¿Por qué los diputados ya no dejan en actas la discusión sobre usura en créditos?

Los diputados negocian sin micrófonos, sin actas y sin público, las mociones que necesitan consenso parlamentario para penalizar la usura de bancos, financieras, prestamistas y comercios

La discusión del proyecto de usura (20.861) arrastra más de dos meses sin lograr consenso de los diputados que conforman la Comisión de Hacendarios. El atraso proviene de una sustitución al articulado: los diputados deben clarificar la forma en la que el Banco Central establecerá un máximo legal al porcentaje de interés con los que se cobra un crédito.

Entre enero y febrero, esa forma —la “metodología”— cambió a partir del criterio técnico de varios profesionales del sector financiero.

En ese ir y venir de criterios, la discusión se ido complicando en tecnicismos.

El último cambio, negociado la semana pasada, no consta en actas de la Asamblea Legislativa: determina un tope general para créditos del 39% y uno para microcréditos del 55% (los microcréditos están descritos como aquellos préstamos menores al ¢675.300, calculado según salario base).

A partir de conversaciones con el superintendente General de Entidades Financieras (Sugef), Bernardo Alfaro, los diputados aceptaron calcular el porcentaje con una tasa de referencia. Es decir: regresaron a un modelo similar al planteado por los diputados proponentes del proyecto, Welmer Ramos y David Gourzong.

De dicha reunión, realizada el miércoles pasado después de la sesión ordinaria, no quedaron actas.

Pese a que los diputados continúan convocando a sesiones que se graban y se transcriben en actas oficiales, estas se entremezclan con solicitudes de recesos en los que no procede el reglamento legislativo y, también, cuatro reuniones informales en Castillo Azul (en las que tampoco queda constancia de las negociaciones).

UNIVERSIDAD solicitó la lista de reuniones realizadas por el tema en Castillo Azul, no obstante, la oficina de la Presidencia de la Asamblea Legislativa explicó que no existen registros oficiales de cuándo ocurrieron o cuánto duran estas reuniones. En total: en enero los diputados solicitaron dos; y en febrero otras dos. Estas últimas ocurrieron con el superintendente Alfaro y el equipo técnico de la Sugef.

“Es una solicitud muy informal que se da”, explicó el recepcionista de Presidencia sobre la falta de datos.

Según el artículo 75 del reglamento legislativo, estas negociaciones están permitidas: “Las sesiones de las comisiones serán públicas. No obstante, sus respectivos Presidentes podrán declararlas privadas si lo estimaren necesario”.

El pasado martes, los diputados se encerraron en las oficinas administrativas de la sala de Hacendarios (es decir, fuera de la vista de los periodistas y el resto del público).

El miércoles, los diputados recibieron a la Contralora de la República para un tema de control político y el tema no fue incluido en agenda.

Este jueves, en horario extraordinario, a las 6 p. m., los diputados sesionarán una vez más para revisar el tema de usura.

“Hay cinco mociones de fondo, quedaron debidamente presentadas. Dos están referidas al artículo 36 bis, que permite establecer la metodología, en ambos casos, a partir de una tasa promedio activa. En algún momento, se consultó con la Sugef para ver si eso era viable y la Sugef dijo que sí era viable”, explicó la diputada presidenta de Hacendarios, Ana Lucía Delgado.

La tercera moción es un artículo nuevo.

“Busca poder verificar, después de cierto tiempo, si existe o no exclusión financiera. Cada cierto tiempo, se presentará un informe a la Comisión de Hacendarios para poder determinar, por parte de algunas entidades, que exista la verificación de si existe o no la exclusión”, explicó Delgado.

Una cuarta moción corrige un tema de redacción y la quinta ajusta la fecha en la que entrará en vigencia la ley.


Entrevista con diputada Ana Lucía Delgado

[caption id="attachment_169441" align="alignleft" width="300"] Presidenta de Hacendarios, Ana Lucía Delgado (PLN). Foto: Miriet Ábrego.[/caption]

¿Qué se está gestando en estas sesiones fuera de micrófono?

Simplemente se está tratando de consolidar la posibilidad de finiquitar con una moción que tenga el consenso importante de todas las fracciones ahí representadas para que se pueda avanzar al plenario legislativo. Como cualquier proyecto de ley.

¿En qué punto no existe consenso?

-Hay un tema relacionado con las tarjetas de crédito. La moción dice que las tarjetas de crédito que no superen el salario y medio de oficinista se iban a quedar referidas, hasta ese monto, en el porcentaje de 55%. Resulta que las tarjetas de crédito te pueden subir el crédito sin tener tu consentimiento expreso. Dicen que es mejor sacarlo porque podría generar que se mantuviera una tasa diferenciada sin que se diera cuenta que tenga mayor crédito y sobrepase el monto de los microcréditos.

En algún momento pensamos en generar sanciones penales y económicas si una entidad emisora de tarjetas no resguarda los derechos de la persona consumidora haciendo una ampliación del crédito y manteniendo la tasa del 55%, sin pasarla a la otra.

Eso fue un tema de las últimas reuniones.

En la metodología, ¿hay consenso?

-Sí, claro. Los proponentes hicieron una fotografía de lo que presentó la Sugef y establecen el porcentaje. Eso se genera bajo un múltiplo. (La tasa promedio activa) se puede anualizar o se puede hacer semestral. Los proponentes coinciden con la Sugef que era mejor anualizarla. Al diluirlo, deben correr los números para determinar cuál es el porcentaje.

¿Estamos hablando de topes claros?

Sí, claro. Ellos hablaban de un 38% a 39% y un 55% de microcréditos. Pero tienen que correr el cálculo para determinarlo.

¿Entrarían las tarjetas de crédito en el rubro de microcréditos?

Eso nos parece, a muchos que estamos en la Comisión, que hay que eliminarlo. Ese es el tema que se puso sobre la mesa. Las razones que dieron don Welmer Ramos y don Gustavo Viales, yo las comparto. Si a vos te dan una tarjeta de $200, cuando te das cuenta, tenés un crédito mayor y no te han pedido ese consentimiento. Si sobrepasa ese límite del microcrédito, probablemente, si no tenés un resguardo de las instituciones, te mantienen con esa tasa de usura. Ese es un tema que me parece importante revisarlo.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.₡12.000 / añoPROMOCIÓN POR TIEMPO LIMITADO

0 comments