El PLN vuelve a arrancar con ventaja

El Partido Liberación Nacional (PLN) vuelve a comenzar un proceso electoral con una notable ventaja sobre el resto de las agrupaciones.

El Partido Liberación Nacional (PLN) vuelve a comenzar un proceso electoral con una notable ventaja sobre el resto de las agrupaciones.

Igual que en 2013 con el candidato Johnny Araya, la organización verdiblanca se coloca ahora con Antonio Álvarez Desanti en la mejor posición de la parrilla de salida para la campaña electoral.

Álvarez Desanti recibe el apoyo del 25% de los electores decididos a asistir a las urnas en febrero del 2018, lejos de su inmediato seguidor, Rodolfo Piza (PUSC), que capta al 11,5% de esa población.

Si se usa la muestra total de 1.018 encuestas, el respaldo para Álvarez Desanti es de un 16,8%, tres puntos menos de los que se acreditaban hace cuatro años a Johnny Araya (20%) para este mismo momento del proceso, según sendas encuestas de CIEP-UNIVERSIDAD.

En las elecciones del 2014 Araya se mantuvo en ventaja por varios meses, según las mediciones de opinión pública, y se descalabró al cierre de la campaña, pues se vio obligado a ir a segunda ronda al quedar de segundo detrás de Luis Guillermo Solís.

Después, sobrevino la renuncia del liberacionista a la campaña para la segunda vuelta, y el golpe anímico para el partido de más tradición en Costa Rica.

Después de muchos eventos internos y una contienda cruda contra el expresidentes José María Figueres, el jefe de la campaña del 2014, Álvarez Desanti, toma el papel de candidato presidencial con abundancia de recursos económicos y el decisivo apoyo del expresidente Óscar Arias, después de que este desistió de postularse.

Esos dos factores pueden explicar, al menos en parte, la posición privilegiada con que se coloca Álvarez Desanti ahora que parece armada la papeleta presidencial que los costarricenses tendrán en sus manos en febrero.

Después de Piza, Desanti tiene como contendores al candidato novato Carlos Alvarado (8% de los que dicen estar seguros de votar) y al abogado Juan Diego Castro (5,8%), cuyo discurso agresivo dedica una porción de tiempo para atacar di- rectamente al liberacionista.

La encuesta CIEP-UNIVERSIDAD revela que el mayor calado del empresario Álvarez Desanti (exdiputado, expresidente de la Asamblea Legislativa y exministro) está en la población femenina, adultos, con educación primaria o menos y habitantes de las tres provincias costeras; además de un sector que se manifiesta incapaz de satisfacer sus necesidades económicas.

El estudio afirma que estas características confirman al PLN como un partido poseedor de una base de clase media y media baja rural, como la que en 2006 resultó determinante para que Óscar Arias triunfara sobre Ottón Solís.

El mayor respaldo de mujeres y de adultos jóvenes son oportunidades que tiene el PLN de crecer en población con buena disposición a ejercer el voto.

Una situación distinta ocurre con el segmento de baja educación, residente en provincias costeras y de situación económica comprometida, poblaciones menos propensas a votar, lo que podría dificultar el crecimiento que requiere el candidato Álvarez para capitalizar su ventaja o eventualmente triunfar en una primera ronda.

0 comments

Otros Artículos

El Partido Liberación Nacional (PLN) vuelve a comenzar un proceso electoral con una notable ventaja sobre el resto de las agrupaciones.

La imagen personal del presidente Luis Guillermo Solís y la percepción sobre su gobierno dio media vuelta de rosca más en sentido favorable,