Comisión legislativa aprueba el plan fiscal y tiene dos días para dictaminarlo

Los congresistas tendrán dos semanas para discutir el proyecto que instaura el IVA, reforma la renta, pone topes a las anualidades y fija reglas fiscales.

Con una votación de 4-3, los diputados de la comisión que analiza el plan fiscal los aprobaron esta mañana, por lo que ahora podrá ser dictaminado en lo que resta de esta semana y, posteriormente, pasar al Plenario Legislativo.

El documento ahora deberá ser dictaminado por ambos grupos de votantes; un proceso que concluirá con el inicio de labores en el Plenario —a contratiempo— el próximo .

La comisión tuvo tres semanas para llegar a este punto, marcadas por la discusión de mociones presentadas por el libertario Otto Guevara, el más férreo opositor al proyecto.

También presentaron mociones —aunque en menor medida— los diputados Edgardo Araya (Fente Amplio) y Ottón Solís (Partido Acción Ciudadana), quienes juntos sumaron 1.300 posibles modificaciones, de las que apenas hubo tiempo para discutir 146. Las restantes 1.164 fueron desechadas (todas de Guevara y Araya).

Precisamente el libertario y el frenteamplista fueron dos de los tres diputados que votaron contra el proyecto junto con Alexandra Loría de Restauración Nacional (PRN); quienes fueron minoría ante los liberacionistas Juan Luis Jiménez y Maureen Fallas, el socialcristiano Johnny Leiva (presiente de la comisión), y el oficialista Marco Vinicio Redondo.

Una vez que esos diputados dictaminen el texto, todo quedará para discutirse en el Plenario, que sesionará de forma extraordinaria para intentar sacar el proyecto al menos en primer debate.

No obstante, ya Otto Guevara advirtió en distintas ocasiones que bloqueará esta iniciativa con todos los recursos posibles, pues —según sus cálculos— “los tiempos no dan para que este proyecto sea aprobado antes de que termine nuestro periodo como diputados”.

En esta línea, recientemente dijo a Edgardo Araya en la comisión que “el cierre de nuestro paso por la Asamblea Legislativa va a estar caracterizado por participaciones suyas y mías en el Plenario”, haciendo referencia a la posibilidad de que su partido y el de Araya boicoteen en conjunto la aprobación del expediente 20.580 (Fortalecimiento de las Finanzas Públicas).

“La última semana lo que se llevarán todos los colegas diputados a su casa como producto de los cuatro años de nuestra participación acá será el tono de nuestras voces, que reiteradamente, en las sesiones matutinas y de la tarde, vamos a estar martillando sobre esos temas”, subrayó este lunes.

Los contenidos

Entre otras medidas, el proyecto —presentado por el Gobierno y ahora modificado en la Asamblea— incluye la transformación del Impuesto General de Ventas (IGV) en uno al Valor Agregado (IVA), siempre con una tarifa del 13%.

No obstante, la transformación se da en la «base imponible», pues permite gravar sectores como el de los servicios, uno de los más dinámicos en la economía actual y hasta ahora exentos.  La tarifa sería reducida para servicios como educación y salud privada (4%) y contaría con una canasta básica exenta definida por el gobierno.

El proyecto también establece una reforma parcial al impuesto sobre la renta, extendiendo la carga del 15% a las rentas de capital y aumentando en dos tractos al tributo a los salarios más altos (un 20% y un 25%).

En el campo del empleo público, la iniciativa adhiere una reforma a la Ley de Salarios Públicos, con planteamientos como el salario único para jerarcas, regulaciones para los regímenes de prohibición y dedicación exclusiva, y algunos topes salariales y de pensiones. También se puso un tope a las anualidades (1,94%) y se transformaron en un mecanismo de evaluación.

Por último, el documento también establece una regla fiscal que limita el crecimiento del presupuesto en cuatro intervalos, en relación con el crecimiento del PIB y el nivel de la deuda pública; al mismo tiempo que prohíbe la generación de obligaciones y gastos en la Asamblea sin el visto bueno de la Contraloría General de la República (CGR).

Con este tipo de medidas, se estaría cerrando el déficit fiscal en unos dos puntos del Producto Interno Bruto (PIB); uno menos de lo que se necesita para eliminar el desequilibrio primario (sin intereses de la deuda).

Lea también: Sin reformas, el BCCR estima déficit del 7,1% del PIB en 2018

El déficit fiscal actual del Gobierno Central es del 6,2% del PIB y apunta a un 7,1% este año si no se realizan reformas; sin embargo, el déficit primario es apenas de un 3,1% de la producción y es la principal causa de la deuda que acumula el Estado y ya supera el 50% de lo que produce.

Cerrar ese primer desbalance supondría limitar el principal motivo de endeudamiento costarricense, que además se encarece conforme se va acumulando.

¿Qué sigue?

Ahora los diputados de la comisión tendrán dos días para dictaminar el proyecto, con informes de mayoría y de minoría, hasta enviar los documentos al Plenario Legislativo.

Una vez dictaminado, el Plenario se reunirá todas las semanas de lunes a miércoles en sesiones extraordinarias (9:00 a.m. – 12:30 p.m.), procedimiento que iniciará con una explicación general de cada dictamen.

Esta explicación no deberá exceder los diez minutos cada uno y, una vez concluida, iniciará la discusión hasta que se vote el proyecto.

Según la vía rápida aprobada a finales de febrero, sólo se aceptarán mociones de fondo durante las dos primeras sesiones de discusión en el Plenario, en las que se espera que libertarios y frenteamplistas —como principales opositores de la iniciativa— envíen la mayor cantidad de textos posibles.

Lea también: En medio de bochorno legislativo, los diputados dieron vía rápida a la reforma fiscal del Gobierno

Sólo dentro de la comisión dictaminadora, el diputado Otto Guevara presentó 1.200 mociones de las 1.300 recibidas; sin embargo, la comisión tenía como plazo límite este lunes para rendir el informe y estaba posibilitada para desechar todas aquellas propuestas que no pudieran ser vistas a tiempo.

Ya en esta segunda parte del proceso es imposible determinar si el tiempo será suficiente para alcanzar el primer debate antes del 30 de abril, fecha en que concluirá este periodo legislativo.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments