País aplicará un proceso de «enganche y desenganche» para evitar entrada de transportistas al país

Cuando el destino final del producto sea nuestro país, el conductor dejará el contenedor en la frontera y un transportista local será quien lo recoja.

El Ministro de Seguridad, Michael Soto, explicó que las autoridades pondrán en marcha un protocolo para que los transportistas de otros países centroamericanos no ingresen a territorio nacional, mediante un proceso de «enganche y desenganche».

«El camión entra a un patio en la zona fronteriza, que denominaremos ‘zona primaria’ y  deja ahí el contenedor con el producto. Desengancha el cabezal y ese transportista no ingresa a Costa Rica, sino que regresa al país de la frontera de la que venga. Un transportista costarricense o extranjero en el país, que nos da la garantía de que no está afectado por el COVID-19, es el que va a enganchar el producto y lo va a trasladar a la empresa o lugar donde va dirigido como destino final», afirmó Soto.

De esta forma, el país aplicará dos protocolos distintos, dependiendo del destino final de los productos. Para aquellos transportistas que se dirijan hacia Panamá, Seguridad seguirá aplicando las caravanas, que tuvieron su primer uso la noche del viernes.

«Ayer se hizo el primer convoy, a las  10 p.m., saliendo de la frontera con Nicaragua y hasta Peñas Blancas. Tuvimos un inconveniente, porque uno de los vehículos se volcó, pero la persona está bien y pudimos superarlo. Vamos a ir mejorando estas situaciones», dijo el Ministro de Seguridad.

En ambos procesos participan la Caja Costarricense de Seguro Social, la Comisión Nacional de Emergencias, Migración, el Ministerio de Comercio Exterior, Ministerio de Salud, todas las policías del Ministerio de Seguridad Pública, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Senasa, el Servicio Fitosanitario y el sector de transportistas.

Mantener el flujo comercial

Por su parte, la Ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jimenez, aseguró que las medidas se toman para garantizar el intercambio comercial entre los países de América Central y Costa Rica.

«La región centroamericana representa el 20% de  nuestras exportaciones; el 90% de estas se transporta por vía terrestre. Este flujo es sumamente importante para el empleo en Costa Rica, para el desarrollo económico y para la adquisición de bien como insumos agrícolas y alimentos», dijo la Ministra.

Según Jiménez, la intención del Gobierno es trabajar de una forma dinámica e interinstitucional, para adaptarse a las circunstancias y desafíos que presenta el flujo comercial en medio de la pandemia.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments