Cuestionado por cemento chino renuncia al PAC, pero se mantendrá como diputado

Morales Zapata se aferra a la curul pese a petición de Luis Guillermo Solís

Congresista se declara independiente tras polémica sobre negocio de importación de cemento chino. Presidente compareció ayer ante comisión legislativa y le pidió a él renunciar

El presidente Solís y sus ministros ante la comisión de diputados que investiga los créditos públicos al cemento chino

El diputado Víctor Hugo Morales Zapata anunció en la noche de este lunes que renuncia a la bancada del Partido Acción Ciudadana (PAC) y a la agrupación por los cuestionamientos que él ha recibido en el caso del cemento chino, pero se negó a complacer la petición que le hizo el presidente Luis Guillermo Solís de abandonar la curul legislativa.

Morales Zapata, el diputado de más confianza del mandatario Solís, hizo pública su renuncia al PAC al finalizar una comparecencia de tres horas del mandatario Solís ante los diputados miembros de la comisión legislativa que investiga los créditos públicos al empresario Juan Carlos Bolaños, importador de cemento de China.

El legislador josefino ha sido señalado como gestor del negocio del cemento chino ante diversas instancias de gobierno, como parte de una lista de personajes políticos que se han relacionado con el empresario Bolaños durante su proyecto de traer cemento extranjero para romper el duopolio de las transnacionales Holcim y Cemex. Morales llegó a la Asamblea Legislativa en una nómina del PAC por decisión del entonces candidato Luis Guillermo Solís, quien ahora le pide la renuncia y fracasa en su objetivo.

“Las presiones internas y externas han logrado parte de su cometido (…) No voy a renunciar, me mantendré en mi curul hasta que el mandato constitucional concluya. Mi renuncia a la fracción del PAC y al partido es un hecho a partir de hoy”, escribió en un comunicado 30 minutos después de finalizada la comparecencia de Solís transmitida en vivo por televisión y radio desde la Casa Presidencia.

Durante la sesión extraordinaria de diputados en Zapote, Solís sorprendió con una solicitud directa al legislador más cercano que ha tenido en estos tres años y medio de gobierno: “conviene a la nación que le pida al diputado Morales Zapata no solo renunciar a su inmunidad parlamentaria, como ya lo ha hecho, sino también devolver al soberano la representación parlamentaria que le fue concedida en 2014”.

Morales, en realidad, no ha renunciado a su inmunidad parlamentaria, aunque sí expresó su anuencia a despojarse de ella para afrontar posibles cargos. Por la mañana dijo en el programa Hablando Claro que había planteado ya el desafuero ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, aunque el procedimiento para ello indica que antes de debe haber una denuncia planeada (no la hay aún) y una votación en el pleno de los diputados.

Por la mañana también dijo que se mantendría en el partido y en la fracción, a pesar de que los asambleístas rojiamarillos votaron en unanimidad el sábado una declaratoria de “non grato” en contra de Morales Zapata y de que sus compañeros diputados le pidieran también hacerse a un lado, como ya lo había propuesto el candidato presidencial oficialista, Carlos Alvarado.

Está confirmado que Morales Zapata ha tenido varias reuniones con el empresario Bolaños y que ha llamado al presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) para preguntar por un pago atrasado para el empresario. También ha recibido el favor de un colaborador de Bolaños para conseguirle un hotel en Guanacaste para vacacionar en diciembre de 2015.

Además, el diputado a pedido reuniones en Casa Presidencial para atender asuntos del empresario. Esto lo aseguró el propio mandatario, que anoche mencionó  dos reuniones en noviembre de 2015 con el viceministro de la Presidencia a solicitud de Morales Zapata. En ellas Bolaños objetó el proyecto de ley para poner un impuesto de 5% al cemento, contó Luis Guillermo Solís.

Doce horas antes, el diputado en el programa radiofónico negó haber solicitado reuniones para el empresario Bolaños y más bien decía ser objeto de una campaña de desprestigio con tintes electorales, de cara a los comicios de febrero del 2018, en la línea que había expresado Solís el pasado lunes.

Antes de la medianoche, Morales Zapata ya se había convertido en diputado independiente. Solo esperó a que terminara la comparecencia en la cual Solís se esforzó por sacudirse de vínculo alguno con el negocio de la importación de cemento chino, al tiempo que defendió el papel de su amigo Mariano Figueres e insistió en la necesidad de investigar cada detalle y establecer responsabilidades.

Se sacude

Solís también rechazó haber influido en la contratación de Mario Barrenechea como gerente en el Banco de Costa Rica (BCR), hombre clave para el tornamiento de créditos por  $30 millones de esa entidad al empresario Bolaños, en condiciones especiales. Esa influencia la había informado bajo juramento el directivo del BCR Ronald Solís, la semana pasada.

La comparecencia sirvió al mandatario para aclarar algunos cuestionamientos de diputados, para evadir otros y para lanzar un mensaje de compromiso con la transparencia en este caso, a pesar de cuestionamientos a su entorno de confianza. Se valió de una serie de preguntas débiles y en ocasiones inútiles para aclarar posibles irregularidades en este caso.

Patricia Mora (Frente Amplio)  y Ottón Solís (PAC, con sus objeciones) sí expresaron al mandatario su disconformidad con la diligencia gubernamental favorable para el empresario Bolaños, aunque ambos aplaudieron la decisión del Gobierno de modificar las reglas para propiciar un rompimiento del control que se reparten Cemex y Holcim.

Mora, la diputada que ha liderado los cuestionamientos en este caso, dijo al mandatario que este no era el tipo de cambio político por el que había votado ella y 1,3 millones de personas en abril del 2014.

Ottón Solís, que pisaba la Presidencia por primera vez desde 2014 y que ha protagonizado conflictos públicos con el mandatario, contradijo a este al asegurar que el empresario Bolaños se ha beneficiado de manera directa con movimientos que instituciones públicas. Se refiere a reformas a reglamentos, contratos con la CNE y los créditos públicos otorgados pese a dudas sobre la capacidad de cumplimento del importador del cemento chino.

El presidente se ofreció a responder cuestionamientos y los diputados aprovecharon para celebrar una sesión formal de su comisión. La audiencia ocurrió una semana después de un mensaje del mandatario cargado de enojo, en el cual aseguró tener identificados a quienes pretenden atizar los cuestionamientos con fines electorales y también lanzó un mensaje indirecto contra Ottón Solís, al quieen de manera velada atribuyó estar frustrado o con problemas psicológicos.

Este lunes, su talante era como de otra persona. Leyó un mensaje escrito y respondió hasta la pregunta más vana. Además pidió disculpas por lo que dijo el lunes anterior. “Me indigné mucho y pido disculpas si esa indignación me sobrepasó”, comentó antes de recordar que otros partidos políticos quieren aprovechar el tema para llevar agua a sus molinos.

Ayer tuvo un ejemplo fácil. Se refirió a “comedores de pizza”, en alusión a un grupo de jóvenes de un foro del Partido Liberación Nacional (PLN) convocados por un dirigentes para acudir anoche a la sede de campaña, compartir pizzas y publicar mensajes en redes sociales sobre el desarrollo de la comparencia, desde luego con enfoques que les favorecieran. La convocatoria se filtró y circuló durante la noche de manera pública, como parte de los contenidos relacionados con la comparecencia, la cual generó interés en ciudadanos que podía seguirla por transmisiones en Facebook, radio o televisión.

“Mi mayor aspiración es salir de esta casa mirando amos ojos a mi pueblo sin temor de haberme corrompido.”, pronuncio el presidente Solís, que llegó a pronunciar una frase radical. “El Presidente de la República no tiene amigos”, expresó en un afán de desmarcarse de gestiones que pudieron haber hecho políticos de su confianza.

También defendió la necesidad de romper el duopolio y recordó que los trabajos de Bolaños como concesionario del Estado vienen de gobiernos anteriores En esta línea, la comisión acordó llamar a comparecer a los expresidentes de la CNE Daniel Gallardo y Vanessa Rosales.

Esta comisión pretende entregar antes de mitad de octubre un informe que aclare si hubo influencias o reformas indebidas en la incursión del cemento chino en el mercado de Costa Rica. En paralelo, el BCR y la Superintendencia de Entidades Financieras (Sugef) mantienen sendas investigaciones sobre el otorgamiento de los préstamos por $30 millones y la presunción de un riesgo especial para el banco.

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/morales-zapata-se-aferra-la-curul-pese-peticion-luis-guillermo-solis/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments