País

MEP proyecta ₡61 mil millones de faltantes en transporte estudiantil, infraestructura y conectividad educativa en 2023

Educación recibió recorte de ₡39 mil millones para cumplir con Regla Fiscal, pero viceministro proyecta posibles presupuestos extraordinarios para suplir lo que no cubra el dinero asignado

El Ministerio de Educación Pública (MEP) proyecta futuros faltantes por ₡61.200 millones en partidas de transporte estudiantil, infraestuctura educativa y telecomunicaciones y conectividad, según informaron en audiencia con la Comisión de Hacendarios.

La noche del martes, el viceministro Leonardo Sánchez fue el encargado de presentar las cifras a los diputados que estudia el Presupuesto Nacional para el 2023.

Sánchez aseguró que, de antemano, se han identificado “rubros potenciales para solicitar presupuesto” en proyectos de extraordinarios. Afirmó que el MEP tiene “mayor certeza” de que existe un faltante cercano a los ₡23 mil millones para financiar el transporte estudiantil. En el caso de atención de infraestructura, incluyendo situaciones en las que existen órdenes sanitarias dentro de las escuelas y colegios, serían ₡28 mil millones. Por último, en la partida de telecomunicaciones y conectividad, el número ascendería a los ₡10.200 millones.

La ministra Anna Katharina Müller aseguró que hay “expectativas” de que esta presupuestación “va a funcionar”.

“Siempre hay formas de poder hacer las reestructuraciones y es a eso a lo que estamos apostando”, dijo Müller a los diputados.
Las afirmaciones del MEP se suman a una mayoría de ministerios que plantean severas afectaciones a sus servicios, producto de la priorización del Gobierno al pago de deuda y a una aplicación tajante de la Regla Fiscal.

“Estamos frente a un presupuesto en Educación Pública que se reduce en un 1,56% (la cifra de recorte es de -₡39 mil millones) en términos nominales. A esto hay que agregarle el impacto de la inflación. En términos reales, el impacto es significativamente mayor”, criticó el diputado del Frente Amplio, Jonathan Acuña.

El legislador apuntó que “nos enfrentamos al incumplimiento visible del artículo 78 de la Constitución Política, no hay un 8% (del Producto Interno Bruto para educación). Ni aunque se incluya al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), ni incluyendo educación para la primera infancia”.

El viceministro Leonardo Sánchez detalló que el presupuesto presentado a la Asamblea Legislativa es “un 7% menos al ideal” que se presupuestó inicialmente.

Tanto él como la ministra Müller afirmaron que, a su llegada en mayo, el presupuesto ya estaba construido, por lo que no hubo una priorización distinta a la del 2022. La ministra se excusó afirmando que “Heredamos este presupuesto, es un presupuesto que se ha hecho todos los años”.

No obstante, Acuña apuntó en la misma audiencia que, durante esta administración, hubo “reducciones preocupantes, por ejemplo, en el Programa de apliación de la tecnología de la educación; el Programa de equidad”.

El diputado consultó sobre las afectaciones directas al servicio que recibirán estudiantes este próximo año. El MEP evitó dar un sí rotundo, pero reiteró que el problema es la aplicación de la Regla Fiscal.

“En el Programa de equidad reconocemos el potencial para pedir un extraordinario porque hay un recorte de ₡23 mil millones que afectan a 167 mil estudiantes entre julio y diciembre del otro año. Este presupuesto, para cumplir con el techo presupuestario de la Regla Fiscal, implica cero crecimiento, en un contexto que conocemos que el aumento de la pobreza generó una demanda que no puede ser satisfecha”, respondió el viceministro Sánchez.

La ministra Müller insistió en que está apostando por un “inventario” para identificar las verdaderas necesidades que tiene la educación nacional.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido