Premios nacionales de cultura 2017 ya tienen rostro y nombre

Ministerio de Cultura y Juventud anunció los galardonados de diversas categorías del arte y la cultura costarricenses

Los Premios Nacionales de Cultura fueron anunciados hoy miércoles 31 por la mañana por la Ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán.

Estos galardones reconocen la trayectoria de trabajo, tenacidad y excelencia de personas, grupos artístico-culturales, intérpretes populares, investigadores y organizaciones de base comunal, en diferentes disciplinas artístico-culturales.

La ceremonia de entrega de los premios Nacionales se realizará el próximo 23 de abril de 2018, en el Teatro Nacional de Costa Rica, según se consignó en un comunicado de prensa emitido por la oficina de prensa de la institución.

A continuación los galardonados 2017 con un extracto de sus fallos:

Artes Visuales Francisco Amighetti

En la categoría bidimensional se otorgó a la exposición Naturaleza Oculta: Obra Reciente; de Guillermo Tovar. Según el fallo del jurado la obra se apropia del paisaje y otros elementos de la naturaleza como objetos animados, de la lectura crítica de sus valores simbólicos y representativos, transfigurados metafóricamente y el giro que esto posibilita sobre el ejercicio de la pintura de género.

En la categoría tridimensional se eligió la exposición Ampliación del Campo de Batalla, de Adrián Flores, por el desarrollo de una instalación a partir de la reproducción de objetos de desecho, que desde prácticas de apropiación artística son transformados y legitimados mediante la exposición museística.

En la categoría otros medios se reconoció la exposición Afectaciones de un Sujeto Matérico de Diana Barquero, por la instalación que explora aspectos de la tierra, eventos, diálogos matéricos y físicos en una sinergia en la que interactúan distintos elementos como la imagen-tiempo, dispositivos lumínicos, espacios intervenidos, sonido, además del empleo de notas de campo.

Artes Audiovisuales Amando Céspedes Marín

En la categoría Mejor Producción se galardonó el filme Medea de Alexandra Latishev, por emplear un lenguaje cinematográfico contemporáneo, con gran economía de medios y colocar la mirada del espectador ante un desgarrador retrato de una realidad nacional.

En la categoría Mejor Dirección, también se premió a la película Medea por el uso de elementos formales puestos al servicio de construir una sólida historia, además por el riesgo de crear una historia compleja con un lenguaje cinematográfico y un personaje femenino sin antecedentes en la cinematografía costarricense.

En la categoría Mejor Realización Conceptual a Francisca Sáez Agurto, por el trabajo fotográfico en el cortometraje Selva que aporta a la construcción de ambientes que enriquecen a la atmósfera de la obra, y por su valor como elemento narrativo de gran expresividad para la construcción de la emocionalidad de los personajes, se otorga el premio a .

Mención honorífica al gran trabajo de actuación de Liliana Biamonte y Eugenia Chaverri, en las producciones Medea y Violeta Al Fin, respectivamente, por su interpretación de dos mujeres que, en sus diferentes entornos y momentos de vida, luchan por defender su autonomía.

Danza Mireya Barboza 2017

En la categoría de Mejor Intérprete se reconoce a Felipe Salazar Hidalgo por su trabajo en la coreografía H, pues en varios tramos del espectáculo el bailarín se erige como protagonista y opera como elemento de orquestación e intercambio con respecto al resto de intérpretes.

En la categoría Mejor Dirección a Jimmy Ortiz Chinchilla por la coreografía H, por crear y desarrollar una atmósfera y una estética que atrapan al espectador y que refuerzan el discurso coreográfico.

En la categoría de Diseño Escenográfico se premia a Andy Gamboa y Fabio Pérez por su trabajo en Diluvios…recuerdos de un migrante, por crear una propuesta interdisciplinaria de gran coherencia entre lo plástico, la palabra y el movimiento.

Música Carlos Enrique Vargas

En la categoría de Ejecución Musical se otorgó el premio al Cuarteto de Guitarras de Costa Rica, en consideración del manejo de la técnica instrumental y dominio de los estilos musicales; la precisión en la métrica; la personalidad artística y la integridad de la ejecución en obras de diferentes estilos.

En la categoría Dirección Musical se galardonó a Gabriela Mora Fallas, por el logro de ser la primera mujer costarricense en dirigir un Concierto de Temporada Oficial de la Orquesta Sinfónica Nacional, este fue el IV Concierto de Temporada Oficial 2017,  acontecimiento que marca un hito histórico y que abre posibilidades presentes y futuras a mujeres costarricenses directoras de Orquesta.

En la categoría de Composición a Carlos Castro Mora por la ópera La Ruta de su Evasión, por la originalidad, la técnica en la orquestación, los elementos armónicos y formales en su composición, la inclusión de elementos rítmicos propios de la música latinoamericana y finalmente por lograr enfrentarse a un texto de gran complejidad temporal y psicológica así como caracterizar musicalmente con éxito a los diversos personajes,

Teatro Ricardo Fernández Guardia

En la categoría de Actuación se seleccionó a Isabel Guzmán Payés, por la fuerza dramática para interpretar la complejidad del personaje Velma Kelly en el musical Chicago, y por el cumplimiento cabal y solvente de la integración del canto y el baile, y por dotar al personaje de una presencia escénica espectacular.

Asimismo fue reconocido Allan Castro Meneses por su desempeño como Trufaldino en “Arlequino, servidor de dos patrones, pues el jurado considera que se apropia de modo singular de un arte clásico poco frecuente en nuestros escenarios y logra imprimirle a su actuación un sello personal que, con destreza extraordinaria en los recursos del cuerpo y de la voz, contribuye a la magia escénica del montaje.

Menciones de honor en la categoría de  Actuación a Jennifer Barboza por su participación en La máquina de abrazar en lo que realizó un trabajo de investigación con seriedad y respeto, utilizando su interpretación para comprender el autismo y darle al público una perspectiva no estereotipada de esta condición; y a Dinorah Alfaro por su participación en el espectáculo La Huida en el que su abordaje actoral es natural, sincero y conmovedor que supera con éxito el reto de interacción directa con el público, añadiendo que es además, coautora del rico texto teatral.

En la Categoría de Dirección se otorga el premio a Arnoldo Ramos Vargas, por su trabajo en la obra La Huida. El jurado considera  un gran valor ético y artístico en su dirección al proponer visibilizar una situación actual de índole socio-cultural, política y de diversidad sexual en Centroamérica.

Mención de honor en Dirección a Esaú Cubero por la dirección de Miradas íntimas, ya que el jurado reconoce el respeto con que trata el tema de la sexualidad entre personas con capacidades diferentes, la manera como trabaja artísticamente en escena con esta población y plasma un espectáculo honesto de gran impacto para el público.

En la categoría Diseño Escénico, el premio es compartido entre Ronald Villar, Dedé Coseani y Jody Steiger por sus respectivos trabajos en escenografía, vestuario e iluminación, en el montaje Una niña llamada Ana. Los tres artistas se complementan armoniosamente entre sí en las distintas áreas de su especialidad para lograr un lenguaje comprometido y entrelazado en función de una propuesta escénica integral.

Aquileo J. Echeverría de Literatura

En la categoría Cuento, el jurado seleccionó Anatomía comparada, del escritor Guillermo Barquero, al considerar que el valor de su trabajo inédito es encomiable: “La sutileza y emoción con que Barquero nos transporta a su mundo –un espacio verosímil cargado de recuerdos que fluyen, entretienen y retan- se mezclan con la reflexión y el pensamiento visionario y sintético”.

Ensayo es para La lucidez del miope, del escritor Carlos Fonseca, por ser una elegante colección de ensayos con un eje que los articula: una reflexión múltiple y provocativa sobre diversas poéticas de la contemporaneidad.

En la categoría de Novela se otorga a Mercurio en primavera, del autor Byron Salas. Tan valiente como rotunda, la obra adentra en una temática de enorme significación social que hasta el presente ha sido poco explorada por la narrativa costarricense: la opresión, escarnio -y exclusión, en definitiva- de la diversidad sexual, ante la inequidad de género y los tabúes del patriarcado y la religiosidad predominantes en el país.

En la categoría de Poesía, se otorga compartido a “Prusia”, de Alfredo Trejos, debido a que su autor hace uso de una pluma mágica para expresar con precisión sentimientos, tras palabras, tras versos, tras poemas que lo van a dejar sin nada.

A la vez fue premiado El libro de la Dinastía de Bambú, de José María Zona, por expresar en sus versos la filosofía oriental. Nos aleja de la poesía costarricense, para adentrarnos en el tao, donde cada verso es un adoquín del camino.

En la categoría Dramaturgia se declara desierto, en vista de que solo se recibieron dos postulaciones, que considera el jurado no poseen la calidad necesaria para premiarse en este concurso.

Investigación Cultural Luis Ferrero Acosta

Se otorga a Juan Diego Quesada Pacheco por su obra Gramática de la lengua garífuna. La obra aporta al conocimiento de las culturas centroamericanas, específicamente a una de las lenguas habladas en este territorio. La investigación contribuye a su conocimiento, recuperación y posible revitalización lingüística.

Gestión y Promoción Cultural

Se otorga a la Casa de la Cultura de Mora (ADERHAC) por su labor basada en los principios de no discriminación; igualdad, equidad, diversidad cultural, participación efectiva, corresponsabilidad social en la promoción y protección de los derechos culturales y cuido del interés de la niñez y la adolescencia.

Joaquín García Monge de Comunicación Cultural

Se otorga a la Revista multiplataforma de difusión cultural y literaria Literofilia.com ̸  Literofilia Radio, por divulgar y promover la diversidad de valores culturales costarricenses y  destacar entre sus homólogas con pública notoriedad.

Pío Víquez

El jurado otorga a CRHoy, a su directora, Silvia Ulloa y al periodista Michael Soto; por la cobertura persistente sobre el caso del cemento chino. El equipo periodístico mantuvo el dedo sobre el renglón tratando de aportar nuevos elementos sobre un asunto complejo y controversial que empañó una iniciativa gubernamental positiva como era romper el duopolio del cemento.

Menciones de honor:

Al periodista Alejandro Fernández Sanabria; por su compromiso con la equidad y la capacidad para coordinar trabajos de investigación periodística en varios países de manera simultánea. Su trabajo promete “larga vida al periodismo” porque termina con la forma tradicional de hacer periodismo, dando paso a la minería de datos, acompañada por historias humanas.

Al proyecto Punto y Aparte por su aporte a la formación de nuevos valores para el periodismo costarricense. Esta iniciativa crea un interesante espacio, en el que comunicadores de experiencia comparten sus conocimientos con jóvenes que están dejando las aulas universitarias.

0 comments