País

Ministro de Salud considera «inviable» regreso a clases presenciales

El aumento de casos por COVID-19 aplazaría el plan establecido para regresar a clases presenciales.

Debido a la situación actual por la pandemia de COVID-19, el retorno a las aulas podría aplazarse por más tiempo. Así lo dio a conocer este viernes el ministro de Salud, Daniel Salas, en conferencia de prensa.

Durante junio se anunció que el posible regreso a clases presenciales se daría una vez que finalizara un período de capacitación al personal docente, el cual tenía previsto iniciarse el próximo 13 de julio.

Lea más: Regreso a clases se definirá tras capacitación a docentes sobre nuevos protocolos

«En un escenario donde estamos teniendo más cantones en alerta naranja y donde estamos cerrando muchas de las actividades o restringiendo que funcionen después de cierta hora, no sería congruente pensar en una reapertura de clases», dijo el ministro Salas.

Según el jerarca, la situación actual vuelve «inviable» que los escolares y colegiales se acerquen nuevamente a los centros educativos.

«Es un análisis constante, donde estamos viendo todos los días los datos y las posibilidades; pero en medio de una segunda ola, con esta cantidad de casos que estamos teniendo y el impacto en los servicios de salud, no es viable hablar de esto», afirmó.

Comisión analizará fallecimientos por COVID-19

Salas también comunicó que las autoridades de salud formarán un grupo de expertos para que analicen las muertes asociadas al COVID-19, para determinar si todas se pueden atribuir al nuevo coronavirus.

«Se está conformando una comisión, como se hizo en el 2009 en medio de la pandemia de influenza AH1N1, para analizar los fallecimientos, porque algunas personas que murieron con el virus no necesariamente quiere decir que mueren por el virus. Pueden haber otras causas de muerte que han llevado a la persona a ese fallecimiento», explicó.

El jerarca ejemplificó que si una personas que ingresa a una unidad de cuidados intensivos con neumonía viral fallece, habiendo sido diagnosticada como positiva por COVID-19, es catalogada como muerte por el nuevo coronavirus, aunque el SARS-CoV-2  ya no esté presente en ella.

Multa por incumplir orden sanitaria

El ministro de Salud también recordó que la Ley General de Salud fue modificada para establecer multas cuando se incumple una orden sanitaria por parte de una persona positiva por COVID-19.

Esto fue lo que ocurrió en el hospital San Juan de Dios, con una pareja que tenía el virus.

«Tenemos un caso particular de una mujer embarazada y su esposo, que asistieron a una cesárea sin decir que estaban positivos, transgrediendo la orden sanitaria. Esto es muy grave y se somete a una multa de 5 salarios base para esa persona», afirmó Salas y agregó que ya está en trámite el cobro de esa multa.

Ir al contenido