País

Instituto Meteorológico teme no poder operar en 2022 por recortes presupuestarios

Director advierte daños irreversibles a estaciones meteorológicas, servidores, sensores de lluvia y temperatura que pondrían en riesgo a la población por falta de información sobre tormentas tropicales, huracanes y otros eventos climáticos, y hasta podría implicar cierre de aeropuertos internacionales.

El Instituto Metereorológico Nacional teme no poder operar apropiadamente en 2022 a causa de un severo recorte en el presupuesto de la institución.

En un comunicado, la entidad informó al público de que a causa de la aprobación de la Moción 39 del expediente legislativo 22.671 «Ley de Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República para el Ejercicio Económico del 2022» no podrá acceder a recursos para viáticos, combustible, mantenimiento de la flotilla vehicular y aires acondicionados, que por la naturaleza del IMN son indispensables.

Esa moción fue aprobada durante el trámite en Comisión del expediente y realiza un recorte al presupuesto en al menos 15 instituciones para trasladar ₡16 mil millones al Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI).

Según la entidad, sin estos montos la red de estaciones meteorológicas, los sensores de lluvia y temperatura sufrirán daños irreversibles por falta de mantenimiento, tal y como los servidores centrales si no pueden mantenerse en la temperatura apropiada. Esto, afirman, pondrá en riesgo a la población por falta de datos sobre eventos extremos como tormentas tropicales, huracanes, ondas tropicales y otros eventos relacionados con el cambio climático, que presenta una especial amenaza.

Además, entidades como la Comisión Nacional de Emergencia, el Centro de Operaciones de Emergencia, la Dirección General de Aviación Civil, Bomberos, la Cruz Roja, Policía, el Organismo de Investigación Judicial, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Instituto Costarricense de Electricidad, el Instituto Costarricense de Turismo, controladores aéreos, capitanías de puerto, medios de comunicación y ciudadanía carecerían de información para la atención de emergencias relacionadas con el clima.

Incluso, afirman, podría darse el cierre de aeropuertos internacionales pues las aeronaves no pueden volar sin datos meteorológicos y se darían cierres de oficinas en estos aeropuerto.

William Arias, presidente de la seccional ANEP-MINAE informó a UNIVERSIDAD que este recorte resultaría inevitablemente el cierre de estaciones meteorológicas ya que no se les podría dar mantenimiento.

«Las estaciones meteorológicas requieren mantenimiento constante para poder detectar los eventos de los que la población debe ser advertida, o sobre la que deben preverse acciones institucionales», explicó. Por ejemplo, en caso de que se avecine una tormenta tropical o huracán a una zona vulnerable, si la estación no está en pleno funcionamiento no se podrían dar alertas tempranas, realizar evacuaciones o destinar presupuesto hasta que suceda la tragedia misma.

A la vez, detalló Arias, los vuelos internacionales para poder despegar requieren una carta de vuelo que tiene que llevar información meteorológica, «y si no la responsabilidad tiene que correr por cuenta de piloto o o de la aerolínea». «

«Vamos a tener personal pero no vamos a tener plata para darle mantenimiento a las estaciones, a los aparatos que todos pagamos, que se van a dañar irreversiblemente, dijo.

Werner Stolz, meteorólogo y director del IMN indicó que ya este año se enfrentaron a recortes que pusieron en riesgo la operación, pero que los diputados aprobaron un presupuesto extraordinario que subsanó los faltantes.

Ahora, dijo, «hay una moción, esta moción 39, que es un gran recorte, no sólo al IMN sino a creo que 16 instituciones del gobierno central y estamos nosotros a esos recortes».

«El IMN maneja un presupuesto que es de montos realmente bajos, los recortes que nos están haciendo a nosotros pareciera ser que algunas personas piensan que son superfluos, pero nos recortan combustible, mantenimiento para la flota vehicular, aires acondicionados, mantenimiento de los equipos y resulta que el 100% de los viáticos que nosotros usamos y un 90% del combustible, y toda la flotilla vehicular es para darle mantenimiento a las estaciones meteorológicas», detalló.

En 2022, dijo, solamente podrían garantizar un par de meses de funcionamiento, pero sin poder hacer giras para dar mantenimiento a las estaciones automáticas y sin aires acondicionados para mantener los servidores en las temperaturas apropiadas, esto impactará directamente en el funcionamiento de los equipos.

Por ejemplo, dijo el especialista, los datos que usan los aeropuertos internacionales y los puertos no podrían generarse, lo que podría poner en jaque las exportaciones e importaciones así como las entradas y salidas del país.

El principal problema, según Stolz, es que los diputados aplicaron un recorte «parejo», lo que implica que quitaron rubros de viáticos, aires acondicionados y flota vehicular de varias instituciones, sin contemplar las particularidades de la institución. «En otros sectores puede que estas reducciones no sean tan graves, en el caso nuestro aunque son montos menores, al no tenerlos el impacto es muy grande

De acuerdo con el meteorólogo, en el contexto actual de constantes variaciones climáticas, hay mayor riesgo de eventos extremos cada año, lo que hace que estos impactos representen mayores riesgos. «En este contexto, tendríamos que tener una buena red de estaciones, una que funcione al 100%. Nosotros recibimos datos de casi 150 estaciones en tiempo real, que requieren mantenimiento. Nosotros vamos todos los meses porque en un país con un clima como el nuestro los equipos, que están a la intemperie, sufren daños a menudo y hay que repararlos», indicó.

 

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido