Entrevista con Édgar Mora, alcalde de Curridabat y nuevo jerarca del MEP

Nuevo Ministro de Educación: El MEP es tan complejo como una ciudad, se gestiona junto a la gente

Édgar Mora dice ser un “especialista en agregar demanda” y “esa es la razón por la que -probablemente- soy ministro”

El alcalde de Curridabat y estudiado en temáticas de planificación territorial, Édgar Mora, quiere darle vuelta al sistema educativo y escuchar a las comunidades y estudiantes antes de ofrecer  servicios. Para él, la “armadura” de la insensibilidad del Ministerio de Educación Pública (MEP) está en la oferta: en convertir los intereses de los políticos, administradores y profesores en la prioridad, antes de escuchar a los estudiantes, padres de familia y vecinos para responder a lo que piden.

Mora, quien ha fungido como alcalde de ese cantón por más de once años, asume el reto de dirigir una cartera en la que todavía no tiene experiencia, a pesar de su formación como Máster en Administración Pública en la Universidad Harvard, pero en la que dice que tiene la visión necesaria para aportar al sistema.

“Soy especialista en la agregación de la demanda”, dice el nuevo jerarca. “Probablemente por eso soy ministro”.

Transcribimos aquí la conversación que tuvo Universidad con el nuevo ministro de Educación Pública minutos después de ser presentado en el auditorio de la “Escuela Metálica” en San José.

¿Qué le dice don Carlos a usted cuando lo llama y le propone ser Ministro de Educación?
Él cree que la función de gobierno de Curridabat ha tenido una textura pedagógica que quiere incorporar en su gobierno. Él cree que en Curridabat se percibe una capacidad de innovar, que es un lugar donde se gobierna con fundamento en los datos y en la información y en la capacidad de diseñar experiencias. Él lo que cree es que yo puedo aportar ese conocimiento del manejo de un sistema complejo a partir del diseño de experiencias e interacciones.

Me contaba la señora Dyalá Jimenez, la nueva Ministra de Comercio Exterior, que don Carlos le preguntó a cada uno de ustedes: “¿A usted qué le mueve?” Me gustaría repetirle la pregunta.
Me mueve que la educación costarricense sea un gran abrazo. Que abrace a los niños desde pequeños, que no los oprima y que nunca les quite el aire. La educación no es un asunto de oportunidades, nada más. Esa es una forma de economizar todos los resultados de la educación, pero hay algo que no tiene valor ni es economizable: la libertad. La educación es la única puerta para la libertad.

La educación no es un asunto de oportunidades, nada más. Esa es una forma de economizar todos los resultados de la educación, pero hay algo que no tiene valor ni es economizable: la libertad. La educación es la única puerta para la libertad.

Usted tiene un amplio conocimiento en temas de gobernanza, planificación territorial, pero aún no tiene experiencia específica en temas de educación. ¿Qué puede aportar su experiencia a una cartera novedosa para usted como educación?
El MEP tiene veintisiete regiones. La lógica de esas regiones, si uno le pregunta a funcionarios del MEP, no necesariamente es comprensible. Eso significa que el MEP también es una realidad territorial.

Esta idea de estar pensando que los gobiernos son silos y que cada silo está separado del otro y no tiene un correlato territorial es equivocado. Es equivocado porque solo produce beneficios para algunos y, sobre todo, porque no produce lo que el país desea. Los sistemas territoriales son absolutamente necesarios de entender, y el MEP es uno. Tiene escuelas en todo lado y cada una de esas escuelas es una terminación del sistema nervioso del país. ¿Cómo esas escuelas están ahí? ¿Con cuál se relacionan? ¿Cuál es la manera de administrar mejor esos territorios del MEP? Es algo que me interesa mucho a mí desde mi experiencia como urbanista y ordenador del territorio.

Yo soy administrador público, graduado de una universidad que potencia la administración pública como algo muy relevante y que, además de eso, soy un practitioner (persona que ejerce una profesión) de lo que aprendí y que ha podido dominar un sistema complejo de setenta y cinco mil personas que, necesariamente, se dejan manifestar todos los días de maneras distintas. Una ciudad es un sistema complejo y contingencial, igual que es el MEP.

Una ciudad es un sistema complejo y contingencial, igual que es el MEP.

Hace unos años usted hablaba de la armadura de la insensibilidad en la gobernanza costarricense. ¿Dónde no está siendo sensible nuestra educación?

En muchas áreas. Si uno cree que el conjunto de maestros es un ejército, ya empezó mal. Un ejército no es sensible. El conjunto de maestros es tremendamente sensible: la metáfora está equivocada. Pero en las metáforas hay realidad y son promesas autocumplidas, al final de cuentas.

Si uno cree que el conjunto de maestros es un ejército, ya empezó mal. Un ejército no es sensible. El conjunto de maestros es tremendamente sensible: la metáfora está equivocada. Pero en las metáforas hay realidad y son promesas autocumplidas, al final de cuentas.

El sistema educativo es lo que garantizaría, es decir, viéndolo como sistema nervioso, que el gobierno sea responsivo, es decir, que cuando te toca, reaccione. Hay un potencial del sistema educativo que no hemos podido despertar, que tiene que ver con la capacidad de que ese sistema nervioso produzca y agregue demanda. La armadura (del MEP) es una armadura de la oferta.

La gobernanza en Costa Rica pone la carreta por delante de los caballos al colocar primero la oferta (las instituciones, los partidos políticos, etcétera), y luego la demanda. ¿Cómo le da usted vuelta a eso?

Hay que especializarse en agregar demanda. Muy poca gente lo hace. Yo lo hago, y esa es la razón por la que -probablemente- soy ministro. Soy especialista en la agregación de la demanda.

Hay que especializarse en agregar demanda. Muy poca gente lo hace. Yo lo hago, y esa es la razón por la que -probablemente- soy ministro. Soy especialista en la agregación de la demanda.

A mí no me gusta el trabajo mecánico de agregar oferta: a mí me gusta agregar demanda. Es absolutamente necesario volver a agregar demanda por una buena educación. Eso no significa agredir a nadie, significa solamente encontrar los incentivos suficientes para que haya transformaciones en la oferta, que de otras formas no sucederían. En la oferta todos los actores actúan como seres humanos (es decir, se parcializan a su favor) y muy rápidamente convierten sus intereses en la prioridad de lo que ofrecen.

Los incentivos para cambiar no necesariamente están siempre en la parte que ofrece, sino en la que demanda.

Los incentivos para cambiar no necesariamente están siempre en la parte que ofrece, sino en la que demanda.

Deme un ejemplo sobre cómo en el futuro un estudiante puede expresar su demanda y el ministerio puede responder…
Hace unos años hicimos un proyecto en Curridabat que le llamamos “Equipos de Mejora Escolares”. Eran un proyecto para agregar demanda. Reunimos a los chicos de quinto y sexto que tenían dotes de liderazgo (después de una pequeña prueba no intrusiva). Los reunimos basándonos en una metodología japonesa de mejora continua, replicamos la metodología y ellos produjeron una demanda sobre mejora de su escuela que era completamente distinta a la oferta que generaba la directora. Ese es un buen ejemplo. La directora tenía en su lista “parqueo”, pero los chicos tenían en su lista “campo para jugar”. ¿Quién prevalece ahí si no hubiéramos hecho el ejercicio? ¿La oferta o la demanda?

La directora tenía en su lista “parqueo”, pero los chicos tenían en su lista “campo para jugar”. ¿Quién prevalece ahí si no hubiéramos hecho el ejercicio? ¿La oferta o la demanda?

Eso es con respecto a los chicos, pero yo me pregunto: ¿los padres? ¿Cuándo hay agregación de demanda de una mejor educación por padres que toman conciencia de que sus chicos no están recibiendo la mejora que podrían recibir? ¿Cómo se canaliza eso? Hay Juntas de Educación, pero tienen asignaciones muy precisas sobre infraestructura. Ese es otro gran ejemplo. ¿Quién domina la formación de las Juntas? ¿Las municipalidades? ¿Con qué criterio: con criterio de partidos políticos o comunitario?

Usted ha estado muy interesado en el papel de las ciudades y municipalidades como dinamizadores de la política pública. ¿Qué papel quiere que tengan los gobiernos locales en el sector educativo? ¿Espera coordinar con la primera dama Claudia Dobles al respecto?
Por supuesto. Los gobiernos locales tienen que depurar la conformación de juntas, pero no solo eso. También pueden participar de la mejora de infraestructura, de programas paralelos educativos. El MEP puede participar con las municipalidades en contribuir: eso pasa en Curridabat. Tenemos un centro que lo llamamos “La Cometa” en Tirrases y otro en Granadilla “La Casa del Pueblo”, y hemos otorgado en tres años 102.000 títulos, de alguna cosa. En algunos de esos el MEP contribuye con aportar el recurso formativo (con robótica, matemática, etcétera). Es decir, la combinación entre el gobierno nacional y el gobierno local es una gran urgencia. Costa Rica solo tiene dos niveles de gobierno y esos dos niveles de gobierno se deben hablar constantemente.

Édgar Mora, alcalde de Curridabat y nuevo Ministro de Educación

Los recientes informes de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) sugieren a Costa Rica incrementar su inversión en la educación temprana. ¿Cuál es su opinión con respecto? ¿Cuál es su opinión, también, sobre las otras observaciones con respecto a la discusión sobre el 8% del PIB que invertimos en educación?

He tenido la oportunidad de conocer muy bien la calidad de análisis de la OCDE sobre educación: es extraordinario y me parece correcto.

Me parece que sobre ese punto de la inversión en la primera infancia su análisis no puede ser más acertado. Es un asunto de Estado que nuestros niños estén amorosamente protegidos por el sistema, y que allí donde no hay condiciones para que eso suceda en la familia sí pueda suceder a través de las instituciones. Curridabat ha logrado trabajar eso a través de los Cecudis (Centros de Cuido y Desarrollo Infantil) en combinación con el MEP -que aporta pedagogía-, y somos piloto en eso. Yo estoy seguro de que esa combinación es virtuosa. El MEP, las municipalidades y la comunidad entera tiene que estar ahí. Aquí el propósito es que ningún niño en Costa Rica crezca sin amor.

¿Tiene algún proyecto más adelantado con respecto a esto?

Curridabat identificó en Canadá a una organización que desarrolla un proyecto llamado Roots of Empathy (Raíces de Empatía). Ellos utilizan un bebé: real. Un bebé real que llora, y también es feliz. Él es el profesor y participa en actividades de la escuela de forma cotidiana y permanente durante todo el año lectivo. La presencia de ese bebé en todas las actividades redujo dramáticamente el bullying. Esa es la especialidad de ese programa. Ese proyecto lo identificó Curridabat, lo contrató y lo llevó al MEP para que ellos lo monitorearan y lo evaluaran. Tal vez me va a tocar a mí hacerlo, sin ser juez y parte. Tal vez podamos aumentar el piloto a varias escuelas del país y llevar el gran beneficio de que nuestros niños desde la temprana edad aprendan a ser empáticos.

A usted le interesa el problema de la “felicidad” en la gobernanza. ¿Cómo se traduce eso en la gestión educativa?
Hay suficiente evidencia científica para saber que el determinante de una vida miserable no es, necesariamente, la pobreza, aunque es importante. Pero hay dos elementos que pesan más: la angustia (en edades tempranas) y el desempleo (más adelante).

El déficit de contacto con la naturaleza en los centros educativos es algo que hay que trabajar. Hay suficiente información científica para saber que hay un indicador de déficit de contacto con la naturaleza que propicia mucha angustia, enfermedades crónicas.

El déficit de contacto con la naturaleza en los centros educativos es algo que hay que trabajar. Hay suficiente información científica para saber que hay un indicador de déficit de contacto con la naturaleza que propicia mucha angustia, enfermedades crónicas.

La alimentación también es vital para el bienestar de las personas. Esas cosas también forman parte del proceso formativo de las personas: el MEP no es una máquina curricular, es una gran política social. Es muy importante reconocer que la educación tiene que ser amorosa. Que la estancia de las personas en las escuelas debe pretender que se incremente el contacto de la gente con la naturaleza, y finalmente la alimentación de las personas en los comedores debe ser de gran calidad.

Este gobierno le deja una inversión muy alta en infraestructura, cambios importantes en la malla curricular… Le dejan un carro mejor equipado, pero con los mismos pasajeros: profesores que -aunque tienen exceso de trámites- tampoco quieren ser evaluados, en muchos casos. Muchos de ellos graduados de universidades de calidad ampliamente cuestionada. ¿Está dispuesto a dar la batalla por la evaluación docente?

No es que quiera dar batallas o no. Habrá que sentarse bajo el marco de conversaciones empáticas para entender los procesos: debe haber una justificación en el hecho de que no quieran ser evaluados.

No es que quiera dar batallas o no. Habrá que sentarse bajo el marco de conversaciones empáticas para entender los procesos: debe haber una justificación en el hecho de que (algunos docentes) no quieran ser evaluados.

Es decir, puede ser la que sospechamos (que no quieran y haya un capricho), pero también puede ser que sean otras, que tengan una idea de que la evaluación puede no reconocer el entorno educativo que les da la institución para desarrollar su trabajo, por ejemplo. Creo que cada una de esas áreas: la educación de los maestros es vital. Casi el 80% de los maestros se gradúan de universidades privadas y es un campo en el que hay que trabajar. También hay que revisar las universidades públicas. Es un trabajo de alineamiento con respecto a las necesidades del captador de recursos que es el Ministerio de Educación Pública.

Édgar Mora, alcalde de Curridabat y nuevo Ministro de Educación

Cuando don Carlos Alvarado firma el acuerdo con don Rodolfo Piza se compromete a hacer una revisión a profundidad de las guías sobre sexualidad y afectividad. ¿Cómo dirigirá ese proceso?

Las guías son instrumento dentro de un programa más grande, y ese instrumento hay que dimensionarlo. Hay que explicar porqué es importante que en el país todos reflexionemos sobre las relaciones de poder que tenemos entre todos, pero también la importancia de reconocer que hay grandes diferencias producidas por esas relaciones de poder.

En Curridabat hemos medido que una chica de 17 años tarda la mitad de tiempo recorriendo la distancia que hay entre su casa y la parada de bus, en comparación con un chico. Una chica te puede explicar bien porqué: tiene miedo del entorno. Esa es una relación de poder, y eso hay que discutirlo. ¿Por qué los espacios públicos no tienen la voz de la mujer incorporada en el diseño?

Son cosas que se pueden explicar viendo la vida que tenemos y es importante abrir esa discusión constantemente. No digo ahora: este es un tema. Si el país quiere avanzar tiene que renovar sus relaciones de poder. Esas relaciones de poder se renuevan no solo desde el aula: desde todos los ámbitos. Es en el aula donde se dan directrices o indicaciones sobre eso. Es un asunto de Estado. Si no lo hacemos, prevalecerán otros impulsos, que matan gente: sobre todo mujeres.

Es un asunto de Estado (la discusión de la sexualidad y la afectividad). Si no lo hacemos, prevalecerán otros impulsos, que matan gente: sobre todo mujeres. Sencillamente, eso es un tema que no se puede eludir.

Sencillamente, eso es un tema que no se puede eludir. Sobre el acuerdo entre don Rodolfo y don Carlos, es algo que me corresponde ejecutar. Yo vengo al gobierno desde un partido cantonal. Es la primera vez que un partido cantonal aporta un ministro, pero reconozco la valía que tiene ese acuerdo y mi posición. Yo estoy aquí pasando de ser gobernante electo de un lugar a ser ejecutor designado. Confío plenamente en mis capacidades de navegar sistemas complejos.

Colaboró el periodista Luis Fernando Cascante

Así piensa el nuevo gabinete: 

Epsy Campbell, vicepresidenta y canciller:  “Tenemos que respetar las realidades del resto de los países” 

Nuevo Ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez: “No puede haber pesca de arrastre sostenible, es imposible que eso vaya”

Nueva jerarca de Turismo María Amalia Revelo : “Tenemos que fortalecer la atracción de más asientos desde EE.UU. y Canadá”

Nuevo jerarca de la CCSS, Román Macaya: En la CCSS “tenemos que trabajar por una solución que va a ser dolorosa”  

Nuevo jerarca de Seguridad, Michael Soto: ‘Bajar los índices de criminalidad no se hace necesariamente con presencia policial’

Los focos de atención de Marcia González, nueva Ministra de Justicia: traslados a cárceles semiabiertas y oportunidades para jóvenes


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/nuevo-ministro-de-educacion-el-mep-es-tan-complejo-como-una-ciudad-se-gestiona-junto-a-la-gente/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments