País Siname, Undeca y Siprocimeca:

Profesionales de la salud piden al Gobierno que endurezca restricciones sanitarias

Peticiones de gremios se dan ante el aumento de los casos y hospitalizaciones por COVID-19, y el llamado a tomar medidas por parte de los directores de los centros médicos. 

El Sindicato de Médicos Especialistas (Siname), la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca) y el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas (Siprocimeca) coinciden en que es necesario que se endurezcan las restricciones sanitarias.

La petición de los sindicatos se da ante el aumento de casos y hospitalizaciones que enfrenta actualmente el país, y ante el llamado de los directores de hospitales públicos a que se se tomen medidas. 

De acuerdo con el presidente del Siname, Mario Quesada, es necesario acelerar el proceso de vacunación en el  país e implementar restricciones sanitarias congruentes con la situación epidemiológica actual. 

A esto se suma que el Gobierno valore una nueva suspensión del ciclo escolar, que acepte la ayuda de los distintos sectores que quieren colaborar en la atención de la emergencia, y recapitalizar la CCSS, entre otros. 

Quesada tajantemente agregó que “el Gobierno ha politizado el manejo de la pandemia”, desencadenado la saturación hospitalaria. Para él, las decisiones que ha tomado el Gobierno no están apegadas a la medicina, ni en criterios técnicos basados en evidencia científica. 

“Prácticamente todas las medidas sanitarias se toman desde Casa Presidencial. Le están dando la espalda al pueblo por una politización de la pandemia”, aseguró.

“Los directores hacen un ‘me lavo las manos’ por las políticas inapropiadas en el manejo pandémico que han llevado a la saturación hospitalaria, y en el momento que se saturen los hospitales de la seguridad social no hay vuelta atrás, los índices de mortalidad se van a disparar y podríamos llegar en cualquier momento al caos que vivieron países de América del Sur como Ecuador o Perú”, agregó.

Quesada destacó que la vacunación en el país va lenta, y que esto va de la mano de una flexibilización de medidas por parte del Poder Ejecutivo. Además criticó a la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de no dar las herramientas necesarias a los gerentes de la institución, y al Gobierno por no querer escuchar a los distintos sectores. 

Restringir movilización

Por su parte, el secretario general adjunto de Siprocimeca, Octavio Argueta, externó su preocupación por la situación sanitaria que atraviesa el país e hizo un llamado a las autoridades a restringir la movilidad de la población.

“Las cifras de ayer demuestran cómo van en alza los contagios y las muertes. Para nosotros es momento de tomar medidas para restringir la movilidad, como se tomaron hace un año. Ya el sistema hospitalario está saturado y no se ve una salida pronta a pesar de la vacunación intensiva que se está haciendo”, indicó Argueta. 

El secretario general adjunto agregó que las autoridades debieron pensar desde hace semanas que este fin de semana sería largo, pues la eliminación de la restricción vehicular diurna más bien provocará un aumento en los contagios debido a la movilización de la población. 

“Hay que tomar medidas. Pareciera que se responde más a intereses económicos que de la vida”, aseguró. 

Priorizar la vida

En la misma línea, Undeca envió un comunicado de prensa en el cual demanda a las autoridades priorizar el derecho a la salud y la vida de la población ante colapso hospitalario por la pandemia por COVID-19.

“Ante la gravedad de la saturación que afecta una vez más a los hospitales y otros centros de salud de la CCSS, por el aumento exponencial de contagios por COVID-19, que ha puesto en riesgo la atención oportuna y de calidad de los pacientes enfermos por esta enfermedad y otras patologías, donde se hospitaliza una persona por esta enfermedad cada 10 minutos y se han contagiado miles de trabajadores de la CCSS, poniendo en condición de vulnerabilidad a toda la población, Undeca demanda al presidente de la República, al Ministro de Salud y a la Comisión Nacional de Emergencias, entre otros, tomar las medidas y acciones para proteger el derecho a la salud y la vida de todos los ciudadanos”, señalaron

El Sindicato externó que cada día la institución tiene menos disponibilidad de recursos humanos, insumos, equipos y capacidad operativa y que el personal de Salud se encuentra fatigado debido a las exigentes jornadas laborales, el estrés y el desgaste emocional, el retraso en los pagos de salarios, entre otros.

De acuerdo con Undeca, las autoridades deben anteponer los intereses de la colectividad, sobre las presiones internas y externas que persiguen el lucro, evitando más muertes, discapacidades y otros costos humanos, que afectan la estabilidad de la CCSS y la calidad de vida de las familias y comunidades.

El pasado jueves el gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, presentó su renuncia alegando motivos personales, familiares y profesionales. Su renuncia precisamente se da en uno de los momentos más críticos de la pandemia.

Para ese mismo día (último corte) el Ministerio de Salud registró 2.975 nuevos casos de COVID-19, la cuarta cifra más alta desde que inició la emergencia sanitaria en marzo del 2020. Además 1.311 personas se encontraban hospitalizadas, 488 de ellas en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Ir al contenido