Onda tropical atravesará el país este viernes

El IMN recomienda precaución en zonas inestables, aunque subrayó que “sus efectos no serán de la intensidad y duración de una tormenta tropical”.

Sólo una semana después de que la tormenta tropical Nate dejara 11 personas fallecidas, más de 11.000 en albergues (ahora 7.000) y una devastación nunca antes vista en carreteras, puentes y alcantarillados del país, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) confirmó que la onda tropical número 34 de la temporada pasará por Costa Rica este viernes.

Según detalló el IMN, la onda se mantiene actualmente sobre el Golfo de Darién (Panamá) y estaría atravesando el país en horas de la tarde o noche, permaneciendo entre seis y nueve horas y ocasionando lluvias de alta a moderada intensidad.

Específicamente, confirmó que se esperan acumulados de lluvia de hasta 60 litros por metro cuadrado en periodos de tres a seis horas dentro de las zonas altas y cercanías de la Cordillera Volcánica Central, la Zona Norte y el Pacífico Norte, Central y Sur.

“Se prevé que dicha actividad lluviosa sea entre moderada y fuerte. Y que se extienda al menos a las primeras horas de la noche, particularmente en las regiones del Pacífico; mientras que en el Valle Central y la Zona Norte, prevalecerán las condiciones nubladas con lluvias intermitentes nocturnas”, describió la entidad.

Por este motivo, solicitó a la población seguir las instrucciones que se giren desde el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) en caso de ser requeridas, así como mantener la precaución en zonas que siguen inestables con saturación en suelos o propensas a inundaciones por el desbordamiento de ríos, quebradas o alcantarillas.

Eso sí, el ente llamó a la calma y subrayó que los efectos de la onda “no serán de la intensidad y duración de una tormenta tropical”, ante rumores infundados de que “una tormenta tropical o huracán afectarán nuevamente al país esta semana”.

“Definitivamente no es cierto”, puntualizó . “Efectivamente hay una tormenta tropical llamada Ofelia, pero se ubica en el océano Atlántico, a unos 5.000 km de distancia del país, por lo que no representa ninguna amenaza”.

En esta línea, el Instituto constató que -por el momento- los principales fenómenos que afectan a la región son la Zona de Convergencia Intertropical y la onda tropical que llegará este viernes, más allá de cualquier fenómeno que se encuentre lejano.

Así mismo, destacó que las condiciones del tiempo continuarán siendo positivas en el Caribe, en cuyas partes bajas “estaría parcialmente nublado y con poca probabilidad de lluvias”.

Nate sigue presente

Eso sí, la onda llega en momentos de emergencia nacional, dato que no es obviado pues las condiciones siguen siendo inestables en distintos lugares y 7.214 se mantienen en 127 albergues tras los efectos provocados por la tormenta tropical Nate.

Estas personas desalojaron sus hogares por riesgos inminentes o pérdidas de sus viviendas, problemas que se avivan con el resurgimiento de los aguaceros.

Precisamente, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) ha reiterado en distintas ocasiones que los suelos están “saturados”, un factor de riesgo que potencia deslizamientos y socavaciones.

Estos problemas además se expanden a rutas e infraestructura pública, como ha sido el caso de las 117 rutas nacionales que sufrieron daños en 516 puntos distintos, según el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

De estas ellas, varias decenas continúan cerradas, mientras que apenas unas 200 permiten el paso regulado. Con nuevas acumulaciones sostenidas de lluvia, la posibilidad de nuevos problemas sigue latente.

Hasta la tarde de este miércoles, el Gobierno estimaba en ₡11.175 millones el costo de rehabilitar carreteras, caminos y puentes.

Otro dato importante es la recuperación del servicio de agua para 218.000 personas que continúan sin el servicio por averías, las cuales han sido reportadas en 25 sistemas del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AYA) y 150 de Asociaciones Administradoras de los Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Comunales (Asadas).

Estos problemas se mantienen y el AYA han reconocido la seriedad de los daños, a pesar de los intensos esfuerzos mediante los que ya se logró rehabilitar el servicio para 482.000 ciudadanos.

Con el objetivo de atender estos efectos,  el Gobierno de la República ha venido extendiendo recursos del Fondo de Emergencias y de la Tesorería Nacional, a lo que aunó el anuncio de un préstamo por $30 millones al BID, a lo que se sumaron cooperaciones de esta entidad y del BCIE por $200.000 y $250.000.

También, se informó sobre el ingreso de $150.000 donados por Estados Unidos esta mañana, con la idea de apoyar los vuelos para la distribución de suministros humanitarios e inspección de las zonas afectadas y comunidades aisladas.

0 comments