Ministro de Educación deja futuro del protocolo contra suicidios en manos del presidente

El ministro Édgar Mora respetó la solicitud de los diputados al presidente, pero recordó que “todos los días cuentan” para atender este tipo de casos.

La decisión de aplicar o no el protocolo para la prevención de suicidios impulsado por el Ministerio de Educación Pública (MEP) quedará en manos del presidente Carlos Alvarado, según anunció esta tarde el ministro de la cartera educativa, Edgar Mora Altamirano.

Estas son las primeras declaraciones que da el ministro sobre el tema después de que la Asamblea Legislativa pidiera la suspensión “inmediata” del instructivo, un documento cuya lanzamiento se buscó adelantar desde el MEP ante la reciente polémica por un tuit de Mora en relación con el tema.

Lea también: Diputados piden suspender protocolo para atención de suicidios promovido por el MEP

La moción para pedir que se frenara el protocolo fue presentada por la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y contó con el apoyo de Restauración Nacional (PRN), el Republicano Social Cristiano (PRSC), Integración Nacional (PIN) y Liberación Nacional (PLN), con excepción de Yorleny León. Todos ellos excusaron el movimiento en dudas relacionadas con el proceso de elaboración del texto, a pesar de que este se desarrolló desde 2017 con la consulta de especialistas.

“Esa moción que se aprobó y que ya es un acuerdo legislativo es un acuerdo de excitativa, lo cual reconoce los ámbitos de competencia de los poderes Ejecutivo y Legislativo, está emitida por los diputados y está dirigida hacia otra instancia que no soy yo, por lo que no me corresponde a mí definirlo”, comentó el ministro al respecto, no sin antes mencionar que —eso sí— “todos los días cuentan” cuando se trata de poner en marcha trabajos en esta materia.

Mora se refirió a la solicitud del Congreso en las mismas instalaciones de la Asamblea Legislativa, en el Castillo Azul, a pocos metros del salón de Asuntos Económicos, donde se presentó por primera vez como ministro ante la Comisión de Ciencia, Tecnología y Educación.

En ese lugar también habló sobre la moción de censura que existe en su contra —presentada por la fracción de Restauración Nacional y firmada por más de 20 congresistas—; un texto que se deberá resolver en las próximas sesiones del Plenario Legislativo relacionado con el polémico tuit del jerarca en el que mencionó que “suicidarse es una manera de decir las verdad, posiblemente la más vehemente de todas”.

Este comentario ocurrió apenas el 9 de junio como una respuesta del ministro a la publicación de un youtuber sobre ese tema, una expresión que el grueso de los diputados calificó como un acto irresponsable capaz de promover el suicidio, aunque el jerarca se disculpó por “dejar espacio a la confusión” con sus palabras.

Sobre ese proceso, Mora fue cauto y sólo afirmó que “tiene la validez que le da la Constitución”, por lo que “no puede asignarle una validez adicional ni desvalorizarla”. “Eso está sucediendo en un ámbito del Poder que no es el que me corresponde a mí orientar ni tampoco intervenir en él, cada cosa está en su lugar”, subrayó

Según el jerarca, su trabajo como alcalde de Curridabat le ayudó a comprender la división de poderes y a respetar al país “como es” institucionalmente, por lo que dijo “tener la paciencia suficiente para esperar las cosas que suceden” en cada uno de ellos.

“Lo demás que tenga que hacer la Asamblea Legislativa ya encontrará maneras de hacerlo con sus maneras de tomar decisiones y este es un cuerpo deliberativo, por lo que no me corresponde a mí intervenir en él”, concluyó.

Distintas posiciones del ministro Mora, como defender una educación laica, no han calado negativamente en buena parte de los actuales diputados de la Asamblea Legislativa, una nómina particularmente conservadora que ahora también estalló contra el jerarca con la publicación.

La última moción de censura que se votó favorablemente de la que se tiene registro contra un ministro de la República ocurrió en 1995, cuando el entonces jerarca de Seguridad (Juan Diego Castro) bordeó la Asamblea Legislativa con oficiales de la Fuerza Pública para presionar a los congresistas.

0 comments