Elección interna del Movimiento Libertario

Otto Guevara se juega hoy en convención limitada su confirmación o su soledad

Partido abre un centro de votación por cada cantón. A las 7 p. m. se sabría si en efecto el dirigente emprende su quinta candidatura

Otto Guevara pretende ser candidato presidencial por quinta vez

El diputado Otto Guevara busca hoy domingo su elección como candidato presidencial por quinta vez en el Movimiento Libertario (ML) en la primera convención que realiza el partido que él ha manejado como vehículo propio durante dos décadas.

En una competencia contra la joven Natalia Díaz que parece fácil de resolver para Guevara, esta elección interna podría prolongarle su imperio sobre el partido con el cual ha logrado protagonismo político y también derrotas dolorosas, como la del 2014, aunque siempre con el soporte formal de la agrupación.

Solo 81 centros de votación, uno por cantón dispuso el Libertario para atender a 9.000 militantes que se inscribieron antes y pagaron los 4.000 colones para participar en la jornada de solo siete horas, entre 9 a. m. y 4 p. m.

A las 6:30 p. m. se prevé esté claro si Otto Guevara seguirá al mando del partido y armará su quinta candidatura presidencial o si su desgaste después de dos décadas dejó el espacio para la propuesta de liderazgo de Natalia Díaz. A pesar de abundantes disensos de dirigentes altos o medios a lo largo de 20 años, esta sería la primera vez que la estructura del partido le dé la espalda a su fundador.

Al margen de las aparentes probabilidades bajas de triunfo hoy, Díaz es la única mujer participante como precandidata en las convenciones de los partidos políticos, aunque su discurso tampoco asume como bandera la igual de sexos. Se ofrece como un refrescamiento del liderazgo (32 años de edad), aunque sin salirse del margo ideológico que ha caracterizado al Movimiento Libertario, liberal en lo económico (Estado pequeño, rechazo a impuestos) y conservador en lo moral.

El Libertario enfrenta en este proceso electoral un obstáculo más, el surgimiento del partido Liberal Progresista, cuyos postulados similares en algunos campos podrían arrebatarle parte del apoyo popular que las elecciones del 2010 le otorgaron al ML 20% del caudal electoral y en 2014 solo el 11%. Además, en las elecciones municipales de 2016 no obtuvo ninguna de las 81 alcaldías.

El Libertario pasó de colocar nueve diputados en 2010 a solo cuatro en 2014, incluidos Guevara y Díaz. Después, como es costumbre, la bancada legislativa se reduciría por la renuncia de algún miembro, en este caso la limonense Carmen Quesada. Guevara ha admitido que la agrupación ha pecado de nombrar personas que no suscriben los principios libertarios, aunque otros más bien le critican su afán de hacer del partido una camisa a la medida de sus intereses.

En esta ocasión Guevara decidió adoptar el discurso de mano dura y eliminar las moderaciones con que intentó atraer a votantes en procesos electorales anteriores. “Vamos con la versión más depurada de las propuestas liberales. Sin maquillaje y sin los cuidados que hemos tomado en el pasado de no majar callos. Campaña muy consistente con pensamiento ideológico. Sin consideraciones al costo político”, dijo a este medio semanas atrás.

Esta forma más directa de hacer campaña solo será posible si se confirma su dominio en el partido mediante los resultados de la convención, la última de los partidos para este proceso. Ya el Partido Liberación Nacional (PLN) designó como candidato a Antonio Álvarez Desanti, el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) a Rodolfo Piza y el oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) a Carlos Alvarado.

 

 

0 comments