Entrevista con Helio Fallas

“No esperamos grandes cambios en el 2017”

El ministro reconoce que el problema económico principal es la insuficiente ocupación y creación de empleos, pero explica por qué su Ministerio mantendrá la ruta.

Querida Prudencia es una canción de los Beatles, pero también parece ser el estribillo favorito del Ministerio de Hacienda en esta temporada. Ante las trombas de viento que amenazan desde el Norte, pero que nadie sabe si serán solo fanfarronadas, el Primer Vicepresidente y Ministro de Hacienda, Helio Fallas, dijo a UNIVERSIDAD que no planean variar la política macroeconómica en el año 2017.

También reconoció que el problema principal del país es la alta desocupación y la inadecuada preparación de las personas para un mercado laboral que crecientemente requiere el manejo de idiomas y de las nuevas teconologías. Además, piensa que el próximo año se logrará aprobar la reforma fiscal, pero adelantó que sus efectos positivos recién se comenzarán a sentir en el 2018.

A continuación, la entrevista, que tuvo lugar a mediados de diciembre pasado.

El Gobierno ha logrado reducir el déficit y mantener baja la inflación. Esto ha contribuido a mejorar la situación de pobreza. Pero la economía no genera empleos. ¿Cómo solucionar esto?

-El crecimiento de la economía costarricense en los últimos dos años superó el 4%, tasa mayor a la registrada por los principales socios comerciales del país. Sin embargo, en términos de los indicadores de empleo, la mejora ha sido marginal y la tasa de desempleo aún se ubica por encima del 9%.

El desempleo es un problema complejo y tiene aristas estructurales, en el tanto el cambio en la estructura productiva del país ha ampliado la falta de correspondencia entre la oferta y demanda de trabajo.

Por un lado, las industrias de servicios, que tienden a ser intensivas en mano de obra, son las que más aportan al crecimiento económico, demandan trabajadores con determinadas calificaciones, entre otros, el dominio de un segundo idioma y la educación técnica o universitaria.  Por otra parte, las personas con menor nivel de escolaridad tienen acceso a empleo en industrias que si bien, igualmente, suelen ser mano de obra intensiva, han perdido importancia en el proceso productivo del país y han mostrado un menor desempeño relativo (en particular, la agropecuaria y manufacturera).

El Gobierno ha venido trabajando varias iniciativas del Programa IMPULSO que buscan generar crecimiento y mayores oportunidades de empleo, entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

  • Sistema de Banca para el Desarrollo: a agosto 2016 se habían colocado créditos por un total ₡272 mil millones. Asimismo, ₡4.500 millones colocados en microfinanzas (57% micro, 29% pequeñas, 6% medianas).
  • Simplificación de trámites: reducción de los tiempos para realizar trámites como el registro simplificado de productos cosméticos y alimentarios.
  • Capacitación técnica: creación de 21.648 cupos adicionales en el INA para formar técnicos en las especialidades más demandadas por las empresas.

¿Cómo puede afectar al equilibrio macroeconómico el alza en las tasas de interés que se espera realice la Reserva Federal de EE.UU. en diciembre?

 -De aplicarse esos incrementos, se encarecería el financiamiento externo y podría llevar a menores flujos netos de capital externo hacia el país, con repercusiones inmediatas en el mercado financiero costarricense. Por otra parte, la Reserva Federal de Estados Unidos ha señalado que estos ajustes en tasas de interés procederán en el tanto los indicadores de inflación, empleo y crecimiento muestren condiciones de “normalidad”. Esta situación tendría efectos favorables sobre el crecimiento económico costarricense y sobre los flujos de comercio con ese país, pues es nuestro principal socio comercial.

¿Cómo incluyen en su análisis el posible impacto de las políticas que adopte el gobierno de Trump?

 -Ante todo, es preciso ser prudente en el análisis y no especular sobre medidas de política que no han sido adoptadas.

Los hechos, lo que nos dicen, es que el resultado de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos de América fue determinante en la mayor volatilidad de los mercados financieros en las últimas semanas, lo cual se manifestó particularmente en indicadores bursátiles, precios de algunas de materias primas, títulos valores y tipos de cambio.

Estos cambios, que suelen ser sobrereacciones de naturaleza transitoria, ponen de manifiesto la incertidumbre que priva en los mercados internacionales sobre cuán viables pueden ser las medidas anunciadas en campaña electoral por el presidente electo. No obstante, se reconoce que el efecto de algunas de las propuestas (gasto público, tributarias, migratorias y comercio internacional, por ejemplo) sobre la economía estadounidense y el resto del mundo tomará tiempo, dado que depende del consenso político y de la gradualidad e intensidad con que esas reformas se apliquen.

En Costa Rica, los mercados financieros no evidenciaron movimientos atípicos; sin embargo, el Gobierno estará atento a la evolución de los mercados (nacionales e internacionales) y al desarrollo de la transición y gestión del nuevo gobierno estadounidense, con el fin de adoptar las medidas que considere pertinentes.

Por otra parte, el país requiere contar con los recursos de la reforma hacendaria para reducir sustancialmente el déficit y con ello desacelerar el crecimiento de la deuda. De esta manera, las finanzas públicas estarán más sólidas para enfrentar cualquier eventual situación externa que afecte la economía internacional.

Adicionalmente, el Gobierno viene realizando una serie de acciones para fortalecer el clima de inversiones y mejorar la competitividad, tales como la mejora en la infraestructura y la  simplificación de trámites, entre otros, los cuales se analizan en el Consejo Económico.

¿Cuál es la perspectiva esperada para el 2017 con y sin la aprobación de la reforma fiscal?

-El Ministerio de Hacienda espera que la reforma fiscal esté aprobada durante los primeros meses del 2017; aun así, los efectos en la recaudación de los impuestos al valor agregado y de renta se darían hasta finales de ese año o en el 2018. Lo anterior, por cuanto con posterioridad a esa aprobación, es preciso cumplir con algunos trámites y procedimientos (publicación, reglamentos, y períodos propios del pago de impuestos) que demandan tiempo y retrasan el ingreso efectivo de nuevos recursos al Fisco.

Dado lo anterior, se estima que en el 2017 el efecto de nuevos ingresos tributarios originados en estas reformas, sería marginal, por lo que el Ministerio de Hacienda continuará con las acciones administrativas que ha venido aplicando para: i) aumentar la recaudación de impuestos (implementación de la plataforma tecnológica ATV, la mejora del TICA para fortalecer la gestión aduanera, el proyecto de análisis de información mediante herramientas de inteligencia tributaria); ii) la mejora en la gestión y la desaceleración del gasto, que a octubre del 2016 presentó un crecimiento de 3,6% contra una tasa de variación de ingresos tributarios en torno a 9%; y iii) la gestión de la deuda pública, mediante canjes, colocaciones por Tesoro Directo, alargamiento de plazos, entre otros.

Finalmente, debe destacarse que la aprobación de la reforma fiscal constituye una señal positiva para los agentes económicos (internos y externos) porque refleja el compromiso del país en la búsqueda de una solución al problema de las finanzas públicas. Para ello, resulta imprescindible acelerar la construcción de acuerdos políticos que den una pronta salida al problema.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/no-esperamos-grandes-cambios-2017/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos