Informe sobre ruta del dinero que salió e ingresó desde el exterior a cuentas de Juan Carlos Bolaños

OIJ sobre dinero repatriado a cuentas de JCB: $199.000 no se usaron para comprar cemento

Con una orden de levantamiento de secreto bancario, la Fiscalía y el OIJ analizan las transacciones internacionales en cuentas del empresario.

Un tracto de $199.975,parte del total de préstamos que la banca nacional entregó a Juan Carlos Bolaños Rojas (actualmente en prisión preventiva) “no se usó para comprar cemento”, concluyó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tras realizar un análisis sobre los movimientos financieros en las cuentas ligadas a este empresario.

El informe número 148-DEF-A-204-18, de la sección de Delitos Económicos y Financieros del OIJ, con fecha del 30 de julio de este año –del cual UNIVERSIDAD tiene copia–, es parte de las pesquisas en el expediente 16-000013-0033-TP de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, en el cual se investiga a Bolaños y a otras personas, como el exgerente del BCR, Mario Barrenechea, por las aparentes irregularidades con créditos bancarios y la importación de cemento.

La Fiscalía obtuvo la información financiera del empresario mediante una orden de levantamiento de secreto bancario.

El análisis del OIJ tiene como antecedente una denuncia penal que presentó la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), en setiembre del año pasado, por “irregularidades” en dos créditos de $20 millones y ¢5.300 millones que el Banco de Costa Rica (BCR) le entregó al empresario Juan Carlos Bolaños en el 2016 para que importara y comercializara cemento chino de la marca Sinocem.

La denuncia de la Sugef incluyó un análisis de las transferencias internacionales de dinero que se realizaron en las cuentas del grupo empresarial de Bolaños.

En ese estudio se determinó que, entre el 2016 y el 2017, desde las cuentas bancarias de las empresas del empresario cementero se transfirieron al exterior un total de $43 millones, de los cuales $33,2 millones salieron del BCR.

El informe de Sugef estableció que, en ese mismo periodo, las cuentas de Bolaños recibieron de ingreso desde el exterior un total de $36,3 millones; de los cuales, la mayor cantidad ($22,7 millones) ingresaron por el Banco Nacional (BN).

De esta manera, se supo que Bolaños utilizó un esquema rotativo en el queusó al BN como receptor para repatriar allí la mayor parte del dinero que el BCR le había prestado para invertir en cemento y que días antes se había girado a su proveedor chino SinobuildingMaterials Hong Kong.

Otros montos ingresaron desde el exterior a cuentas en los bancos Cathay ($5,2 millones), BCR ($4,4 millones), Davivienda ($1,9 millones) y Scotiabank ($1,7 millones).

Con base en esos hallazgos, el OIJ se propuso realizar la “trazabilidad bancaria” de cada una de las transferencias que en esos dos años se hicieron en las cuentas que están a nombre de: Juan Carlos Bolaños Rojas, Sinocem Costa Rica S.A., Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB S.A., JCB Distribuidora S.A. y JCB Constructora y Alquiler S.A.

El análisis de trazabilidad (verificar todas las cuentas y países por las que pasa el dinero) se inició con una transacción por $199.975, los cuales ingresaron desde el exterior, el 3 de febrero del 2016, a una cuenta de la empresa JCB Constructora y Alquiler S.A. en el banco Scotiabank.

Sobre esta, los analistas del OIJ determinaron que ese dinero provino de la empresa SinobuildingMaterialsHongKongLimited, que el envío se realizó desde el banco HSBC Hong Kong y que el dinero finalmente “no se utilizó para comprar cemento”, según se especifica en el informe.

Más bien, tras hacer un seguimiento del dinero, los investigadores indicaron que “existe ‘certeza” de que ese recurso económico se destinó a los siguientes fines:

-$135.000 se transfirieron a una cuenta en el FifthThird Bank, en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos, la cual está a nombre de la empresa fabricante de maquinaria pesada LBX Company LLC.

-Sobre otros $21.000 se indicó que existen dos opciones de destino: a una cuenta en el JP Morgan Chase Bank, en Nueva York, Estados Unidos, a nombre de una firma relacionada con “equipos de manejo de materiales”; o a nutrir el pago de un préstamo por $24.500 hecho por Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB en una cuenta del Banco Popular.

-Otros $32.182 se usaron para pagar préstamos que el Banco Nacional le otorgó a JCB Constructora y Alquiler S.A. e Inversiones e inmobiliaria del Grupo JCB S.A.

De acuerdo con el informe del OIJ, el resto del recurso económico de esa primera transacción “se fusionó con otros ingresos y se diluyó en gastos de operación de las distintas empresas”.

En el informe que fue remitido a Paula Guido, fiscala adjunta encargada del caso, la Policía Judicial indicó que posteriormente se analizarían el total de transacciones internacionales, por lo que requirió al Ministerio Público las “consideraciones en relación con el tiempo que demandan este tipo de estudios”.

INGRESOS MILLONARIOS

El informe policial de julio detalla que las cuentas vinculadas a Juan Carlos Bolaños en los distintos bancos recibieron en total 53 ingresos de dinero producto de transferencias internacionales, durante 42 fechas distintas, entre el 3 de febrero del 2016 y el 15 de junio del 2017.

La mayor parte ($32 millones) provinieron de la empresa china SinobuildingMaterials Hong Kong Limited, la cual se suponía que era la proveedora de cemento de las empresas de Bolaños.

Otros $4 millones tienen remitente “No identificado”, por lo cual el OIJ tiene en trámite una solicitud de ampliación de información ante el Banco Nacional, “para que esa entidad aporte los comprobantes correspondientes que permitan establecer los remitentes actualmente no identificados”, dice el informe oficial.

UNIVERSIDAD consultó al Banco Nacional si conocía el origen de estos movimientos y la Dirección de Relaciones Institucionales indicó: “El Banco Nacional aplica los principios normativos de Debida Diligencia (DD) con respecto a transacciones internacionales, las cuales deben ajustarse al perfil del cliente, dicho perfil incluye entre otros: industria en la cual participa, mercados meta, proveedores, experiencia, información financiera. Con respecto a las transacciones internacionales, además del conocimiento que se tenga del cliente y la industria en la participa, se requiere información de respaldo que justifique el recibo del dinero, lo cual se aplica en el Banco Nacional de acuerdo con los lineamientos internos y normativa específica”.

Además, el banco aseguró que “facilitó toda la información y documentación requerida por las autoridades”.

Las cuentas de Bolaños también recibieron otros dineros de empresas extranjeras proveedoras de maquinaria pesada, como excavadoras: $209.118 de la empresa Turbomeca México, S.A.; $62.955 de Link BeltExcavator Inc. y $9.585 de LuiigongConstructionMachinery C.A.

Sobre los $43 millones que salieron de las cuentas de Bolaños hacia el extranjero, se indica que $33,2 millones lo hicieron por el BCR; $8,7 millones por el Banco Cathay; $407.315 a través del BN; $286.495 por el banco Lafise; $265.000 por el Scotiabank y $177.000 por medio de Davivienda.

En un informe anterior del OIJ, número 060-DEF-R-023-18, con fecha del 21 de mayo de este año, los agentes judiciales recomendaron a la Fiscalía solicitar una ampliación de secreto bancario, aduanero y tributario.

En ese documento, se detalla un análisis que realizó la Policía Judicial para determinar si las líneas de crédito que el BCR dio a Bolaños se otorgaron con base en los procedimientos establecidos.

Los investigadores judiciales concluyeron que, para la formalización de los créditos, los procedimientos se cumplieron “en forma” porque previamente se había modificado la normativa relacionada con los seguros de caución, para permitir usar distintas aseguradoras.

No obstante, los analistas encontraron irregularidades con respecto a los desembolsos. Por ejemplo, que el segundo de ellos se entregó a Bolaños con la aprobación del subgerente de banca mayorista, Andrés Víquez Lizano, y el subgerente general de finanzas, Leonardo Acuña Alvarado, “sin haberse cumplido lo pactado sobre que el cliente hubiese cancelado lo correspondiente al primer mes de ventas”.

El OIJ también señaló que uno de los giros para nacionalización fue aprobado por el Comité de Crédito y que, sin embargo, no se halló respaldo del aval de uno de sus miembros, el director de Gestión de Crédito Rodrigo Ramírez Rodríguez.

Además, que no se cumplió la norma de que cada giro de dinero quedaba condicionado a que existiera certeza de que existía una póliza.

Asimismo, encontraron que Bolaños entregó al BCR y al Banco Popular documentación aduanera sobre el mismo ingreso de cemento para respaldar distintos préstamos.

El OIJ también apuntó que el imputado Víquez Lizano le dio información “equívoca” a la Sugef “sobrevaluando el ingreso de cemento hidráulico adquirido por Sinocem Costa Rica”.

CAUSA ACTIVA

El caso conocido como “cementazo” salió a la luz en el 2017 y se convirtió en el más grande caso de corrupción que salpicó a los tres poderes de la República y originó varias causas penales.

Las autoridades investigan los beneficios que recibió el empresario Juan Carlos Bolaños, tanto en cambios reglamentarios para importar cemento como en los préstamos que le otorgó la banca nacional.

Entre los investigados por el delito de peculado están el exgerente del BCR, Mario Barrenechea (quien cumple arresto domiciliario), y otros cinco miembros de la gerencia de esa institución: el subgerente de banca mayorista, Andrés Víquez Lizano; el subgerente de finanzas, Leonardo Acuña Alvarado; el subgerente de banca minorista, Marvin Corrales Barboza; el director de Gestión de Crédito, Rodrigo Ramírez Rodríguez; y el gerente corporativo de riesgos y control interno, Gilberth Barrantes Campos.

Todos ellos habían sido detenidos pero actualmente cumplen otras medidas cautelares.

Incluso el expresidente de la República, Luis Guillermo Solís, figura en la lista de personas investigadas por el presunto delito de prevaricato.

Además, son investigados los exlegisladores Otto Guevara y Víctor Morales Zapata, a quienes se les señaló por promover cambios normativos para beneficiar a Bolaños.

Precisamente, la causa contra los exdiputados ocasionó un terremoto en el Poder Judicial, pues la Fiscalía había solicitado con prueba falseada la desestimación de pesquisa contra ellos y la sala Tercera acogió la solicitud.

La situación generó la salida del fiscal general Jorge Chavarría y del magistrado Celso Gamboa, a quien además se le señaló por su cercanía con Bolaños y por asistir con él a un viaje de negocios en Panamá.

Recientemente, la Corte Plena suspendió a los miembros de Sala Tercera por este caso; entre ellos el entonces presidente de la Corte, Carlos Chinchilla, quien decidió acogerse a su jubilación. También se pensionó la magistrada Doris Arias.

Quienes cumplen el castigo son Jesús Ramírez y la suplente María Elena Gómez.

La semana pasada, la Fiscalía secuestró las computadoras de estos funcionarios y exfuncionarios, pues también son investigados penalmente por haber firmado la desestimación.

 

*Nota: Esta información se actualizó el martes 14 de agosto a las 10:20 a. m. para incorporar respuestas enviadas por el Banco Nacional. 

0 comments