País

Ministra de Comunicación evita revelar motivo de su despido: «hice lo mejor que pude»

Tras una gestión abundante en controversias, Patricia Navarro-Molina dice que prefiere limitarse a lo que informó Casa Presidencial, pero admite sentirse dolida por dejar el cargo que ejerció "con dignidad"

Patricia Navarro-Molina, destituida este viernes del cargo de Ministra de Comunicación que ejerció por menos de cuatro meses, aseguró haber hecho una tarea «digna» en la relación del gobierno de Rodrigo Chaves con medios de comunicación y con la opinión pública.

Sin querer contestar a la pregunta sobre los motivos del despido y ni siquiera responder si fue informada sobre ellos, Navarro-Molina atendió por teléfono a UNIVERSIDAD mientras conducía hacia su casa y dijo que por la tarde emitiría un comunicado de prensa con su versión.

«Solo puedo decirle que estos cargos son de libre remoción y que hice lo mejor que pude, a pesar de lo que han dicho los medios», dijo la veterana periodista en relación con enfrentamientos con periodistas, acusaciones y señalamientos por supuesto acoso laboral internamente.

Responsable formal del área de comunicación que ha sido una prioridad para Chaves, Navarro-Molina rechazó haber hecho un mal trabajo y no mencionó tampoco yerros en su gestión que justificaran la salida.

«Tomé el cargo para servirle a Dios, a la Patria y a los ciudadanos. Hice todo lo mejor posible y me voy con la frente en alto», dijo antes de admitir que le «remueve» salir de ahí y que le duele apartarse del equipo humano que tenía.

Reiterada la pregunta sobre el motivo de la salida, dijo: «prefiero quedarme con lo que dice la carta y el comunicado», en alusión al documento con el que Casa Presidencial informó del despido, sin mencionar ni una palabra sobre la razón.

Así llega al fin de corto desempeño la periodista Navarro, sin que la Sala Constitucional haya resuelto aún un recurso de amparo interpuesto por la periodista Vilma Ibarra, quien denunció una orden de la jerarca para prohibir la participación de otros ministros en su programa de radio Hablando Claro y otros espacios periodísticos.

La salida de la ministra ocurre en el cierre de una semana en que Casa Presidencial informó que dos funcionarias demandaron a un periodista del medio CRHoy por una supuesta agresión verbal y física cuando este intentaba entrevistar al vicepresidente Stephan Brunner por los cuestionamientos de financiamiento electoral, cargos que el reportero rechaza.

También se publicó esta semana que una trabajadora de Casa Presidencial fue despedida después de que comunicó a Recursos Humanos la intención de denunciar a Navarro por acoso laboral, sin que hubiera tenido la oportunidad de formalizar la denuncia.

La jerarca también fue noticia desde mayo mismo, cuando un audio reveló que Navarro se refirió a la prensa como «enemigo» del Gobierno, por lo que sugería tomar precauciones y no atender siempre a los periodistas.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido