País

Patricia Solano: El Poder Judicial necesita personal con requerimientos tan altos como los que tienen las organizaciones criminales

"La responsabilidad que es, ponerle el pecho a las balas para investigar criminalidad organizada puede ser no atractivo cuando en otro tipo de empleos, en corporaciones, litigando o hasta en un call center pueden ganar mucho más de lo que puede ofrecerles el Poder Judicial", explicó la magistrada.

Para poder combatir realmente al crimen organizado el Poder Judicial requiere de personal con expertise y requerimientos tan altos como los que tienen las organizaciones delictivas, afirmó la magistrada Patricia Solano.

La vicepresidenta de la corte explicó a las y los diputados de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, que el reclutamiento de personal, tanto jueces como fiscales y defensores no es fácil y menos cuando se requiere de una vasta experiencia, conocimiento y destrezas para combatir organizaciones altamente estructuradas, como las que manejan el tráfico de drogas en el país.

Solano compareció ante la mencionada comisión junto con el presidente de la Corte,  Fernando Cruz y otros funcionarios del Poder Judicial, para que se refirieran a los retos y necesidades (legales, humanas y materiales) de la entidad para asegurar la seguridad nacional.

La magistrada indicó que para combatir efectivamente el flagelo es necesario contar con recursos y personal con los que hoy no se cuenta, y que por distintas coyunturas, más bien cada vez escasea más.

Además destacó la importancia de la entrada en funcionamiento de la jurisdicción especializada de crimen orgenizado, que no ha podido activarse por no tener presupuesto y resaltó el impacto que la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Pública y a futuro, de la Ley de Empleo Público, tienen en los salarios y por lo tanto, en la capacidad de reclutamiento del Poder Judicial y el tipo de personal que puede captar.

«Cundo yo estudiaba en la universidad, se decía era que los mejores íbamos a terminar en el Poder Judicial. Algunos estudiábamos con la convicción de que estudiábamos para ser personal de la judicatura. Ahora ya no, porque en bruto puede sonar que el salario es muy alto, pero cuando hacen las deducciones de ley y siendo Costa Rica uno de los países más caros que hay, si ustedes toman en consideración cuáles son los salarios que estamos ofreciendo, con la disminución que se dio con la Ley de fortalecimiento y que vendrá con empleo público para muchas personas no es atractivo», dijo la jerarca.

En su criterio, el perfil que se requiere contratar son personas con licenciatura o maestría que incluso manejan un idioma adicional. «La responsabilidad que es, ponerle el pecho a las balas para investigar criminalidad organizada puede ser no atractivo cuando en otro tipo de empleos, en corporaciones, litigando o hasta en un call center pueden ganar mucho más de lo que puede ofrecerles el Poder Judicial. El reto de poder incluso retener el talento en este momento para nosotros es muy serio, porque a veces en materia de salarios no podemos competir y se nos hace difícil reclutar», detalló.

Solano incluso comentó que en procesos previos, por ejemplo, en tribunal fuera de San José lograron con mucho esfuerzo nombrar a tres personas y una semana después dos renunciaron porque no era atractivo irse. «Es todo un reto poder llevar personas a ciertos lugares por su conflictiva social».

La magistrada agregó que este tipo de dificultades son aprovechadas por el crimen organizado para mantener su señorío. «Es que la criminalidad se nutre de las debilidades del sistema», dijo.

Solano recordó además que el propio plenario aprobó la ley que creó la jurisdicción especializada de criman orgenizado hace años pero no ha garantizado el presupuesto para ponerla en funcionamiento, a pesar de los esfuerzos del Poder Judicial de hacer rendir sus recursos y dar los primeros pasos.

Terminada su intervención, el liberal Gilberto Campos insistió en la razón por la que el Poder Judicial no puede mejorar su proceso de reclutamiento y contratar los «mejores jueces» que puedan «resistir» la tentación de actos corruptos.

Fernando Cruz intervino e insistió en que hay una dificultad enorme para reclutar no sólo jueces sino fiscales y defensores sobre todo en zonas difíciles.

Por el Plan Fiscal, que a su criterio «politizó» el tema de los salarios, se produjo una disminución en estos que hace que incluso en la actualidad la carrera judicial no sea atractiva para los estudiantes de más altos niveles, según dijo.

«No se puede tener jueces, fiscales y defensores que dediquen la vida con salarios bajos, es una realidad, los mejores se van a otras carreras, a las corporaciones de abogados», explicó Solano.

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido