Próximas dos semanas serán claves para aplanar la curva de contagio de COVID-19

Ciudadanos deben entender que un sistema de salud saturado no puede responder a una emergencia sanitaria, de ahí que es urgente respetar lineamientos nacionales de prevención.

Con el auge de las redes sociales y la circulación de gran cantidad de información –mucha verídica y otra falsa– es importante que la población entienda que las próximas dos semanas son vitales para evitar un contagio masivo del Coronavirus COVID-19, sin embargo, esto no implica que después de ese período el país estará liberado de la enfermedad.

Así lo confirmó en entrevista con UNIVERSIDAD la Dra. María Luisa Ávila, pediatra infectóloga y exministra de Salud, quien enfatizó que el virus no es mortal pero sí de alta infección y que, si el país se expone a un pico muy elevado, el contagio de las personas que presentan riesgos sí podría aumentar.

Al cierre de esta edición en el país se contabilizaba un total de 50 personas contagiadas con COVID-19 y 720 casos descartados. Además, el Gobierno emitió la orden del cierre total de centros educativos hasta el 13 de abril y solicitó a las personas que, en la medida de lo posible, se quedaran en sus casas y salieran solamente para trabajar o atender las diligencias indispensables.

También se giró una directriz de que todas las personas del sector público que cuenten con las condiciones para hacerlo realicen teletrabajo; asimismo, instaron a las empresas privadas a que implementen esta medida.

La Dra. Ávila explicó que las próximas dos semanas de distanciamiento social son esenciales porque permitirían aplanar la curva de contagio, esto significa que no serán tantos los casos que deberán atenderse de una sola vez.

Si se diera un pico muy elevado de contagios, sobre todo en personas que tienen riesgos, como adultos mayores con diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares o respiratorios, eventualmente se saturarían los servicios de cuidados intensivos con ventilación mecánica y el país se quedaría sin capacidad de atender a todos los infectados.

“Estas dos semanas lo que pretenden es aplanar esa curva de contagio, hay que tener claro que no es posible evitar del todo que la gente se infecte, pero sí que la cantidad de personas infectadas no se presenten al mismo tiempo, sino que sean lentamente. Además, hay que recordar que los centros hospitalarios tienen que seguir atendiendo a las personas que se enferman de otras cosas, hay que hacer operaciones y cuidar a hospitalizados”, explicó la experta.

Transmisión del virus

“Se trata de un virus de transmisión aérea, es decir se contagia a través de gotas de saliva que contienen el virus, cuando una persona estornuda o tose. El virus no se queda en el aire, sino que cae y, dependiendo de la superficie, la humedad y calor, puede resistir mucho tiempo. Si otra persona toca la superficie y se lleva sus manos a la nariz o se restriega los ojos podría contagiarse”, detalló la especialista.

Entonces, el método más eficaz para transmitir el virus es el contacto directo entre personas, por eso indican que no se abrace, no se bese y se mantenga a distancia prudente de las personas.

Otro elemento que ha circulado mucho en redes sociales es el nivel de contagio en personas de distintas edades, y plantean que los niños y jóvenes prácticamente no tienen síntomas con el COVID-19.

La Dra. María Luisa Ávila, pediátra infectóloga y exministra de Salud Pública explicó que quedarse en casa es para evitar un aumento desmedido de contagios y no saturar el sistema de atención de salud. (Foto: Katya Alvarado).

Ante esto, la experta recordó que se trata de un virus nuevo, que tiene solamente tres meses de conocerse, pero que en efecto los reportes preliminares plantean que es menor la tasa de infección en pacientes pediátricos, menores de 15 años y en gente joven el cuadro es más leve. Aunque siempre puede darse alguna condición particular en el menor o adolescente que implique una complicación de la enfermedad.

Además, definitivamente, las personas mayores de 60 años, con factores de riesgo como enfermedades crónicas, tienen más posibilidades de verse afectadas y su contagio puede ser mortal.

Se calcula que cuando una persona empieza a tener tos seca y estornudos es cuando comienza a contaminar más eficientemente a otros, pero esto no significa que no pudiera contaminar antes, eso depende de la cercanía.

Se sabe que una vez iniciados los síntomas es posible transmitir el virus hasta 14 días después, por esa razón la cuarentena de las personas enfermas se establece durante ese período.

“Realmente creo que tenemos un sistema de vigilancia muy sólido y nuestra capacidad como país de identificar los primeros casos y su cadena de transmisión ha sido esencial. Mucha gente ha cuestionado por qué no se suspendieron clases y cerraron fronteras desde el inicio, pero es importante que la gente entienda que cada nación tiene un avance epidemiológico diferente y las medidas se toman acorde al avance, pues malas decisiones pueden causar otras problemáticas, como desempleo o desbalance social, pues las mamás no tienen quien cuide a los niños”, concluyó.

0 comments