País

Óscar Arias queda a un paso de librarse de casos de violación y abuso sexual

Un año y medio después del destape de denuncias sobre conductas sexuales del exmandatario durante décadas, las dos mujeres que lo acusaron ante la Fiscalía retiran acusaciones por motivos que no se han hecho públicos, informó hoy AmeliaRueda.com

El expresidente de la República Óscar Arias (1986-1990 y 2006-2010) está a punto de librarse de ir a juicio por las acusaciones de violación y abuso sexual presentadas en 2019 por dos mujeres, pues ambas retiraron las denuncias por motivos que hasta ahora no se han hecho públicos.

Arias, quien cumple 80 años el 13 de este mes, solo espera que los jueces dicten el sobreseimiento basados en el retiro de ambas acusaciones, según informó esta tarde el medio AmeliaRueda.com citando una copia del expediente judicial.

También lo confirmó Rafael Rodríguez, abogado de la acusadora Morales, la segunda mujer que acusó a Arias después de conocerse la denuncia interpuesta por una doctora de apellido Arce, cuya historia se publicó el 5 de febrero de 2019 en UNIVERSIDAD y en el diario The New York Times.

“A petición de la ofendida tengo impedimentos de dar información, pero para nosotros ya se le dio término a nivel judicial», contestó de manera escueta el abogado Rodríguez, consultado por este semanario. Su clienta, una exreina de belleza, había contado que Arias la contactó por Facebook y después en un encuentro aprovechó para besarla y tocarle los senos sin consentimiento.

No ha sido posible localizar a Arce ni a sus abogados. Tampoco hemos logrado consultar al exmandatario y su abogado, Erick Ramos, contestó que no puede comentar ningún detalle sobre el proceso. “Por normativa de orden público, artículo 295 del Código Procesal Penal, no puedo hacer comentarios”, respondió por mensaje escrito.

La noticia llega un año y medio después de que la revelación de la acusación de la doctora Arce desencadenó denuncias de varias mujeres que aseguraron haber sufrido conductas inapropiadas de tipo sexual de parte del exmandatario desde décadas atrás.

No obstante, dos de esos casos se materializaron ante la Fiscalía Adjunta de Género con acusaciones por abuso sexual en el caso de Morales y violación en el caso de Arce, quien había contado que en una ocasión, en 2014, el expresidente la atacó sexualmente en su casa y le introdujo los dedos en la vagina, por lo que el caso se investigaba como violación.

Las denuncias habían provocado manifestaciones de activistas y protestas incluso en la casa de Arias, en Rohrmoser, al calor de la ola del movimiento feminista conocido como #MeToo en contra de abusos sexuales cometidos por figuras con poder en distintos países.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido