presionó para retirar al proyecto si estaba en sesiones extraordinarias, si estaba el dictamen de la comisión”, afirmó Gourzong a UNIVERSIDAD.

“Si estamos ayudando a los sectores empresariales, a los sectores de pequeñas y medianas empresas, de Zonas Francas, que apoyemos también a los trabajadores más vulnerables de este país. Detrás de cada trabajador hay una familia. El recurso más importante de cualquier empresa son los trabajadores”, añadió el diputado liberacionista.

Ramos, por su parte, urgió la ley contra la usura para controlar los intereses que siguen pagando las personas que han perdido estabilidad en sus ingresos.
“Los usureros están capitalizando los intereses dentro de los créditos, hace que la bola de la deuda crezca de manera exagerada, aprovechándose de la necesidad que perdió el empleo o que los ingresos se fueron a cero. Están haciendo clavos de oro”, dijo Ramos.

¿Quiénes hablaron en contra de la moción?

María Inés Solís, cojefa del PUSC
“Nosotros nos quejamos cuando el Ejecutivo se quiere meter en los asuntos nuestros de la Asamblea Legislativa. Aquí estamos haciendo exactamente lo contrario aprobando con esta moción: estamos metiéndonos en los asuntos que le incumben al Ejecutivo en estas sesiones extraordinarias, que es la convocatoria de esta agenda. Como punto dos, me parece muy peligroso que abramos el portillo de que cada diputado venga a presentar las mociones para que el Ejecutivo convoque sus proyectos, que considera que son sus proyectos estrella. Cada uno de nosotros tiene proyectos que tiene intereses de presentar y que considera que pueden ayudar en esta crisis”.

Erwen Masís, PUSC
“Yo estoy en favor en el fondo del proyecto y de la nobleza que inmerso tiene este proyecto para los costarricenses, pero por la naturaleza este no es un proyecto que surge en esta emergencia, ver ese proyecto y las complejidades que este proyecto tiene va a representar un peligro para la estabilidad del procedimiento que estamos llevando.

Abre una puerta peligrosa porque entonces yo mañana quisiera presentar, o en la próxima sesión quisiera presentar varias mociones de proyectos que yo considero importantes para combatir la emergencia, y posiblemente todos ustedes tengan proyectos que consideren muy importantes para poder combatir la emergencia, pero ese no es el orden que se estableció; el orden que se estableció es que los jefes de fracción indiquen cual va a ser los proyectos que vamos a ver y además de eso es competencia exclusiva del Poder Ejecutivo la convocatoria en procesos extraordinarios, me parece incluso una intromisión.

«No le resto un solo mérito al proyecto en el fondo, lo voy a votar a favor cuando se vea aquí, lo he manifestado así a los diputados proponentes, pero el procedimiento que están desarrollando o que pretenden desarrollar es muy riesgoso para la estabilidad en lo que estamos.

«Estamos abocados exclusivamente a ver temas de la emergencia y les pediría por favor que por el orden y por la responsabilidad que esto tiene que lo sigamos manteniendo de esta manera”.

Erick Rodríguez, independiente
“Hago mías las palabras de Beto Cañas que decía que aquí solo hace falta poner un artículo en la Constitución Política que diga que se prohíbe la pobreza y con eso resolvimos el problema de la pobreza en Costa Rica. Creen que todo se arregla con leyes y esa es la realidad que estamos viviendo.

«Estar convocando proyectos por intereses, para ver quién se echa el asunto y decir que soy yo quién lo presenté, es un asunto de egos que nada bien le hace al país. Las decisiones, como está, se tienen que tomar en el seno de una discusión y no a las carreras, cómo se está haciendo”.

Ivonne Acuña, Nueva República
“Es de corte del Ejecutivo el poder decir y decidir cuáles son los proyectos que se discuten aquí, en sesiones extraordinarias. Tenemos, todos, proyectos de ley de los que estamos seguros que traerían alivio económico a las familias costarricenses en tiempos como los que estamos viviendo, que hemos presentado, y hemos solicitado de forma respetuosa con oficios y comunicaciones con los señores ministros, que sean convocados en sesiones extraordinarias. Traer aquí, a este parlamento, una moción para brincarse ese proceso de diálogo, negociación y consenso, en el que este parlamento ha sido referente es improcedente”.

Jonathan Prendas, Nueva República
“Tenemos que estar concentrados en lo que nos amerita para la crisis. Hay que recordar que este proyecto no es retroactivo, por lo que todos seguirán pagando la misma tasa de interés que se paga ahorita. Esto es a futuro. Me parece que no aplica en la coyuntura en la que estamos”.

Melvin Núñez, Restauración Nacional (votó a favor)
“Lamento tener que votar en contra esta moción, pero tengo que ser muy entendido. Tenemos que ser consecuentes con la manera en la que se ha venido sesionando. Aparte de eso, muy creativos en medio de esta conyuntura de emergencia. Respeto la labor que están haciendo los jefes de fracción. Quiero decirles a don David Gourzong y don Welmer Ramos que tienen mi apoyo, es un proyecto que vale la pena y que el Ejecutivo haga su trabajo y lo convoque. Va a ser algo que va a beneficiar a muchos costarricenses.

Lamento que se dé esta votación en contra, pero hay que hacerlo también por un asunto de procedimiento y respetar la labor que todos están haciendo en un compromiso país”.

Nota de la redactora: Este artículo fue modificado el jueves 2 de abril, a las 13:08 p. m., para incluir la declaración completa del diputado Erwen Masís de forma contextualizada, a solicitud del señor diputado. 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments