Nuevas aerolíneas y cruceros: una receta que dinamizó la industria turística 

Las críticas a la gestión en turismo señalan que urgen mejoras en  seguridad, apoyo a Mipymes y al turismo rural.

Con la construcción de un “un banco de tres patas” la administración Solís Rivera remozó la receta para la industria sin chimeneas del turismo, para un país que por décadas se promocionó como un destino de aventura y conservacionismo. Un repaso por las metas que se establecieron en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, revela        que –en su mayoría– se cumplieron.

La estrategia de “las tres patas” permitió al sector trabajar en tres áreas concretas: la conectividad, crecimiento sostenible e inversión turística.

Los esfuerzos del Ministerio de Turismo culminaron con la construcción de una obra millonaria y moderna que colocará a Costa Rica como punta de lanza para el turismo de reuniones, un mercado que, en promedio, genera en América Latina alrededor de unos 800 millones de dólares, según las estimaciones de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA) para la región y el Caribe.

Además, el país tuvo una buena labor en exposición y reconocimiento internacional a través de ferias y eventos que trazaron parte del camino para incrementar la visitación al país, tanto por vía aérea como marítima. En esta última se logró el reavivamiento de la llegada de cruceros al país, que al finalizar el 2013 cerró en cifras cercanas al -9,3%, según datos del Informe Nacional de Desarrollo.

El sector deja como pendientes tareas internas del país, como la seguridad ciudadana, un fenómeno que afecta gravemente a los turistas. De acuerdo con la Unidad de Análisis Criminal de la Oficina de Planes y Operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en promedio, anualmente unos 200 turistas extranjeros han interpuesto denuncias por ser víctimas de asaltos.

Avances en divisas, empleo y visitas

El turismo es uno de los principales motores de la economía costarricense, no solo  por las divisas, sino por la cantidad de empleo que genera. El sector representa cerca de un 27% de la fuerza laboral del país. En este sentido, los resultados del Gobierno durante estos cuatro años han seguido una línea acorde con las acciones que ya había generado el sector años atrás.

Los ingresos producidos por el turismo representan la principal fuente de divisas del país. Durante la administración Solís Rivera, las divisas tuvieron un crecimiento del 12%, en el periodo del 2015 al 2016, fecha del último reporte del BCCR del Departamento de Estadística Macroeconómica; es decir, una ganancia de $3.657,3 millones.

El incremento de las divisas es uno de los primeros objetivos del sector. Esto consta en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, donde se estableció la meta de alcanzar un aumento del 4% en la cantidad de divisas por concepto de turismo al final del año 2018.

En este sentido, la meta se muestra en camino de crecimiento. En el periodo del 2015 al 2016 hubo un aumento en las divisas del 12% y  una ganancia de $3.657,30.Falta analizar las cifras del 2017, ya que aún no se tiene el dato oficial, por parte del Banco Central. En esta administración el objetivo que se estableció fue superar la cantidad de divisas del 2013, una cifra que atrajo el sector turismo al país $2,253 millones, y generó un 4,5% sobre el PIB.

Asimismo, el empleo producto del turismo durante esta Administración tuvo un  desarrollo constante sin aumentos significativos, el promedio fue de unos 150 mil empleos directos y 450 mil indirectos, que representan alrededor de un 27% de la fuerza laboral costarricense.

Se observa que la actividad que generó mayor oferta laboral durante el periodo 2014-2017 dentro del sector fue la provisión de bebidas y alimentos; aunque no es la que presenta mayor remuneración.

El empleo mantuvo una línea constante desde el 2014 hasta el 2017; no obstante, del primer al segundo trimestre del 2016, hubo una reducción de las cifras, ya que pasó de un total de 1.565,09 empleos a 1.415.78, a pesar de que la entrada de visitantes durante este mismo periodo aumentó.

Sin embargo, la recuperación vuelve a retomar un crecimiento del penúltimo al último trimestre del 2016, cifra que se mantiene similar hasta los primeros meses del 2017, con una cantidad de 160 mil empleos directos.

En cuanto a las cifras de visitantes al país durante los últimos cuatro años, tuvo resultados positivos que no están lejos de los esfuerzos que se realizaron con la atracción de nuevas líneas aéreas, cruceros y la exposición que tuvo en muchas de las ferias y eventos internacionales.

Del 2014 al 2017, hubo un crecimiento del 17% de llegadas internacionales a Costa Rica por todas las vías (marítima, aérea, terrestre). El año anterior cerró con un total de 2.959.869 visitantes extranjeros.

Los esfuerzos en el sector alcanzaron el crecimiento anual porcentual más alto de la última década, un 10% durante el periodo del 2015 al 2016, lo que representó una cantidad de llegadas de 2.660.257 a 2.925.128.

A pesar de que hubo un alza, los datos de crecimiento podrían ser comparables con el gobierno de Laura Chinchilla, ya que durante sus años de gestión atrajo al país un 15% más de visitantes.

En el primer trimestre de este 2018 la entrada de visitantes al país por vía aérea fue de 970 mil llegadas y el año anterior cerró con un total de 2.189 234, únicamente por este medio.

De uno a ocho vuelos directos a Europa

La llegada de más visitantes al país estuvo respaldada por una estrategia que apostó por traer nuevas aerolíneas. Costa Rica pasó de uno a ocho los vuelos directos, principalmente provenientes de Europa.

Algunas de estas nuevas aerolíneas fueron: British Airways y Thomson Airways, desde Reino Unido; Condor, desde Alemania; Air France, desde Francia; Edelweiss, desde Suiza; KLM, desde Holanda (Países Bajos); Lufthansa, desde Alemania; y Evelop con un chárter, desde Lisboa, Portugal.

El único vuelo directo proveniente de Europa que había en el país antes del 2014  era el de la aerolínea Iberia, que conecta Madrid con San José.

Mauricio Ventura, Ministro de Turismo, indicó que la conectividad fue un tema importante para el avance del país y la llegada de más turistas. No obstante, considera que para el futuro Gobierno será difícil traer “tantas como nosotros hemos traído”, porque quizá no se presenten en las mismas condiciones.

Otra de las acciones que se enmarca como “positiva” dentro del sector turismo fue promover la afluencia de visitantes internacionales de cruceros turísticos al país.  Esto responde a iniciativas que pretendían “reavivar” la industria de cruceros, que había caído en los años anteriores un 52%, entre el 2010 y 2013, de acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo.

El actual Gobierno atrajo 100 cruceros más en la temporada 2016-2017, y recientemente el crucero Disney, que tienen capacidad para 945 personas, volvió a tocar tierras costarricenses después de siete años. El próximo año Costa Rica será la sede de Seatrade Cruise Global, el evento de la industria de cruceros más importantes de Estados Unidos.

Para la reactivación de la industria de cruceros, las acciones se enfocaron en la presencia de ferias internacionales, como en Seatrade, en Fort Lauderdale, Estados Unidos, o en la Reunión de la Asociación de Cruceros de la Florida y del Caribe (FCCA), que facilitó dar a conocer características de los Puertos que reciben cruceros en el país: como Golfito, Quepos, Caldera, Puntarenas o Limón.

La meta en el Plan Nacional de Desarrollo establecía aumentar en un 1% esta industria, a partir de la línea base del 2013, que era de -9,3%. El sector del turismo retomó relaciones con la FFCA, para la cual el ICT, Japdeva e Incoop realizaron labores conjuntas.

Hacia el turismo de reuniones

Una de las metas más ambiciosas para el sector turismo y uno de los “grandes aciertos”, como lo califica la Cámara Nacional de Comercio, fue haber concluído con las construcción del Centro Nacional de Convenciones, que permitirá a Costa Rica incursionar en el llamado Turismo de Reuniones.

El costo total del Centro rondó los $35 millones, una inversión del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y que, según las proyecciones económicas  podrá recuperarse en un periodo de tres años. A la fecha, el instituto aseguró que se realizarán 80 congresos y actividades del 2018 al 2021.

El gobierno de Luis Guillermo Solís se comprometió a avanzar y concluir con la obra, que desde hacía más de 15 años estuvo plasmada en papeles. La construcción del edificio tomó varias administraciones, el gobierno de Laura Chinchilla abrió el proceso de licitación en el 2015; el actual gobierno inició con la construcción en febrero del 2017 y se inauguró de manera oficial el 5 de abril del 2018.

Puntos en  rojo

A pesar de los buenos avances, el sector turismo dejará acciones pendientes en áreas como la seguridad, infraestructura de aeropuertos o incentivos a turismo rural y nuevos proyectos de emprendimiento.

En los compromisos que asumió el sector se estableció otorgar a 50 proyectos declaratoria turística oficial, se partió de la línea base de 1.260 en el 2013 y a partir de ahí otorgar 50 nuevas por año.

La Cámara Nacional de Turismo y el Consorcio Cooperativo Red Ecoturística, Nacional (Cooprena) han sido críticos con las acciones que se han dirigido en esta área para que proyectos de emprendimiento turístico accedan a los recursos de financiamiento, posicionamiento o capacitación.

“No ha existido una política clara de incentivos, o de apoyo y acompañamiento por parte del Gobierno. Es un sector que ha quedado diluido en temas de comercio y servicios”, indicó Shirley Calvo, directora ejecutiva de la Cámara  Nacional de Turismo.

De acuerdo con Olman Jiménez, director de proyectos de Cooprena, hay tres dificultades para los proyectos de emprendimiento: preparación, capacitación en el sitio y requisitos, y trámites para la formalización.

“La capacitación, financiamiento, es una que aparece en color rojo, por parte del sector turismo rural sienten que las acciones de acompañamiento se generan en el Valle Central y no se están trasladando a las regiones”, dijo la presidenta ejecutiva de la Cámara Nacional de Turismo.

Sobre este aspecto, la cámara considera que no hubo una política clara que vaya de acuerdo con la diversificación de sectores, como sí lo hubo en promocionar a Costa Rica con el turismo de Reuniones, terminar el Centro Nacional de Convenciones o atraer más turistas al país.

Sobre otro de los señalamientos de la Cámara: la seguridad de los turistas como una de las áreas donde el Gobierno “pudo haber hecho más”, la presidenta  considera que las acciones del fortalecimiento de la policía turística “se han ido debilitando” y para ello es necesario unificar esfuerzos con el Ministerio de Seguridad y seguir fortaleciendo la Policía Turística.

“Hay un ambiente de inseguridad para los turistas en las paradas, en la calles, en las playas e, incluso, en las mismas instalaciones de los hoteles. El deterioro de la seguridad que sienten los turistas cuando vienen a Costa Rica”, agregó Shirley Calvo.

En el balance que realizó el Mideplan, otro sector donde adeudan acciones es en el tema de la infraestructura turística de aeropuertos, puertos y, como señala el ICT, en completar la construcción de atracaderos turísticos propuestos para el litoral de Cahuita, Puerto Viejo y Playa Piñuela en el Pacífico, así como continuar con el desarrollo de otros atracaderos en el país.

Shirley Calvo, asegura que los mejoramientos que han hecho en los aeropuertos no concuerdan con los tiempos de espera y la cantidad de personal necesaria para agilizar el paso de los turistas, y hace énfasis en que “es la primera imagen que  ellos se llevan del país”.

Ministro de Turismo, Mauricio Ventura:

«Hemos presentado un país completo no solo para aventura o naturaleza»

¿Qué balance hace de la estrategia que se ha utilizado durante su gestión?

–Lo que habíamos resuelto, cuando yo entré aquí hace unos tres años, era enfocarnos en una estrategia que yo he llamado el banco de tres patas, que se divide en tres grandes áreas de acción: la conectividad, crecimiento sostenible –que comprende la diversificación de mercado, nuevos productos– y la inversión extranjera.

El Centro Nacional de Convenciones se inauguró hace apenas unos días atrás y el turismo de reuniones apela a un mercado acaparado por países como España, Estados Unidos, Alemania o Argentina. ¿Significa ello una gran dificultad para que el país pueda competir?

–No es una dificultad. La idea es que podamos enfocarnos en una región. Hemos tomado la decisión de enfocarnos en América Latina por el tema de la conectividad y de cercanía. Es un área con gran cantidad de congresos y convenciones, de tal manera que nosotros ahora entramos a competir más en América Latina que con el resto del mundo.

¿Ve posibilidad para atraer a Costa Rica más aerolíneas en los próximos años?

–Tantas como nosotros hemos traído va a ser muy difícil y también que las condiciones se repitan en esos términos. No visualizo un crecimiento de tantas líneas aéreas en un plazo tan corto.

De no ser usted quien asuma en el próximo Gobierno el puesto de ministro de Turismo, ¿qué potencial ve para que la estrategia pueda continuar?

–Creo que las cosas van a continuar independientemente de quien esté en el cargo de Ministro. Los resultados de lo que nosotros hemos hecho están a la vista y hay que continuar en estos procesos.

¿Qué tareas quedan pendientes en el sector turístico?

–La aprobación de la nueva Ley del Turismo. Costa Rica no tiene una Ley General del Turismo, como existe un otras partes del mundo, que organice la industria y esto será un proceso de la próxima Administración. Existe una Ley de Incentivos, que es muy específica y se promulgó en el Gobierno de Luis Alberto Monge, la cual se ha desvirtuado y ha sido muy manoseada a través de los años. Además, ha sido superada por muchos de nuestros competidores. Ya al día de hoy se ha quedado muy atrás en comparación de lo que la competencia nuestra ha desarrollado.

¿Cómo queda Costa Rica a nivel mundial desde que usted asume el cargo de ministro hasta ahora, próximo a terminar el periodo?

Siempre ha tenido una buena imagen, pero creo que hemos avanzado aún más. Hemos presentado un país completo no solo para aventura o naturaleza, sino también le hemos damos a los extranjeros una gran cantidad de razones para venir al país.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments