País

Plantas de asfalto de Buenos Aires y Tibás serán primeras en funcionar tras convenios con municipalidades

“No entiendo yo por qué están detenidas las plantas de asfalto, esto no tiene sentido”, afirma ministro del MOPT, Luis Amador 

Las plantas de asfalto ubicadas en Paso Real de Buenos Aires y Colima de Tibás serán las primeras en regresar a su funcionamiento público, anunció este viernes el ministro de Obras Públicas y Transportes, Luis Amador, en conferencia de prensa.

El plan es firmar convenios con municipalidades, de forma que las que estén más cerca a las instalaciones de las plantas sean quienes las compartan con el MOPT.

El ministro detalló que “la operación será en conjunto” dado que el asfalto es necesario para la red nacional y cantonal. El MOPT realizará reuniones con las federaciones de municipalidades, Amador ya concretó cita con la Federación de Municipalidades del Área Metropolitana.

Amador estimó que se ocupan alrededor de ₡200 millones para reactivar las cuatro plantas asfálticas que dejaron de funcionar durante la administración de Carlos Alvarado y la gestión del exministro del MOPT Rodolfo Méndez Mata.

Durante la cobertura del caso Cochinilla, y durante diversas notas de este semanario, se expuso cómo la gestión de Méndez Mata favoreció que las plantas fueran abandonadas, al tiempo que las empresas Meco y H Solís, investigadas penalmente por delitos de corrupción, incrementaran su negocio asfáltico.

“Trabajando todo el día, (una planta) me saca ocho kilómetros de carril asfaltado en 24 horas. No entiendo yo por qué están detenidas las plantas de asfalto, esto no tiene sentido”, aseguró Amador a medios de comunicación.

De las cuatro plantas asfálticas, el ministro del MOPT aseguró que la de Guanacaste, ubicada en el tajo El Chopo de Cañas, “está en cajas”, por lo que requiere “instalación física y eso tiene un costo asociado”.

El ministro Amador explicó que, en la planta de Colima, deberán contar con ayuda del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para relocalizar unos postes de luz.

En el caso de la planta del sur nacional, Paso Real,  “ocupa un repuesto para poder funcionar” y renovar sus permisos de funcionamiento. Esta planta fue la última en inagurarse, durante los últimos meses del Gobierno de Luis Guillermo Solís, en el 2017.

Según se reveló en investigaciones legislativas, la planta se presentó al público y nunca se puso a funcionar.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido