Presentan proyecto de ley contra discriminación en campañas políticas

La iniciativa la presentó el oficialista Javier Cambronero, mediante la adición de un artículo al Código Electoral que establezca penas de prisión ante estas conductas.

El diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Javier Cambronero, anunció la tarde de este jueves en conferencia de prensa la presentación de un proyecto de ley para contrarrestar los discursos discriminatorios en las campañas políticas (expediente 20.738) a través de la adición de un artículo 279 bis al Código Electoral, con el objetivo de establecer castigos concretos por actuaciones que fomenten los discursos de odio.

Específicamente, el texto propone que se castigue con penas de entre dos y seis meses de prisión a las personas que  que promuevan “discursos de odio” con fines electorales, ya sea mediante la promoción de la violencia o la discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión o cualquier otra condición social.

Sobre esta iniciativa, el diputado oficialista comentó que “estas elecciones nos han demostrado el peligro de que el fanatismo esté presente en nuestra sociedad”, con discursos peligrosos que atenten contra el sistema político y la sociedad.

En esta línea, destacó que “no podemos permitir que el odio se convierta un criterio para decidir elecciones”, pues “una democracia es válido debatir sobre cualquier tema o idea, pero jamás poner en duda la dignidad o capacidad de alguien por su orientación sexual, su color de piel o cualquier otro aspecto de su individualidad”.

El proyecto además pretende que se aumente la pena de prisión de dos a seis años para las personas que se valgan de creencias religiosas para llamar a estas actitudes, con lo que se buscará mitigar el auge de agrupaciones fundamentalistas.

“Esta reforma pone a tono nuestra legislación, en virtud de que no se pueden invocar motivos distintos a ser costarricenses que viven en democracia, para evitar el odio como influencia que favorezca a un candidato o a un partido político”, explicó Cambronero.

“La mezcla entre religión y política no es conveniente, y en ese particular el reforzamiento de la legislación vigente es necesario”, subrayó.

0 comments