“Me vi casi obligado a no ser el feo de la película”

El dos veces diputado por el partido cristiano conservador, Renovación Costarricense, Justo Orozco Álvarez, contó a UNIVERSIDAD detalles sobre cómo se manejó el dinero traído desde las tiendas libertarias.

El dos veces diputado por el partido cristiano conservador, Renovación Costarricense, Justo Orozco Álvarez, contó a UNIVERSIDAD detalles sobre cómo se manejó el dinero traído desde las tiendas libertarias.

Aunque al principio declaró que se enteró de esos recursos cuando ya estaban en las arcas del partido, luego reconoció que sí había escuchado sobre la posibilidad de conseguir financiamiento con su “amigo Otto” (Guevara).

Aquí parte de esta entrevista.

Cuando este empresario consigue el dinero, ¿quién decide qué hacer con los recursos?

-Eso fue resorte de Gonzalo Ramírez y sus ‘secuaces’, sus súbditos, incluyendo a la señora tesorera (Mavis Calderón). A mí, únicamente, me informaron.

¿Qué le informaron?

-Que estaban consiguiendo plata, ¢10 millones o más, con otro candidato y aunque a mi eso nunca me ha parecido, ¡diay!.


Lea también

Exmilitantes de Renovación Costarricense revelan que Gonzalo Ramírez recibió plata de Otto Guevara para campaña

“Otto Guevara nunca apoyó la campaña electoral del PRC”


¿Quién se lo dijo?

-Don Gonzalo (Ramírez) y su equipo de trabajo. Esa gente que cambió los bonos. Esa gente que son los incondicionales: doña Mavis (Calderón) y Euthbert Jackson (esposo de Mavis).

¿Quién le informa de que van a conseguir el dinero con otro candidato?

-En el club de campaña que estaba aquí. Ellos dijeron que existía la posibilidad de conseguir el dinero y que se ocupaba para un montón de cosas de la campaña y había que respaldarlo con bonos. Yo tenía que firmar los bonos porque yo era el presidente del partido, yo no me opongo a eso, pero yo no fui el gestor ni nada por el estilo. Llegó ahí, sencillamente.

¿Pero quién le dijo que había posibilidad de conseguir el dinero?

-No, no me dijeron hay una posibilidad, me dijeron ya está aquí. Y queremos que con este dinero que conseguimos, comprar bonos.

¿Usted y don Álvaro (Umaña) sabían que se iba a gestionar ese dinero con don Otto Guevara y Mo- vimiento Libertario?

-No, no. Sinceramente, me enteré cuando llegó ahí.

Cuando llegó el dinero.

-Sí y yo pregunté y me dijeron que había sido por medio de (el empresario) y otra gente ahí.

A mi me enteraron, pero la decisión estaba hecha. Sí se hizo un depósito a la cuenta corriente del partido. No sé quién, cuándo ni cómo, pero se hizo el depósito. También esto hay que decirlo: yo dentro de mi falta de malicia por no decir ingenuidad confiaba mucho en doña Mavis”.

Justo Orozco, Exdiputado

Es decir, antes de eso usted no se había enterado.

-No, no. Además, me extrañó tanta publicidad en los buses y demás. Fui candidato a la presidencia en dos ocasiones y nunca me di el lujo de hacer propaganda más allá de mis recursos.

¿Usted si está el día que llega este señor con las bolsas de dinero?

-No. Eso no. Yo le hablo con la verdad y le pone la firma a lo que yo le diga. Yo no vi el dinero, ni nada. Yo sencillamente me limité a firmar unos bonos con esa plata porque yo sí pregunté. Esos bonos nunca se le dieron a la otra contraparte, no se a cambio de qué entró ese dinero, no sé.

Noto cierta contradicción. Primero me dice que se enteró de que existía la posibilidad de conseguir el dinero…

-Pero ahí mismo, fueron momentos de…

¿Y estuvo de acuerdo?

-No, no. Si me hubieran preguntado a mí eso, digo que no porque a mi no me parece. Igual que no me parece que Gonzalo Ramírez y su esposa (Paula Vargas) se aliaran con Johnny Araya. No estuve de acuerdo. A mi me enteraron y me vi casi que obligado a no ser el feo de la película porque había algo ya cocinado.

¿De qué es exactamente de lo que usted se entera?

-De que había una plata.

¿Cuánto?

10 millones, o un poquito más, y que se había conseguido de mi amigo.

¿De cuál amigo?

-De mi amigo don Otto (Guevara). Se había conseguido ahí en una iglesia en La Uruca por medio de ese muchacho (el empresario) pero no vi las bolsas, nunca vi donde entregó nada. Sencillamente, se quiso respaldar eso con bonos y entraron ahí los incondicionales (aliados de Gonzalo) a apoyar con eso.

¿Quién le informa?

-Aquí mismo en el club.

¿Recuerda la fecha o día?

-Unos días antes de las elecciones, como mes y medio antes. No se decirle si fue un jueves o viernes, pero sí que fue entre 3 pm y 5 pm.

¿Usted no ve el dinero, solo le informan que ya está?

-Solo me dicen que tengo que firmar estos bonos porque se consiguió una plata ahí para la campaña.

Podría precisar el monto.

-Entre ¢10 y ¢12 millones.

Fue lo que se consiguió por medio de esa gestión con don Otto Guevara?

-Sí, sí. Los bonos nunca se hicieron a nombre de Otto Guevara.

¿Sabe a nombre de quién se giraron los bonos?

-Sí de alguna gente amiga de Gonzalo.

¿Puede precisar nombres?

-Sinceramente, no sé si un señor Jackson, Borge, un señor Mory. No recuerdo.

¿Entonces se emiten bonos a nombre de estas personas?

Sí y creo que a nombre de Gonzalo también.

¿Por qué no reportaron esto como donación?

Bueno, diay ellos tenían la expectativa de ese dinero ‘gemelearlo’ o no se como llamarle. El dinero entró se depositó en la cuenta del partido y se hizo el movimiento que aparentaba ser correcto que fue lo que yo creí en ese momento. Yo no tenía porqué sospechar de nadie. Lo que sí me extrañó fue que los bonos no se hicieron a nombre de Otto Guevara.

En algún momento conversó con don Otto Guevara sobre esto?

No, no, no.

¿Sabe lo que se negoció con don Otto para conseguir ese dinero?

No. En absoluto.

¿Nunca le comentó ni le consultó nada?

No. Dentro de mi inocencia porque dicen que el Reino de los Cielos es de quienes se hagan como niños, sí me sorprendió ver la propaganda, las vallas grandes y también en vehículos y realmente no vi facturas de esas cosas, no vi. Lo único que pudo decir es que se invirtieron e tolditos.

¿El hecho de que se entregue dinero en efectivo no le pareció sospechoso?

Es que yo no vi plata en efectivo. No vi a (el empresario) con bolsas. Eso se depositó en la cuenta. A mi me enteraron, pero la decisión estaba hecha. Sí se hizo un depósito a la cuenta corriente del partido.

No sé quién, cuándo ni cómo, pero se hizo el depósito. También esto hay que decirlo: yo dentro de mi falta de malicia por no decir ingenuidad confiaba mucho en doña Mavis (tesorera). Doña Mavis era muy estricta, muy celosa hasta conmigo. Me pedía las facturitas de café, compras del Mas x Menos, papel, cinta para impresoras (…) ella era muy estricta y gracias a Dios nos ordenó las finanzas.

Ella tiene buenos contactos en el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) porque ahí tiene una parienta, entonces estaba muy instruida y con mucho celo. Ella dio muestras de objetividad para los demás, pero no para Gonzalo. Para Gonzalo era ciega porque él era el pastor y era como un semi Dios. Para mí y el resto era vigilancia con lupa.

¿No le pidió explicaciones a ella sobre quién hizo el depósito?

No, no. Ella se cuidaba mucho en eso.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/me-vi-casi-obligado-a-no-ser-el-feo-de-la-pelicula/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments