Ocho cambios sacuden la cúpula del Ministerio de Hacienda

Tres meses después de la salida de la ministra Rocío Aguilar y otras jefaturas, Hacienda despide a dos viceministros y otros altos cargos en momentos de alta presión financiera y política.

El Ministerio de Hacienda sufre una nueva sacudida en momentos de alta presión política por la situación fiscal del país y la controversia por las propuestas del ministro Rodrigo Chaves.

Tres meses después de sustituir a la ministra clave en este gobierno, Rocío Aguilar, Chaves ve marcharse a parte del círculo que lo rodea en momentos de fuertes y abundantes críticas de diputados opositores, sin que se conozcan aún las razones de las salidas.

Después de que varios medios adelantaron algunos de los cambios, Haciendo hizo oficial la llegada del viceministro Juan Alfaro, que deja ese cargo en Presidencia, así como de Priscila Zamora para dirigir Tributación; Gerardo Bolaños en Aduanas y Jacqueline Soto como nueva directora de la Policía de Control Fiscal.

Ellos sustituyen en el puesto a Vladimir Villalobos, el veterano Carlos Vargas, Juan Carlos Gómez e Irving Malespín en ese mismo orden de los puestos, pero los cambios no acaban ahí.

Se confirma la salida del viceministro de Egresos, Rodolfo Cordero; el oficial mayor Leonardo Salas; la directora administrativa y financiera, Dina Víquez Esquivel y el director de Bienes y Contratación Administrativa, Fabián Quirós. Estos, sin embargo, no tienen aún sustitutos, se informó en un comunicado de prensa.

La comunicación oficial no detalla los motivos de los cambios, más que el afán del ministro Chaves de formar un equipo propio a su alrededor. «Una de mis primeras prioridades era valorar y conformar un equipo de trabajo. El anuncio de hoy culmina esa prioridad de gestión», le atribuye el comunicado al ministro Chaves, quien no cumple aún los tres meses en el puesto que asumió tras dejar sus funciones en la sede del Banco Mundial en Indonesia.

Este remezón en Hacienda se suma a otras bajas registradas en meses recientes, entre las que figura Nogui Acosta, viceministro de Ingresos, en septiembre, y la de la directora de Hacienda, Priscilla Priedra en agosto.

La Tesorería Nacional, con Martha Cubillo, y la Dirección de Crédito Público, son Melvin Quirós, son cargos que fueron cuestionados por la Contraloría General de la República por el mismo caso que salió la ministra Aguilar, vinculado a la manera como se atendió el desfase presupuestario de c900.000 millones en 2018. Ambos, sin embargo, apelaron y han continuado hasta ahora, sin que haya anuncios sobre su continuidad.

Este clima de inestabilidad coincide con un momento de mayores críticas desde la oposición contra Hacienda, después de conocerse que la reforma fiscal no evitó al país llegar a su peor déficit fiscal en 40 años, debido al aumento de algunos gastos.

Se suman las reacciones de escepticismo, descrédito o rechazo total a temas que mencionó el ministro en su larga comparecencia del lunes, en relación con la urgencia de medidas adicionales para reducir la deuda y mejorar ingresos. Entre ellos: el acceso de Hacienda a cuentas bancarias de contribuyentes, la venta de BICSA y la concesión de FANAL, la necesidad de endeudarse más para poder cobrar mejor los impuestos, un nuevo paquete de eurobonos o el alcance de de la “regla fiscal” que podría limitar la inversión pública.

Esto ocurre mientras aún no se culmina el proceso de aplicación de la reforma fiscal que dominó el debate político en 2018 y 2019, sin que esta sea suficiente y se planteen nuevas propuestas para combatir la crisis fiscal, como un pronto proyecto de ley específico sobre empleo público.

Los nuevos funcionarios «tienen absolutamente claro que nuestro compromiso es modernizar Hacienda, simplificar la interacción entre los contribuyentes y el Ministerio, reducir la evasión, controlar el gasto y bajar la deuda nacional”, manifestó Chaves en el comunicado.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments