País

Migrantes extracontinentales continúan cruzando por Paso Canoas en la frontera sur

Autoridades costarricenses interceptaron el miércoles a un grupo de seis migrantes de Bangladesh, con condición migratoria irregular en Paso Canoas centro.

Aunque el flujo migratorio con Panamá está suspendido desde el 19 de marzo, en razón de los decretos emitidos por el Gobierno costarricense que establecen el cierre de fronteras, migrantes extracontinentales continúan cruzando el límite sur del país.

Oficiales de la Fuerza Pública interceptaron este miércoles a un grupo de seis migrantes de Bangladesh, con condición migratoria irregular en Paso Canoas centro, mientras realizaban un patrullaje de rutina. El grupo quedó a las órdenes de la Dirección de Migración y Extranjería.

“Estas personas tienen el estatus migratorio irregular. No iban en vehículos privados, ni de transporte público, simplemente estaban de pie a un costado del restaurante Jazmín en Paso Canoas centro”, informó el Ministerio de Seguridad.

De acuerdo con cifras provistas a UNIVERSIDAD por la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica, hasta el 1 de julio permanecían detenidas 285 personas migrantes extraregionales en los Centro de Atención Temporal para Migrantes (Catem).

Los migrantes de Bangladesh son parte de los miles de extracontinentales que antes de la pandemia cruzaban por territorio costarricense hacia el norte.

A Darién, en Panamá, llegan los migrantes extracontinentales luego de recorrer entre cuatro y siete días por la selva que conecta Panamá y Colombia: el “Tapón del Darién”. Antes de la pandemia, pasaban en promedio una semana en las estaciones migratorias de Panamá; pero ahora están varados en estos centros hasta que reabran las fronteras, con un itinerario de viaje cambiado, incertidumbre y mientras se les acaba el dinero, denunció recientemente la Unicef.

Las cuatro estaciones migratorias (tres en Darién y una en Chiriquí) albergan 2.527 migrantes sobre todo de Haití, Congo, Bangladesh y Yemen, según la Unicef. La estación de La Peñita, en Darién, tiene el mayor número de personas (1.724), siete veces más que su capacidad máxima, según autoridades panameñas.

Personas detenidas y en espera de deportación

De acuerdo con cifras provistas por la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica, hasta el 1 de julio permanecían detenidas 285 personas migrantes extraregionales en los Centro de Atención Temporal para Migrantes (Catem).

En el norte hay 118 personas (85 adultos y 33 menores de edad) y en el sur 167 (109 adultos y 58 menores).

Asimismo, 17 personas detenidas están con órdenes pendientes de deportación. “Hay que tomar en cuenta que otros países también aplicaron un cierre de fronteras, lo que ha retrasado algunos procesos de deportación, que deben realizarse por medio de transporte aéreo”, se indicó mediante la oficina de comunicación de Migración.

Las deportaciones que se han realizado hasta el momento son de las personas que estaban detenidas en el Centro de Aprehensión Regional Central (CARC), y que ya han sido dadas de alta después de haber estado contagiadas por COVID-19. Se trata de migrantes que fueron transportados a su país por vía terrestre, se comunicó.

Ir al contenido