Sebastián Urbina, viceministro del MOPT:

“No tengo ningún interés en que los lectores sean de alguna compañía en particular”

Viceministro reconoce que no es correcto llegar al punto de especificar peso y dimensiones de un artefacto, pero recuerda que el reglamento está en consulta.

El viceministro de Obras Públicas y Transportes, Sebastián Urbina, aseguró que no existe ningún interés en esa cartera o en el CTP para que los lectores de documentos que se deben utilizar en los autobuses sean de una empresa o marca en particular.

Urbina, quien es su condición de viceministro es parte del CTP, aseguró que tras consultar a la entidad, le indicaron que se realizó un “barrido” de las tecnologías disponibles en el país para los lectores de cédulas y Optocontrol es el único proveedor que está en el país.

Contenido Relacionado

El jerarca indicó que algunos transportistas hicieron la consulta directamente con el fabricante de los lectores en China, pero obtuvieron como respuesta que Optocontrol es el único representante.

Urbina insistió en que el reglamento aún no está en vigencia y se encuentra en periodo de consulta, precisamente para que el público pudiera presentar sus observaciones sobre el contenido.

Indicó que el CTP está trabajando con el Consejo Nacional para la Persona Adulta Mayor y el Instituto Tecnológico de Costa Rica para desarrollar alguna tecnología alternativa y resolver el problema de fraude con las cédulas.

“Sí, eso es un problema. La ley dice que tiene que ser la cédula (que se muestre a los choferes), entonces nosotros buscamos al Tribunal Supremo de Elecciones a ver si le ponían un chip a la cédula, entre otras cosas, para poder solventar el problema y el tribunal no quiso”, aseguró Urbina.

Sin embargo, al ser informado por UNIVERSIDAD sobre la copia casi exacta de las especificaciones técnicas de los aparatos, incluyendo características únicas como peso y dimensiones, el jerarca reconoció que algo no estaba bien.

“No debería estar a ese nivel de especificidad, eso sí no me suena, que estén haciendo esto, pero es algo que no está aprobado. No tengo ningún interés de que sea alguna compañía en particular, pero sí me interesa cumplir con la orden de la Sala Constitucional de que tiene que reglamentarse. Me dijeron que era la única tecnología, se saca a consulta, y si hay otra, se hacen ajustes”, concluyó.