¿Hay reforma fiscal?: Todo está en manos del PLN y del PUSC

Ambas bancadas analizarán entre hoy y mañana, con una mayor flexibilidad, si dan vía rápida a la reforma paliativa del Gobierno.

Los 38 votos necesarios para dar una vía rápida al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Fianzas Públicas (expediente 20.580) siguen en el aire; sin embargo, parecen ahora un poco más accesibles, ante el anuncio de cierta “apertura” por parte del Partido Liberación Nacional (PLN) y del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Con el apoyo de esas dos bancadas y la oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) se sumarían los 38 diputados necesarios; a los que habría que añadir el voto de algunos congresistas como Abelino Esquivel, Mario Redondo y el presidente legislativo, Gonzalo Ramírez.

Estas fueron las principales conclusiones de la reunión entre el Legislativo y el Ejecutivo de esta mañana, un encuentro a puertas cerradas en el que —por más de dos horas —jefes de fracción, representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los altos mandos de Hacienda y la Presidencia, que se reunieron para analizar, una vez más, la situación fiscal del país.

En el caso del PLN, la jefa de fracción Karla Prendas fue la primera en indicar que todavía no están los 38 votos completo, incluidos los de su propia fracción; sin embargo, afirmó que “analizarán la viabilidad política” de dar el apoyo, tomando en cuenta la situación fiscal del país. La decisión, según indicó, estaría lista este martes.

Por su parte, el jefe de fracción del PUSC, William Alvarado, comentó que ya no será una condición la aprobación de la regla fiscal constitucional, aunque sí conversarán con los candidatos presidenciales que siguen en pugna para analizar si se darán o no continuidad a la iniciativa estrella de su partido.

Los ocho votos del PUSC son claves para una posible alianza con el PLN y el PAC, que suman 30 de los 38. Dependiendo de esa apertura “pensaríamos en dar los votos”, dijo Alvarado.

Descartados están los ocho votos en pleno del Frente Amplio y los tres del Movimiento Libertario, que ya presentaron su negativa, los primeros por considerar la propuesta regresiva y los segundos porque no consideran que sea “la única vía para incrementar los ingresos”, según dijo la propia diputada Natalia Díaz.

No obstante, con la apertura del PLN y del PUSC se abre una pequeña rendija para el entrabado proyecto fiscal, cuyas negociaciones ya miran de reojo la ‘vía rápida’ como su última posibilidad para ser aprobado.

Lea también: Proyectos fiscales quedan en cuidados intensivos

La diputada Alexandra Loría, que suple a Fabricio Alvarado por el Partido Restauración Nacional (PRN), también votaría favorablemente la iniciativa; tomando en cuenta que el candidato presidencial ya mostró su total apertura a la iniciativa.

La reunión se desarrolló a puertas cerradas y los resultaros se comunicaron según fueron saliendo los diputados; posterior a lo que se realizó una conferencia de prensa en la que participaron el presidente del Congreso; el vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas; el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro; y el viceministro de esa misma cartera, Luis Paulino Mora.

El encuentro

Sobre los resultados del encuentro, el ministro Alfaro manifestó que notaron cierta “apertura” de los diputados, por lo que confían en concretar los 38 votos, aunque también afirmó que siempre es difícil asegurar el resultado de una votación legislativa.

“Constatamos que hay apertura de los diputados de las diferentes fracciones a entender de qué se trata el proyecto y sus alcances, nos pareció que si bien hay algunas fracciones que no están de acuerdo, los 38 votos podrían conseguirse aún sin ellos, que de todas formas sabíamos de antemano que no votarían una vía rápida”, dijo.

Por su parte, Gonzalo Ramírez reiteró su discurso de las últimas semanas, y aseguró que ahora todo quedará en manos de la Asamblea, que deberá tomar una decisión a más tardar la próxima semana, fecha límite según el viceministro Mora.

“La construcción de los votos tendrá que hacerse con algunas fracciones que han mostrado interés, en el sentido de tener una responsabilidad con el tema fiscal, para el que esperamos la respuesta de los partidos como el PLN, el PUSC y algunos otros compañeros, asumiendo que el PAC está completo”, afirmó.

Costa Rica registra actualmente un déficit fiscal del 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB) que apunta a un 7,1% de la producción este año; aunado a una deuda pública que ya roza el 50% del PIB y podría crecer cerca de diez dígitos en los próximos dos años, si no se estabiliza el desequilibro entre gastos e ingresos.

Para solucionar el problema estructural, que se intensificó desde la crisis del 2008, el país necesita ahora cerrar como mínimo su déficit primario (sin intereses), suma que alcanza poco más de tres puntos del PIB.

Lea también: “Espero que la gente se percate de que es urgente”Sin reformas, el BCCR estima déficit del 7,1% del PIB en 2018

Por este motivo, el Ejecutivo estima insuficiente pero necesario el proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas; cuyas disposiciones ayudarían a contener el desbalance entre un 1,5% y un 1,8%, según distintas estimaciones.

En caso de aprobarse este proyecto, el vicepresidente Fallas estimó que el próximo Gobierno debería entonces intensificar sus labores desde su misma entrada, pues “lo ideal” es fijar metas para aprobar proyectos claves en reactivación económica, recorte del gasto y construcción, con “una agenda balanceada de agenda fiscal y crecimiento”.

Al respecto, la Presidencia asegura que su proyecto es el único que permitiría girar recursos frescos al Estado en un corto plazo; de modo que sirva como medida paliativa que oxigene sus arcas mientras se logra una reforma estructural el alcance necesario.

Según el presidente legislativo, la idea sería votar la vía rápida esta semana “lo antes posible”, una vez se construyan los acuerdos rqueridos.

Lea también: La última esperanza del Gobierno para sus proyectos fiscales (contenido de los proyectos)

Para aplicar el artículo 208 bis del Reglamento Legislativo y aplicar una “vía rápida” al proyecto de ley, resulta imprescindible el apoyo de al menos 38 diputados que voten favorablemente una moción para dar trámite al movimiento.

La vía rápida permite poner fechas límites a las discusiones y a las votaciones de las iniciativas, motivo por el que el Gobierno estima como una clave la aplicación del procedimiento especial a sólo diez semanas (incluida Semana Santa) de finalizar sus labores la actual Administración.

Las posiciones

Karla Prendas (PLN): “Nosotros teníamos sugerencias, el proyecto como está es muy liviano para el esfuerzo que se está haciendo y no va a resolver cualquier cosa, pero ya no vamos a discutir contenidos, eso es imposible a ocho semanas de terminar un periodo constitucional. Ese tema es inviable materialmente con otros temas. Aquí lo que queda es buscar una viabilidad política, vamos a tener reuniones con los candidatos, si están los votos lo sabremos mañana, ahora no lo tengo claro, tenemos que ver compromisos con contención del gasto, el crecimiento de la deuda, una agenda fiscal o pensiones del Poder Judicial, una hora para cada uno”.

William Alvarado (PUSC): “Lo que hemos dicho es que estamos de acuerdo en entrarle al déficit, sé que la reforma constitucional va a ser difícil que pase, pero insistimos en el tema del compromiso que debe tener los nuevos diputados y el nuevo presidente en el tema del gasto. Vamos a conversar con los dos candidatos para ver qué proponen en eso, la propuesta planteada es paliativa. Queremos establecer el compromiso con la regla constitucional. Ahora vamos a tener conversaciones y medir eso”.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/proyecto-fiscal-esta-las-manos-del-pln-del-pusc/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments