Entrevista, Nancy Marín

Ministra de Comunicación: “En el ejercicio democrático no vale salir como un superhéroe”

En tiempos de inmediatez, de sobreinformación y de noticias falsas, la ministra de Comunicación asegura que uno de sus retos será darle herramientas a los ciudadanos para que pueda discriminar la información “falsa”.

La ministra de comunicación llegó a Casa Presidencial como la viceministra de diálogo social. Las circunstancias políticas y un reacomodo del Gobierno hizo que Nancy Marín, una persona de mucha cercanía con el presidente Carlos Alvarado, fuera seleccionada por el mandatario para reemplazar a Juan Carlos Mendoza, quien estuvo sólo siete meses en el cargo.

A poco más de un mes de asumir como la encargada del Ministerio de la Comunicación en Casa Presidencial, Marín asegura que su estrategia de comunicación será “un híbrido”.

En algunos temas asumirá la vocería, pero en otros participará desde la asesoría y el acompañamiento. En entrevista con UNIVERSIDAD, detalló que las noticias falsas tendrán relevancia en su gestión no para combatirlas, sino para “que la ciudadanía tenga en la mano información pronta y veraz”.

Tuvo una experiencia laboral en el sector social. Pasó por lugares como el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Ministerio de Trabajo o recién en el viceministerio de diálogo social ¿Qué enseñanzas de su paso por estos lugares le gustaría llevarse a la cartera de comunicación y cuál será su estrategia?

-Yo empecé en el IMAS con temas en los que era muy necesario explicar qué era lo que iba a ocurrir. El Ministerio de Trabajo tiene la característica de trabajar muy de cerca con los empleadores y los sindicatos, eso tiene una particularidad interesante que hace que uno tenga que ser muy abierto al diálogo de manera arreglada  y trata de abrir canales de comunicación entre unos y otros.

En aras de ir más allá de mi perfil profesional, tiene que ver con la estrategia de cada uno de los temas; y dónde va a ser necesario que yo asuma vocerías. Lo haré, pero siempre pensando en una estrategia de comunicación, y no necesariamente en mis características personales o profesionales.

Este año que pasó, un año en donde la intransigencia tuvo al país en vilo con una huelga, hay una profunda división, una mirada muy diferente sobre cómo resolver el déficit fiscal y no se logró ese diálogo, por lo menos encauzar de manera positiva. Este año, cuando se acerque el comienzo del ciclo lectivo probablemente se vuelva a recalentar la situación. Hay un sector del sindicalismo que está profundamente irritado-molesto, dolido. ¿Cómo va a  encarar esa coyuntura?

-Yo, desde el Ministerio de Comunicación, estoy trabajando en construir relaciones de cercanía y confianza con los diferentes públicos que tiene el Ministerio: con la Asamblea Legislativa, con los medios de comunicación. Estoy trabajando en tener y construir relaciones de cercanía y confianza con los diferentes públicos, de forma tal que de una manera respetuosa podamos tener canales donde poder decirnos las cosas.

Este Gobierno tiene la característica de ser multipartidista, lo cual implica un reto porque hay visiones encontradas en varios puntos medulares, aborto terapéutico es uno de ellos. ¿Cómo armonizar eso? Porque al final  usted tiene que lograr comunicar y el país está viendo a un solo Gobierno.

-Creo que esa facilidad para articular a toda la paleta de colores, cruza por la claridad que tiene el presidente de que primero hay que poner a las personas en el centro de nuestra gestión (…) Yo creo que cuando ponemos en el centro a las personas, que son las que finalmente por las que estamos ahí, ni don Rodolfo (Piza) ni doña Patricia (Mora) van a estar en desacuerdo con eso que yo estoy diciendo.

No con eso, pero la manera de resolver puede ser diferente según la visión….

-Por eso, en el caso del aborto terapéutico, quien tiene en sus manos el diseño de la norma técnica, es el Ministerio de Salud, porque zapatero a tus zapatos, cada quién se encarga de lo que le toca. Precisamente, eso nos hace tener claridad de a quién le toca qué, cuando ponemos además en el centro, que estamos perdiendo mujeres, mamás, hijas, todo el mundo está en la misma página. El tema es cómo poner esa claridad sobre la mesa.

El presidente dijo que la firma de la norma sería cuando fuera el momento oportuno, usted bien lo mencionó: hay mujeres que están perdiendo la vida, pueden estar en riesgo y sólo están a la espera de esa norma. En términos de comunicación, cómo ve usted eso?

-Por ser un tema tan importante para las mujeres y tan álgido en términos de opinión pública se debe de hacer bien hecho y desde lo técnico. Y lo que tome en hacerse bien, será necesario para que salga de la mejor forma y que más bien no cause disonancia en la gente. En este país se hacen abortos terapéuticos, los cuales necesitan claridad técnica en el protocolo, sí. Sin embargo, se hacen porque la norma lo permite desde 1970. Yo sí creo que no nos podemos saltar la rigurosidad técnica porque urge.

 Y entonces, ¿qué le podría decir usted como vocera a esas mujeres que tiene esa urgencia?

-Que estamos haciendo todo lo posible para hacerlo de la mejor manera.

En este caso en particular hubo un comentario del ministro de la Presidencia, que iba a salir este año, eso volvió a activar el enjambre sísmico que ocurre siempre que se habla de este tema y uno piensa ¿cuánta tensión meten estas visiones distintas a lo interno del Gobierno?

-Yo creo que, la gran riqueza al final de todo esto, es que podamos tener perspectivas distintas sobre un mismo tema y que se habla del tema. Y si esto es una oportunidad para que las personas se informen sobre qué es el aborto terapéutico o el aborto no punible que es el que está en el Código Penal y que no es, para mí eso en términos de comunicación es ganancia.

Uno ve que en la gestión de este Gobierno, esa transparencia no siempre es tan fluida, en particular, el nivel de opacidad o la velocidad en que las cosas se comunican. ¿Cómo comunicar eso?

-Creo que en el discurso inicial del presidente el prometió una cosa, y fue trabajar, trabajar y trabajar. Y yo un poco en esa línea, yo creo que el ministerio de Comunicación debe de informar sobre el trabajo del Gobierno (…) Ese es un gran reto para mí. El tema de la transparencia y de la rendición de cuentas, cruza más por el tema de que vivimos en una democracia y en un Estado de Derecho y eso no hay cómo quitárselo.

Muchas veces cuando uno va a pedir información, los funcionarios, muchos, se sienten los dueños de la información y no un depositario transitorio de esa información o de esa institución. ¿Qué señales va a dar usted desde la cartera o desde el Gobierno para que la comunicación sea más fluida?

-El mundo de la información ha evolucionado tan rápidamente que a mucha gente no le ha dado tiempo de subirse en el tren. Y recuerdo el tema de que alguien había pedido una información y se la habían dado en un PDF, por ejemplo había sido todo un pleito, porque lo quería el medio era la base de datos para poder hacer los cruces que se le apeteciera. Y eso fue una discusión. Yo creo que eso pasa por educar a la gente

Que se divulgue la agenda del presidente. ¿Está usted de acuerdo?

-Yo creo que hay reuniones que el presidente sostiene, que tienen que ver con un poco de estrategia política, o sea cosas más finas que yo de manera previa, no ventilaría, pero posteriormente sí.

Usted es amiga personal del presidente desde antes de que él fuera el presidente, ¿Cómo manejar esa doble vía que, por un lado es el presidente, el funcionario con mayor jerarquía del país, y por otro lado, hay unas cuerdas que están ahí, que por más que uno respete y trate de tocar, ahí están?

-Sí, yo creo que hay claridad, como lo fue desde el IMAS, cuando me llamó a trabajar con él cuando era ministro. Y, bajo esa claridad no se permite cosas que desde la cercanía o desde la amistad se podría permitir. Eso es absolutamente fundamental, es decir, él es el presidente de la República y eso marca una línea que no se puede cruzar, precisamente desde el respeto a un amigo.

El presidente ha estado mucho tiempo en política pero tiene muy poco tiempo de ser el foco de atención de los medios. ¿Cómo es su relación de aconsejar, si es que lo hace, en estos términos?

-El presidente tiene la particularidad de ser comunicador. Funciona de las dos vías. Él me solicita cosas en términos de comunicación, me aconseja y viceversa, yo a veces le hablo de cosas que tiene que ver en su relación con los medios.

¿Hay gente que trata de hablarle al oído para llegar al presidente?

-Yo creo que quien me conoce bien sabe que no lo haré. Habrá gente que lo hará en algún momento pensando que yo voy a ir a replicar, digo dependiendo el tema que puede afectar al Gobierno, eventualmente, podría sacar alguna cosa pero como poner la alerta.

Usted dice que quiere enfocar parte de su labor en una tarea de combate de las fake news ¿Qué tipo de trabajo es el que quiere realizar?

-Yo creo que la información de las noticias falsas van a seguir independientemente de lo que hagamos los que estamos en esta mesa. Creo que más que combatir es brindar la información necesaria para que la ciudadanía tenga en la mano información pronta y veraz. Creo que ese es el reto, en una época en la que tenemos a mano las redes sociales información que la gente no tiene idea de cómo verificar si no es cierta o no.

También es un poco darle herramientas a la ciudadanía para que pueda discriminar cuando le llega la información, más allá de combatirlas. En el ejercicio democrático no vale eso de salir como un superhéroe.

¿No considera que centrarse mucho en la información de las noticias falsas podría distraerlos de la información interna que tenga que comunicar el Gobierno?

-Es que el impacto de las noticias falsas que estuvieron durante la campaña y el plan fiscal, no fue cosa menor. Tenemos que tener claridad y tomar las medidas de manera responsable, para aportar información oportuna y veraz a la ciudadanía. Más que distraernos nos distrae precisamente de estas cosas que están ocurriendo. Sería ingenua de una ministra de comunicación no poner atención a eso.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/ministra-de-comunicacion-en-el-ejercicio-democratico-no-vale-salir-como-un-superheroe/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments