País Segundo lote con 11.700 dosis arribó ayer al país

Municipalidades piden incluir a policías y recolectores de basura en primer grupo de vacunación contra COVID-19

La Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) pidió al Ministerio de Salud que se incluya a los empleados municipales en el primer grupo a vacunar contra COVID-19, correspondiente al personal de primera respuesta así como residentes y trabajadores de centros de larga estancia.

La solicitud aboga principalmente por el grupo conformado por policías municipales, recolectores de residuos y encargados de limpieza de las vías públicas, encargados de los Centros de Cuido y Desarrollo Infantil (CECUDIS), gestores ambientales y de riesgo, quienes se encuentran realizando labores enfocadas en la atención de la emergencia sanitaria provocada por COVID-19 y, por tanto, son los más expuestos al contagio.

En las últimas semanas, los casos de infecciones han venido en aumento. Según el último reporte epidemiológico, realizado por el Ministerio de Salud, el país registró 4.857 casos nuevos de COVID-19 correspondiente al acumulado registrado desde el jueves 24 hasta el martes 29 de diciembre.

De esta forma, el país alcanzó un total de 166.799 casos confirmados. De estas personas confirmadas, 628 se encuentran hospitalizadas y 245 de ellas en cuidados intensivos.

A nivel territorial, un total de 15 cantones se encuentran en alerta naranja. Se trata de Pérez Zeledón (San José), Zarcero (Alajuela), El Guarco y Oreamuno (Cartago), Belén y Flores (Heredia), Liberia (Guanacaste), Corredores, Esparza, Golfito, Montes de Oro y Osa (Puntarenas), Limón, Pococí y Siquirres (Limón).

De hecho, ocho de estos cantones subieron su estatus de alerta, pasando de amarilla a naranja, debido precisamente al aumento de infecciones. Ese es el caso de Corredores, Golfito, Montes de Oro, Osa, El Guarco, Oreamuno, Belén y Flores.

Alexánder Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), también reconoció el gran esfuerzo realizado por seis cantones para bajar su estatus de alerta de naranja a amarilla: Garabito y el cantón central (Puntarenas), Carrillo, Hojancha, Nicoya y Santa Cruz (Guanacaste) así como Alajuelita (San José). 

“Las municipalidades del país se han convertido en actores fundamentales para la atención de la emergencia nacional por el COVID-19, los esfuerzos han ido enfocados en la prevención y atención de dicha pandemia desde lo local, lo cual se ha visto reflejado en el Modelo de Gestión Compartida que el Gobierno de la República ha establecido como medida de mitigación y fiscalización en los 82 cantones y los 8 concejos municipales de distrito del territorio nacional”, dijo Karen Porras, directora ejecutiva de la UNGL.

Arribo de segundo lote

Ayer miércoles, a las 9:04 p.m., arribó el avión que transportaba el segundo lote con 11.700 dosis de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por las empresas Pfizer/BioNTech.

Este segundo lote permitirá inmunizar a 5.850 personas más del primer grupo de riesgo establecido por la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología del Ministerio de Salud.

Este primer grupo está constituido por residentes y trabajadores de centros de larga estancia así como trabajadores de primera respuesta tanto del sector salud como bomberos, cruzrojistas, cuerpos policiales y personal de la CNE.

La campaña de vacunación dio inicio el pasado 24 de diciembre. Se espera alcanzar al 80% de la población adulta en el país, a quienes se les dividirá en cinco grupos para así ir eliminando “capas de riesgo”, es decir, se iniciará por aquellos más vulnerables debido a la exposición al virus, su edad o factores de riesgo.

En cuanto al personal de primera respuesta, los primeros en ser vacunados fueron los funcionarios del Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO). Ayer, el esfuerzo de inmunización se extendió a los hospitales San Juan de Dios, Rafael Ángel Calderón Guardia, Geriatría y Gerontología así como el de Niños.

En el caso del hospital Calderón Guardia, se espera colocar 150 vacunas entre miércoles y jueves. A partir del martes 5 de enero, se prevé estar colocando 1.000 dosis por semana.

Los primeros 100 funcionarios del hospital San Juan de Dios se estarán vacunando entre miércoles y jueves, mientras que en el Hospital Nacional de Niños se inmunizaron a unos 250 funcionarios el miércoles y para hoy se espera hacer lo mismo con 150. A partir de la otra semana, este centro de salud enfocado en la niñez costarricense prevé vacunar a 200 funcionarios más.

En cuanto al hospital de Geriatría y Gerontología se programó vacunar unos 900 funcionarios.

“La vacunación es la luz al final del túnel, pero todavía falta mucho camino por recorrer y obstáculos por superar como sociedad, y para ello es clave el cumplimiento de las medidas de cuidado hasta que se logre alcanzar, durante el año con una vacunación sostenida, la inmunidad colectiva y protección de los grupos de riesgo”, dijo Esteban Vega de La O, gerente de Logística a.i. de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“El recordatorio permanente de no abandonar las medidas de auto cuido y prevención ante el COVID-19, dado que el camino hacia la inmunidad colectiva requerirá meses, y durante este tiempo es vital no desmayar en los protocolos sanitarios”, subrayó el ministro de Salud, Daniel Salas.

A partir de enero, semanalmente, ingresará al país un lote con más dosis de la vacuna. Para el primer mes del 2021, se espera recibir 132.000 dosis que protegerán a unas 66.300 personas.

Ir al contenido