Puerto Caldera está colapsado y el Incop negocia liberarlo de su actual concesión

Las proyecciones de carga de la actual concesión del Puerto de Caldera que inició en_2006 fueron superadas hace tiempo, mientras que al contrato le restan todavía siete años de vigencia sin que se puedan agregar nuevas obras que_alivien su colapso.

Mientras todos los ojos parecen estar puestos en los primeros pasos y tropiezos de la nueva Terminal de Contenedores que administra APM Terminals en la costa del Caribe, en el Pacífico hay un puerto que colapsa en silencio, atrapado por una concesión a la que le restan todavía siete años de vigencia.

El Puerto de Caldera, ubicado el cantón de Esparza, se encuentra desde el 2006 bajo la administración de la Sociedad Portuaria de Caldera SPC S.A., bajo el modelo de concesión por 20 años; mientras que a la Sociedad Portuaria Granelera de Caldera SPGC S.A. se le adjudicó un contrato de concesión de obra pública para la construcción y operación de una terminal dedicada a la importación de granos.

Tanto expertos consultados por UNIVERSIDAD, como el propio presidente ejecutivo del Instituto Costarricense del Pacífico (Incop), Juan Ramón Rivera, señalan que el actual puerto en Caldera está colapsado y sin opciones de grandes mejoras a menos de que se “haga algo” con el contrato actual.

En entrevista con UNIVERSIDAD, Rivera aseguró que actualmente se encuentran en un proceso de negociación y estudios en la parte técnica, legal y financiera, con el fin de determinar cuál sería la mejor opción para mejorar el puerto de Caldera.

Una de las opciones es negociar una ampliación y mutación del actual contrato de administración a uno de construcción de obra pública, pues la concesión vigente desde 2006 –en el caso del muelle de carga- permite al concesionario solamente brindar el servicio, pero no realizar mejoras a las instalaciones.


VER NOTA

Comercio costarricense paga caro el colapso de Puerto Caldera


“El contrato actual del muelle de carga general es un contrato de concesión de obra de servicios, es un contrato que no permite obras de infraestructura, ese contrato es solo de operación, entonces obviamente ahí hay que hacer una obra civil importante, entre los $150 o $100 millones, ya en este momento y tal vez otros $100 millones en unos 5 o 6 años, y ese contrato no lo permite”, explicó Rivera.

“Pero además, ese contrato por ley solamente puede ampliarse hasta 30 años y probablemente ese plazo no sería suficiente para amortizar la obra, pero de todas formas esa figura no permite ejecución de obra civil, entonces habría que buscar otra figura”, añadió el presidente del Incop.

En el caso del llamado “Puerto 4” o Terminal Granelera, la figura bajo la cual está concesionada sí permitiría una modificación, en caso de que se requieran nuevas obras, pero de todas formas el Incop busca una vía que no implique el pago de una indemnización al actual concesionario por los años que le restan al contrato.

En este sentido, en diciembre de 2018, Casa Presidencial registró una visita de representantes del concesionario de Caldera al presidente de la República, Carlos Alvarado, para presentarle una propuesta de inversión por $150 millones para mejorar las condiciones del puerto, con la consiguiente extensión y mutación del contrato actual.

Esta propuesta incluye una serie de obras como aumentar la profundidad de los puestos de atraque a 16 metros, lo que permitiría recibir en Caldera barcos de mayor tamaño.

También sugiere una mejora en los patios del puerto, al que se le realizaría una renovación del sistema eléctrico para aumentar la capacidad de almacenamiento, la construcción de silos para hacer más eficiente la descarga de los buques graneleros y la ampliación de las entradas al puerto.

Otra de las obras planteadas es la eliminación de una bodega ubicada frente a la línea de atraque, que corresponde a las necesidades del puerto cuando la carga se manejaba en tarimas, y que por tanto, ya no tiene la misma utilidad.

Finalmente, el concesionario ofrece equipar el puerto con grúas pórticas STS y RTG de última generación para la operación de más eficiente del puerto.

PLAN MAESTRO

Sin embargo, la propuesta de la Sociedad Portuaria de Caldera deberá quedarse a la espera de que se termine el Plan Maestro Portuario del Litoral Pacífico, contratando a la empresa holandesa Arcadis en sociedad con la costarricense Camacho y Mora, que se paga mediante fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Hemos estado esperando a que se termine el plan maestro, porque la verdad nos interesa más adecuarnos al plan maestro que a las propuestas del concesionario, porque el plan está hecho por una empresa independiente”, aseguró Rivera.

Rivera insistió en que esperarán a que el plan maestro esté listo, probablemente a inicios de junio, para tener claros los parámetros de negociación con el concesionario y procurar que las propuestas de ampliación respondan a ese estudio que ya contrató el Estado costarricense.

Sobre la presentación de la propuesta de ampliación que se realizó ante el presidente de la República, Carlos Alvarado, durante el mes de diciembre, Rivera descartó que esto implicara algún tipo de compromiso o adelanto de criterio sobre lo que finalmente se hará con el puerto.

“En lo absoluto, no hubo una presentación formal, se le presentó en grandes rasgos al presidente qué era lo que ellos (la concesionaria) estaban proponiendo, cuando esperaban ellos. El presidente dijo que el puerto hay que modernizarlo y que se hagan las mesas de negociación”, indicó el jerarca de Incop.

“Ellos (el concesionario) nos indicaron que les gustaría presentarle al presidente la propuesta para conocer la voluntad política del gobierno de poder ampliar el puerto”, añadió Rivera.

UNIVERSIDAD quiso conocer el criterio de la Sociedad Portuaria de Caldera, sin embargo, su gerente, Ricardo Ospina, indicó que al momento de la consulta se encontraba enfermo y él es el único vocero autorizado para dar declaraciones, por lo que solicitó que se realice la entrevista posteriormente.

El director ejecutivo de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Andrés Gamboa, recordó que Costa Rica ocupa el puesto 89 de 140 países en el Índice de Competitividad Global, y si bien esperan una mejora con la Terminal de Contenedores de Moín, es clara la importancia de mejorar el puerto en el Pacífico, sobre todo por la conexión comercial con Asia.

“Asimismo requerimos que paralelamente a esta modernización, se ejecute la ampliación de la ruta 27 que conecta con este importante puerto, dado que esta vía ya superó los requerimientos del sector exportador y de la población en general, por lo que requerimos sea mejorada para incrementar el desarrollo y el crecimiento nacional”, dijo Gamboa.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/puerto-caldera-esta-colapsado-y-el-incop-negocia-liberarlo-de-su-actual-concesion/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments