País

PLN amarra candidaturas legislativas entre círculos tradicionales, pero sin fichas de Thompson ni Benavides

Andrea Álvarez Marín secunda a Rodrigo Arias en San José, seguida por pieza de Johnny Araya. mientras en Alajuela y Puntarenas se impusieron nombres adversarios de ex precandidatos y diputados actuales.

La historiadora y salubrista Andrea Álvarez Marín, hija del excandidato Antonio Álvarez Desanti, fue ratificada como candidata a diputada en segundo lugar por San José durante la asamblea de este sábado del Partido Liberación Nacional (PLN) dominada por la imposición de círculos tradicionales y por reclamos de tendencias que resultaron marginados en últimas horas.

Álvarez integrará  la papeleta que encabezará el exministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, cuya postulación fue anunciada el martes por designación del candidato presidencial José María Figueres y ratificada por amplia mayoría de asambleístas.

La papeleta josefina incorpora así una persona de la influencia de Álvarez Desanti, quien desde antes de la convención dio el respaldo a su anterior adversario Figueres, además de a una figura tradicional verdiblanca de la corriente arista rival histórica de Figueres.

La unión partidaria volvió a ser un concepto central para el candidato Figueres, a pesar de que no todos resultaron satisfechos. Es el caso del exdiputado Víctor Hugo Víquez, descartado en la nómina por Heredia, y de los actuales diputados Roberto Thompson y Carlos Ricardo Benavides, ex precandidatos que no obtuvieron espacios en las nóminas para sus equipos.

El legislador alajuelense incluso anunció que se retira de la coordinación de la campaña en Alajuela al conocer que la mayoría de asambleístas denegó a su esposa Shirley Calvo y por ocho votos se impuso una adversaria territorial, Dinorah Barquero, esposa del dos veces diputado Rolando González.

Mientras tanto, en Cartago la papeleta la lidera la exdiputada Paulina Ramírez, en Puntarenas Francisco Nicolás, papá de la actual diputada Franggie Nicolás y de la exdiputada Xinia Nicolás, familia de conocida filiación figuerista en la provincia y habitual competidora contra Carlos Ricardo Benavides, quien pretendía se postulara al alcalde de Esparza, Asdrúbal Calvo.

El poder de los alcaldes se vio reflejado, por ejemplo, en el segundo lugar por Alajuela, con el empresario José Joaquín Hernández, del círculo político primario del veterano alcalde de San Carlos, Alfredo Córdoba. También el segundo lugar por Heredia, el alcalde de Sarapiquí. Pedro Rojas, en la papeleta encabezada por Kattia Rivera, presidenta del PLN.

Quedó sin opciones la directora de la Unión de Gobiernos Locales (UNGL), Karen Porras, quien se postulaba al tercer lugar por Alajuela, casilla que quedó en manos de una figura nueva para el conocimiento nacional llamada Monserrat Ruiz.

Un rostro novedoso es el de Geison Valverse, militante de la juventud del PLN que logró el apoyo necesario para encabezar la lista de candidatos verdiblancos por Limón, seguido por una administradora llamada Katherine Moreira Brown. 

En Guanacaste, sin embargo, la primera posición se la dejó Luis Fernando Mendoza, quien ya fue diputado y hasta presidente de la Asamblea Legislativa, antes de ocupar la alcaldía del cantón Cañas.

Otras posición se definieron con la lógica de complacer intereses diversos y hasta contradictorios, para intentar presentar al PLN como un partido unido, a pesar de salidas como la de Rolando Araya (segundo lugar en la convención y actual candidato presidencial y legislativo por otro partido), de conflictos como el de Alajuela o de cuestionamientos como con Víctor Hugo Víquez, a quien el candidato pidió abstenerse de postularse.

La corriente liderada por el alcalde de San José, Johnny Araya, candidato presidencial en 2014, quedó representada por un puesto elegible, el tercer lugar por San José, con el nombre del dirigente josefino Danny Vargas, lo que fue posible después de que Figueres convenció al alcalde de Desamparados, Gilberth Jiménez de de ceder esa casilla.

Ir al contenido