Ministro de Turismo habla sobre balance de su gestión

Mauricio Ventura: Presentamos a Costa Rica como un país completo, no sólo para aventura o naturaleza

Uno de los temas pendientes del sector es la aprobación de una Ley General de Turismo.

El 2018 fue un año importante para el sector turismo. Sobre todo, será recordado como el año en el que se inauguró el Centro Nacional de Convenciones y en el que llegaron al país 2.9 millones de turistas (un 17,14% más que en 2014, cuando comenzó el gobierno).

A lo largo de la administración Solís Rivera (2014-2018), el sector logró reavivar la industria de los cruceros, atrajo nuevas aerolíneas y promovió otros tipos de turismo como el náutico, cultural o de bienestar social.

A pocos días de que Luis Guillermo Solís abandone el cargo, el ministro de Turismo, Mauricio Ventura, conversó con UNIVERSIDAD acerca de las principales tareas durante su gestión, así como de aspectos pendientes que quedarán para quien le suceda como jerarca del sector turismo, como la aprobación de una Ley General del Turismo o la construcción del Aeropuerto Internacional Metropolitano.

 

¿Qué balance hace de la estrategia que se ha utilizado durante su gestión?

Lo que habíamos resuelto, cuando yo entré aquí hace unos tres años, era enfocarnos en una estrategia que yo he llamado el banco de tres patas, que se divide en tres grandes áreas de acción: la conectividad, crecimiento sostenible -que comprende la diversificación de mercado, nuevos productos- y la inversión extranjera.

Tomamos la decisión de posicionar a Costa Rica como destino de reuniones y ser consistentes con el área que hemos llevado adelante, que es el turismo de vacaciones. La base de partida nos la dio el Centro Nacional de Convenciones; lo vimos como una cabeza visible en un área en la que Costa Rica había tenido algunos tímidos esfuerzos, pero eran, más ninguna otra cosa, iniciativas del sector privado.

El Centro Nacional de Convenciones se inauguró hace apenas unos días atrás y el turismo de reuniones apela a un mercado acaparado por países como España, Estados Unidos, Alemania o Argentina. ¿Significa ello una gran dificultad para que el país pueda competir?

No es una dificultad. La idea es que podamos enfocarnos en una región. Hemos tomado la decisión de enfocarnos en América Latina por el tema de la conectividad y de cercanía. Es un área con gran cantidad de congresos y convenciones, de tal manera que nosotros ahora entramos a competir más en América Latina que con el resto del mundo.

¿Haber atraído a nuevas aerolíneas responde a una estrategia pensada para beneficiar al turismo de reuniones?

La conectividad es un tema muy importante; yo digo que si queremos avanzar, tenemos que hacerlo por ahí. El caso de Europa ha sido el más notorio, pues pasamos de un vuelo directo a ocho vuelos directos que nos conectan. Adicionalmente, hemos tenido nuevas rutas que ya estaban en el país y este mismo proceso ha abierto rutas a 12 nuevos destinos. También hay vuelos que ya existen pero que aumentan la cantidad de frecuencias entre un punto y otro.

Más allá de la cantidad, ¿considera que el trabajo con las aerolíneas ha estado a la altura?

Sí, ha habido declaraciones de los altos mandos de las aerolíneas de que nunca han visto un esfuerzo y una coordinación como el que Costa Rica les ha presentado.

¿Ve posibilidad para atraer a Costa Rica más aerolíneas en los próximos años?

Tantas como nosotros hemos traído va a ser muy difícil y también que las condiciones se repitan en esos términos. No visualizo un crecimiento de tantas líneas aéreas en un plazo tan corto.Van a continuar los esfuerzos, pero no necesariamente para abrir mercados hay que traer líneas aéreas con vuelos directos, puede ser con una parada en el camino o con dos o tres. Quedan líneas aéreas en otras partes, en Sudamérica, en Europa misma. Es un esfuerzo que nunca se ha detenido.

Durante estos tres años, ¿a cuáles nuevas relaciones y mercados se ha expandido Costa Rica en el sector turismo?

Nosotros nos habíamos concentrado en los Estados Unidos, que es nuestro principal mercado natural, grande y de alto poder adquisitivo, pero no podíamos quedarnos así. Hemos abierto los esfuerzos hacia otros mercados; el caso de Europa es clarísimo. Sobre todo, es de los cuatro grandes en Europa (Francia, Alemania, España y el Reino Unidos) de donde vienen las nuevas aerolíneas. Hicimos estudios de mejores prospectos que antes solo teníamos en Estados Unidos y Canadá; ahora tenemos en esos cuatro países.

¿Y en América Latina?

Trajimos a la línea aérea LATAM, la más importante de América Latina. Esta ya está volando en esta parte del mundo y no lo había hecho nunca en su historia. También hicimos estudios de mejores prospectos que no se tenían en países como México, Brasil, Argentina, Colombia y Perú.

Costa Rica tuvo representación en gran cantidad de Ferias Internacionales. ¿Cómo nos hemos posicionado ante el mundo?

Cambiamos un poco el discurso. Ahora presentamos a Costa Rica como un generador de experiencias auténticas de viajes, reforzamos el tema cultural y metimos cultura, tradición, gastronomía y arte. Cosas que nos identifiquen aún más y que nos den ese sabor costarricense que nadie más tiene. Hicimos un lanzamiento de la nueva identidad turística “Costa Rica: My Choice, Naturally” (Costa Rica: mi elección, naturalmente), producto de una alianza con la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas (OMT) y CNN Internacional.

¿El tema de la infraestructura ha sido una limitación para el desarrollo del turismo?

Se han hecho inversiones importantes en aeropuertos locales, que en gran medida son turísticos y que facilitan la visitación de las diferentes zonas del país. El aeropuerto Juan Santamaría va en un proceso de crecimiento; falta todavía una inversión de ₡75 millones por parte del concesionario que está dentro del plan maestro. Estamos a poco tiempo de tener dos salas de abordaje con capacidad para aviones de cuerpo ancho. Además, está la expansión del aeropuerto de Liberia.

De no ser usted quien asuma en el próximo gobierno el puesto de ministro de Turismo, ¿qué potencial ve para que la estrategia pueda continuar?

Creo que las cosas van a continuar independientemente de quien esté en el cargo de ministro. Los resultados de lo que nosotros hemos hecho están a la vista y hay que continuar en estos procesos. Las líneas aéreas están en el país, pero les falta camino, especialmente en las frecuencias. El Centro de Convenciones está recién inaugurado, por lo que hay que consolidar ese tipo de reuniones en el país.

¿Qué tareas quedan pendientes en el sector turístico?

La aprobación de la nueva Ley del Turismo. Costa Rica no tiene una Ley General del Turismo, como existe un otras partes del mundo, que organice la industria y esto será un proceso de la próxima administración. Existe una Ley de Incentivos, que es muy específica y se promulgó en el Gobierno de Luis Alberto Monge, la cual se ha desvirtuado y ha sido muy manoseada a través de los años; además, ha sido superada por muchos de nuestros competidores. Ya al día de hoy se ha quedado muy atrás en comparación de lo que la competencia nuestra ha desarrollado.

Sin duda será muy importante para la nueva administración terminar de consolidar el turismo náutico, gastronómico y la apertura de nuevos mercados. También el aeropuerto Internacional Metropolitano, que se tomará varias administraciones y tendrá bastante ventajas para el país, ya que el Juan Santamaría tiene ciertas limitaciones. La seguridad turística es un tema siempre, así como consolidar el certificado de sostenibilidad 2.0, que tiene cerca de 20 años y que requería de cambios con miras a que sea valorado internacionalmente.

¿Cómo queda Costa Rica a nivel mundial desde que usted asume el cargo de ministro hasta ahora, próximo a terminar el periodo?

Queda mejor posicionada a nivel turístico. Siempre ha tenido una buena imagen, pero creo que hemos avanzado aún más. Hemos presentado un país completo no solo para aventura o naturaleza, sino también le hemos damos a los extranjeros una gran cantidad de razones para venir al país. Tenemos una nueva imagen e identidad; un Centro de Convenciones que nos pone en una palestra que nunca estuvimos y un aumento en la conectividad de aerolíneas que hace que mucha gente se cuestione: ¿qué está pasando en Costa Rica? ¿Por qué muchas líneas aéreas quieren ir?

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments