Rosita Acosta, fundadora de Astradomes

“Muchas mujeres terminan en un asilo”

La señora Rosita Acosta fundó y presidió la Asociación de Trabajadoras Domésticas (Astradomes) durante 25 años (1990 a 2015).

La señora Rosita Acosta fundó y presidió la Asociación de Trabajadoras Domésticas (Astradomes) durante 25 años (1990 a 2015). Bajo su liderazgo, estas trabajadoras lograron que derechos elementales como a un horario decente y a un salario mínimo se incluyeran en la legislación.

Pensionada ya, pero siempre asesorando a la organización gremial, respondió a nuestras preguntas sobre la situación actual de las trabajadoras domésticas.

¿Los cambios realizados por la CCSS para estimular que los patronos aseguren a las trabajadoras domésticas de medio tiempo están funcionando?

-Según la CCSS han funcionado muy bien. Ha habido más de 5.600 aseguradas por medio tiempo. Pero nosotras creemos que, dentro de esas que han asegurado, hay trabajadoras domésticas de tiempo completo que las empleadoras las han metido así. Es una cosa que uno no lo puede probar, pero parece que eso es así.

¿Qué señales la hacen pensar que esto está ocurriendo?

-Bueno, dicen que es porque da derecho a una pensión y todo eso. Usted sabe cómo son las leyes, que tienen esos portillos. Porque así, por supuesto, el empleador paga mucho menos.

¿Han notado que haya mejorado la situación del aseguramiento de las trabajadoras domésticas?

-Primero que nada, la ley de las trabajadoras domésticas no se está cumpliendo en su totalidad. Eso del seguro, la Caja dice eso, que esas aseguradas sí van a tener derecho a una pensión. Pero no sabemos qué pasará.

¿Cuáles son los principales problemas que siguen sufriendo las trabajadoras domésticas según lo que reportan a Astradomes?

-Lo mismo de siempre. Que no les pagan ni el mínimo, que no las aseguran, que las maltratan. Los mismos problemas de siempre.

¿El Ministerio de Trabajo actúa hoy más firmemente cuando presentan esas denuncias?

-Últimamente el Ministerio de Trabajo está muy raro. Nosotras tenemos un convenio con el Ministerio sobre este tema y, diay, ni siquiera se han movido ni nada. Todo se quedó allí. Ya nadie movió nada. No hacen la campaña de divulgación. No hacen nada. Nada más, en diciembre, con el aguinaldo, sí hicieron una campaña. Pero, nada más. Hasta allí.

¿Qué puede decir sobre la situación de las trabajadoras domésticas de origen nicaragüense, que según un estudio no son la mayoría, pero sí un gran número de las mujeres que realizan ese trabajo?

-Yo no sé por qué dicen que no son la mayoría. Nosotras creemos que son la mayoría. Lo que pasa es que mucha nicaragüense se ha naturalizado, entonces, vienen a ser como ticas, pero son nicaragüenses. Ellas enfrentan violencia laboral. Tanto las nicaragüenses como las ticas. No hay diferencia. Es lo mismo.

Ahora hay un proyecto de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre un trabajo decente libre de acoso laboral y de abuso sexual, que está empezando, pero que tenemos que trabajarlo más fuerte. No solo en lo laboral, sino también contra el acoso y el abuso.

¿Cuál es el destino de las trabajadoras domésticas que ya alcanzaron la edad de pensionarse y que no tienen ese dinero acumulado?

-Quedan sin nada. Por ejemplo, yo fui trabajadora doméstica por 30 años y nunca me pagaron un seguro, pero yo lo pagaba voluntariamente. Entonces, por eso tengo pensión, pero muchas, muchas mujeres, que no pagaron nada, terminan en un asilo.

¿Astradomes está formando a mujeres lideresas más jóvenes para hacer el relevo generacional en la lucha por sus derechos?

-El Inamu va a dar cuatro talleres y después hay otra propuesta hecha por nosotras, porque los organismos internacionales ya no ayudan. Sin dinero, no podemos hacer gran cosa. Estamos en crisis económica y haciendo trabajo voluntario.


Carmen Cruz, presidenta de Astradomes

“Seguimos enfrentando mucho maltrato”

 La CCSS hizo posible el aseguramiento de las trabajadoras domésticas que laboran medio tiempo. Según los reportes de esa institución, la medida ha sido un éxito. ¿Opina usted lo mismo?

Carmen Cruz, presidenta de Astradomes: “En el Parque Central y otros parques nos encontramos los domingos con compañeras de más de 60 años que están trabajando en casas”. (Foto: Katya Alvarado)

-Bueno, la verdad si ayudó mucho, ya que hasta la fecha hay muchas compañeras que fueron inscritas en la Caja, pero, igual, hay montones de compañeras que no han corrido con la misma suerte.

También tenemos un paréntesis con la Caja, ya que tenemos muchas compañeras trabajadoras domésticas que se hicieron de una deuda de algún tipo con el seguro para poder renovar la cédula de residencia. Luego no pudieron pagar y ahora no pueden pagar el seguro ni renovar su cédula.

Nos queda ese pendiente: cómo podemos hacer para que a este grupo de mujeres se les pueda condonar una deuda con un seguro social del que nunca hicieron uso.

Según la experiencia de Astradomes, ¿cuál es la situación de la mayoría de las trabajadoras domésticas que ya están en edad de pensionarse?

-La mayoría de compañeras que nunca fueron aseguradas o que fueron muy pocas las cotizaciones que pudieron hacer tienen que buscar cómo sobrevivir por sus propios medios.

Por ejemplo, en el Parque Central y otros parques nos encontramos los domingos con compañeras de más de 60 años que están trabajando en casas, que solo les permiten salir el día domingo y regresar el mismo día, y aunque ellas tienen muy claro cuáles son sus derechos y obligaciones, también saben que por su avanzada edad no pueden reclamar, porque son despedidas. Esa es la triste realidad.

¿Cuáles son los principales problemas que siguen afectando a las trabajadoras domésticas?

-Primero, que les paguen el salario mínimo; segundo, el acceso a la Seguridad Social; tercero, que se respete el horario legal, entre otros. Todavía seguimos enfrentando mucho maltrato y, sobre todo, acoso laboral.

¿El Ministerio de Trabajo juega un papel más firme en supervisar el cumplimiento de los derechos laborales de las trabajadoras domésticas?

-La verdad, no, ya que tenemos una gran demanda de compañeras que no han podido conseguir ni siquiera que se les paguen sus prestaciones de ley. Llevan años dando seguimiento a juicios en donde los empleadores únicamente no aceptan recibir las notificaciones o bien sea que no se presentan. Como también existen algunas que ganan los juicios, pero no les pagan.

¿Qué actividades desarrolla actualmente Astradomes para apoyar y fortalecer a las trabajadoras domésticas y cómo financia estas actividades?

-Astradomes tiene ya más de dos años que no recibe ningún tipo de ayuda económica, pero aun así estamos promoviendo unos talleres para los que le solicitamos apoyo a la señora ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora. Todos los domingos de marzo 15 mujeres estamos recibiendo talleres de liderazgo, ya que cada vez que nos quedamos sin apoyo económico por mucho tiempo las compañeras comienzan a ausentarse.

En América Latina y Costa Rica ¿reciben el apoyo de la cooperación internacional como antes?

-No, ya Costa Rica y muchos países de Centroamérica dejaron de ser prioridad para los donantes.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/muchas-mujeres-terminan-en-un-asilo/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments