Costa Rica aspira a ser uno de los 35 países miembros de la Organización.

OCDE confirma dificultad de mujeres y jóvenes costarricenses en el acceso laboral

Investigación destaca que el 20% de los jóvenes no se capacitan, ni trabajan por distintos motivos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recientemente su estudio Mercado Laboral y Políticas Sociales de Costa Rica 2017, en el que determinó rezagos en la participación laboral de mujeres y jóvenes costarricenses en relación con el resto los países miembros del organismo.

Entre varios hallazgos, el informe señala que en el país el desempleo creció de manera importante en los últimos 15 años, lo que pudo haber frenado el aumento de la tasa de participación de la fuerza laboral femenina y contribuido a la pequeña disminución para los hombres.

Los factores clave de las tendencias desfavorables del desempleo a los que se hace mención incluyen un desequilibrio estructural entre las calificaciones y los empleos, así como la reducción de la demanda de mano de obra poco calificada.

Según el estudio, Costa Rica tiene importantes retos en el aspecto laboral, ya que -a pesar de que la tasa de participación de la fuerza laboral pasó de un 63% al 67% entre 2000 y 2015- la cifra sigue entre las más bajas de América Latina y el Caribe.

Con respecto al porcentaje de mujeres que no trabajan se determinó que la principal causa que responde a esta inactividad laboral femenina se debe a la responsabilidad del cuido de la familia, punto que influye directamente en la calidad de trabajo y los ingresos percibidos.

“Más de la mitad de las mujeres con ingresos más bajos dicen que las responsabilidades familiares son la principal razón para no buscar y aceptar un trabajo, siendo el problema  más agudo entre los hogares pobres, sin embargo, no se excluye  a las mujeres de los grupos de ingresos más altos”, detalla el informe.

Por ello, a lo largo de la investigación se señalan una serie de acciones que el país tiene que tomar para lograr afrontar una mayor incorporación de la fuerza laboral femenina; entre ellas, fomentar políticas familiares eficaces y programas orientados a suplir la falta de guarderías accesibles y la asistencia social para los adultos mayores.

Respecto a este tema, otro de los aportes que se desarrolla en la investigación, es la apuesta por las políticas de licencia de paternidad, ya que son estas las que se dice podría generar una cultura de responsabilidad paterna hacia el cuidado de los niños.

“En Costa Rica, las madres trabajadoras tienen derecho a cuatro meses de permiso por maternidad. Sin embargo no existe legislación sobre el permiso de paternidad en el sector privado”, indica el estudio.

Se habla de que algunas políticas como los planes de permiso de paternidad podrían contribuir a aumentar la participación femenina en el trabajo, a reducir la discriminación contra las mujeres en el lugar de trabajo (particularmente en la contratación) y a cambiar las percepciones y actitudes de género hacia la atención familiar.

Otros hallazgos  importantes

En la misma línea, uno de los retos que enfrenta Costa Rica, y que es abordado de manera amplia en el estudio, es el tema del desempleo de los jóvenes entre los 14 y 25 años, una situación nada nueva para los costarricenses.

Una cifra incómoda revela que un 20% de los jóvenes no trabajan, estudian, ni reciben capacitación, lo que repercute directamente en el futuro crecimiento y la cohesión social. Además, ellos representan alrededor del 23% de la población que, en comparación con los países miembros de la OCDE, son una parte mucho mayor de la población general.

A esto hay que agregar, que el estudio aborda otros temas como los desafíos de la educación, la deserción escolar, la desigualdad y la inmigración en el mercado laboral y el campo social, parte de los factores que se desarrollan en distintos niveles.

En el campo de la educación, un tema que no se deja de lado son los porcentajes de la  deserción de la educación secundaria, aspecto que al mismo tiempo se reconoce  que el gobierno está haciendo importantes esfuerzos,  por medio de programas como “Avancemos”.

Este esfuerzo ha aumentado los niveles de retención y la reintegración al sistema educativo formal, enfocado en los adolescentes y jóvenes de hogares desfavorecidos.

La OCDE es un organismo de cooperación internacional que está compuesto por 35 países, bajo la consigna de coordinar políticas económicas y sociales. Su sede se encuentra en Francia y los representantes se reúnen para intercambiar información y armonizar políticas con el objetivo de maximizar su crecimiento económico y colaborar con países no miembros.

Costa Rica aspira a ser uno de los miembros de esta organización, por lo que dichos estudios son necesarios para valorar las condiciones del país en comparación con el resto de integrantes.

La presentación del estudio se dio el día miércoles 18 de noviembre en el Auditorio Parque La Libertad y contó con la presencia del director de empleo, trabajo y asuntos sociales de la OCDE, Stefano Scarpetta, y jerarcas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Ministerio de Comercio Exterior, Ministerio de Desarrollo Humano e inclusión Social.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments