Parismina Apuestan por turismo ecológico

Los domingos muchas familias de Barra de Parismina visitan comunidades cercanas, viajando en lancha. Con una tortuga tallada en madera que cuelga de su

Los domingos muchas familias de Barra de Parismina visitan comunidades cercanas, viajando en lancha.

Con una tortuga tallada en madera que cuelga de su cuello, Jason Taylor es un joven que dejó de robar huevos de tortuga, para convertirse en uno de los más activos protectores de estos animales en Barra del Parismina como parte de la nueva orientación económica que busca esta comunidad mediante el turismo ecológico.

Esta conversión Solucionar estos problemas y lograr una mejora en los servicios -tanto para los habitantes como para los turistas- es lo que desea la comunidad con el objetivo de explotar su potencial turístico y competir con Tortuguero.

La pesca artesanal y la comercialización del coco aún son actividades importantes en la zona, así como la pesca deportiva. No obstante, desde 2000 el Servicio de Guardacostas impulsa la conservación de las tortugas que desovan en estas playas (la baula y la verde) y la capacitación en atención de turistas. La esperanza es que con la acción integral se llegue a consolidar un ecoturismo de tipo familiar y de calidad.

 

SEGUIR DESARROLLANDO

El mal estado de la carretera entre Siquirres y Caño Blanco desesperó a la gente y el 16 de julio, 75 de ellos protestaron en la Municipalidad de Siquirres. El ingeniero responsable  del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI), se comprometió a lastraerla y de inmediato puso a trabaja maquinaria según recordó Ester Abarca, activista comunal y dueña de Cariblanco Lodge.

TIERRAS DE OTROS

Mejorar los caminos es sólo uno de los problemas que le interesa solucionar a la comunidad para desarrollar un turismo sostenible.

La titulación de tierras, por ejemplo, permitiría a los pobladores construir más obras de infraestructura, porque la Junta de Administración Portuaria de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA) tiene los títulos de propiedad de muchos terrenos.

La mayoría de estos pobladores empezaron a asentarse desde 1937 y muchos vinieron de Nicaragua. Francisca Torres es una de ellas. “Vine de Bluefields (Caribe de Nicaragua) cuando tenía cinco años y vivo aquí con mi familia”, dijo  la joven que trabaja como guía turística.

Pero todas las tierras de la barra son de JAPDEVA, como confirmó a UNIVERSIDAD Geovanny Calderón, asesor de la gerencia de la entidad.

Según la Ley Constitutiva de la entidad hay una restricción para conceder títulos de propiedad a terrenos bajo la administración de la institución, ubicados entre la playa y 10 kilómetros hacia adentro en tierra firme. Esto permite proteger el bosque primario y los humedales, explicó Guillermo Meléndez, del Departamento de Topografía de la Junta.

“Dentro de ese espacio hay parcelas y cuando la gente quiere inscribir su terreno se da cuenta de que no puede”.

Meléndez indicó que se plantea reformar estas restricciones con el fin de agrupar las áreas de reserva natural y excluir  las  tierras donde vive cierta población. Pero la junta directiva aún no emite un pronunciamiento sobre el tema.

SERVICIOS BÁSICOS

(En cuanto a los servicios de salud, la) Barra de Parismina tiene un Equipo Básico Integral de Salud (EBAIS) que, para (según dijo) Ester Abarca “nos atiende muy bien. Aquí tenemos laboratorio y servicio de odontología pero las instalaciones son malas, por eso amenazan con cerrarlo”.

No obstante, la directora del área de salud de Siquirres de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Tania Chin Chan, afirmó a UNIVERSIDAD que no se ha pensado en cerrar el EBAIS y que el próximo año remodelarán la planta física. (¿COMO PROBAR QUE ES CIERTO?).

Asimismo, como únicamente hay tres líneas teléfonicas, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) prometió una central con 30 líneas fijas.

Así, a pesar de que Barra de Parismina tiene tres iglesias, bares, pequeños hoteles y cabinas, electricidad y agua potable, no hay bancos, ni correo, ni aceptan tarjetas de crédito ni cheques viajeros.

Por otra parte, la basura va a un botadero en las afueras del pueblo, por lo que urge construir un relleno sanitario.

CORREN LAS AGUAS

Otra situación problemática tiene que ver con las plantas hidroeléctricas de Angostura y de Cachí y la forma en que estas afectan el cauce de los canales por donde navegan las lanchas.

Julio Venegas, quien transporta turistas en su lancha, detalló que cuando el ICE libera el agua de estas plantas, el río Reventazón -que alimenta al Parismina- arrastra muchos sedimentos y basura. “Hace como 22 días la soltaron y toda la sedimentación viene a dar aquí, plásticos, hasta una lavadora. Ahora JAPDEVA tiene una cuadrilla de limpieza”, dijo.

Aunque ya se dialogó con las autoridades del ICE, aparentemente no se pueden evitar estas anomalías porque debe haber una liberación del agua en los embalses.

Después de navegar una hora por los canales aledaños se llega a Barra del Mondonguillo, donde una empresa bananera construyó un canal ilegal para desagüar agroquímicos y alteró el nivel de las aguas.

Edson Rodríguez, del Servicio de Guardacostas del área, explicó que el canal – construido por la empresa Banana 2000 hace cuatro meses- tiene 1.800 metros de largo, 10 m. (metros) de ancho y 2 m. (metros) de profundidad.

“Ahora ya se paralizó el dragado, se abrió un proceso judicial y el caso está en los tribunales”, informó.

HUEVEROS EN EL PASADO

Yermy Ordóñez, conocido en la Barra de Parismina como “Yako”, explicó que la mayoría de sus compañeros crecieron viendo a sus padres comer carne y huevos de tortuga.

“Ahora es mejor llevar un grupo de turistas y ganarse unos dólares, que robarse los huevos para venderlos”, afirmó.

Jason Taylor es otro antiguo “huevero” y ahora preside la Asociación Salvemos las Tortugas de Parismina. “Era la única forma de hacer plata aquí en el pueblo; ahora al ver cómo se alegran los visitantes al ver una tortuga, uno piensa, ¿para qué la voy a matar?, mejor la cuido”.

Desde marzo de 2001 y por iniciativa de la Unidad Ambiental del Servicio Nacional de Guardacostas se empezó a construir un vivero de huevos de tortugas en una zona protegida. Allí se trasladan los huevos y se protegen de los cangrejos y de los hueveros.

“También enseñamos técnicas para captar fondos y turistas. Se contactó a la organización estadounidense EcoTeach, que trae voluntarios quienes se hospedan con familias de la zona. Ellos trabajan en la conservación de las tortugas y permiten generar recursos para las familias de la comunidad”, explicó el guardacostas Roberto Solano.

Otros Artículos

Un año después del mundial, Guima regresó a las canchas con el club brumoso. Su nombre es sinónimo de éxito en el fútbol de

Un buen ejemplo de gozar del tiempo libre que otorga la jubilación es el programa que se ofrece en las piscinas de Goicoechea para

El Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (AGCS), parte de la Organización Mundial de Comercio, promueve la privatización de los servicios públicos y en

En la Junta de Pensiones del Magisterio, Guillermo Jaén Méndez y Ana Cecilia Barrios Acevedo hacen fila para tramitar sus pensiones. Toda

El puerto de Caldera podría convertirse en un atractivo negocio para consorcios privados. La explotación de la terminal portuaria de Caldera, en Puntarenas, por

Luis Carlos Peralta, economista.Las diferencias en las cifras que se manejan sobre lo que le cuesta al Gobierno el pago de las pensiones del

Los domingos muchas familias de Barra de Parismina visitan comunidades cercanas, viajando en lancha. Con una tortuga tallada en madera que cuelga de su

Economistas de la UNA dicen que sería de 1.5 billones El economista Henry Mora dijo que los cambios en pensiones fueron de tipo fiscal.