Más allá del eterno Araya: las 82 elecciones de febrero se acercan entre sospechas

Johnny Araya es solo una de las noticias. Hay alcaldes eternos y partidos prestados, ímpetu del movimiento neopentecostal y militancias famélicas; municipalismo varado y la nueva manera de informarnos. La confusión inunda el camino hacia los comicios municipales.

La historia de las elecciones de gobiernos locales la podría contar Johnny Araya desde la Alcaldía de San José, donde pretende estar hasta el año 2026, cuando podría incluso jubilarse. El liberacionista confirmó su quinta postulación para el cargo que solo él ha ocupado desde que este se somete al voto popular, cuando el mapa político era completamente otro.

Solo uno de los 89 asambleístas del Partido Liberación Nacional (PLN) se manifestó contra la sempiterna postulación de Johnny Araya para los comicios de febrero. “Su candidatura no es sana para la democracia”, dijo Luis Álvarez después de haber votado en contra del excandidato presidencial del 2014.

El PLN, el partido más tradicional y más voluminoso en cargos municipales, bordeaba así el discurso de renovación que se activó desde la derrota del propio Araya en la campaña presidencial, pero la estructura impera en los partidos políticos y aquí la estructura dijo con claridad que lo de renovar es relativo.

Quedará para luego ver si la asamblea nacional del partido ratifica la candidatura de Araya o si los cuestionamientos éticos acaban frustrando su postulación, según qué interpretación se dé a las reglas sobre la necesidad de carecer de procesos judiciales abiertos.

El diputado y secretario general de Nueva República, Jonathan Prendas, durante su asamblea cantonal en Parrita.

Mientras en San José los asambleístas josefinos nombraban a Araya, en Cartago los locales hacían lo propio con Rolando Rodríguez, otro de los alcaldes eternos con bandera PLN, con la diferencia de que este está bajo investigación judicial por una supuesta violación contra un joven de 19 años.

Esto provoca molestias en algunos de los militantes del partido, sobre todo los de generaciones más jóvenes, y profundiza la crisis de seguidores de la agrupación, a pesar de ser la más grande del país.

Otros partidos van ratificando candidaturas o alianzas que se forman alrededor de figuras específicas, como la del economista Federico Cartín en San José; pero hay muchas otras en la gran variedad de escenarios electorales para las elecciones en los 82 cantones del país, con sus realidades particulares.

Con el PUSC dividido y sin la consolidación que pretendía después la crisis del 2004, con el PAC atribulado por un ejercicio de gobierno débil y el Frente Amplio y el Libertario disminuidos a mínimos, las agrupaciones protagónicas de los últimos 20 años enfrentan un camino empinado.

En paralelo ocurre el fortalecimiento innegable de agrupaciones de corte cristiano neopentecostal, a tono con el salto que dio este movimiento en las elecciones del 2018, con la candidatura de Fabricio Alvarado. Su nuevo partido Nueva República, asegura haberse preparado para competir en todos los cantones del país, aunque sea esta su primera experiencia electoral.

El partido Restauración Nacional, de donde procede Fabricio Alvarado y la dirigencia de su nueva agrupación, también se anuncia fuerte para pelear por los puestos de alcaldes, regidores o síndicos, lo cual hará que deba disputar el nicho de los votantes más conservadores, ahora que se mantiene vigente la discusión entre valores cristianos o progresismo y derechos humanos.

Esto provoca la fusión de fuerzas en algunos cantones, como ocurre en San Carlos entre el alcalde actual, Alfredo Córdoba, que milita aún en PLN pero lleva como vicealcaldesa a una figura reconocida de Restauración Nacional. Esto ocurre en un cantón que ha alojado desde los comicios de 2018 numerosas expresiones de conservadurismo frente a los asuntos públicos.

También hay registro de numerosos políticos que, marginados o molestos con sus partidos políticos, deciden crear otra agrupación y presentarse confiados en su arrastre personal. Es el crecimiento de una tendencia que ya viene de procesos anteriores, como se vio con el alcalde de Limón, el exliberacionista Néstor Mattis.

“Obviamente el caudal personal es mayor que el de los partidos y esto facilita el uso de los partidos como franquicia. En La Unión el alcalde era de Liberación y ahora va con el PIN. Esto perjudica a los procesos democráticos”, dijo Gina Sibaja, politóloga de la Universidad de Costa Rica con experiencia en capacitaciones para líderes locales.

Agrega que la perpetuidad de los alcaldes hace que estos tengan ventaja pues consolidan su base de seguidores al margen de la bandera partidaria. Además, con el bajo interés que suele mostrar la ciudadanía, ellos aumentan su posibilidad de mantenerse porque les basta con pequeños caudales de votos. “Además, podría haberse desmotivado a las mujeres con la decisión del Tribunal Supremo de Elecciones de posponer para el 2024 la paridad horizontal entre mujeres y hombres”, agregó Sibaja.

Autoridades actuales y candidatos consultados confirman que, además, hay una sensación mezclada de expectativa, miedo y confusión en torno al eje de lo conservador y cómo va a impactar en estas elecciones municipales.

“Yo le puedo decir que les tengo miedillo a las iglesias, porque mueven mucha gente para el tamañito que tenemos en este cantón. Lo mejor es tenerlos cerca, pero con cuidado porque andan con fuerza y tienen platilla”, dijo un socialcristiano de la zona de Los Santos que solicitó no se usara su nombre.

A ello se suma el clima político nacional y el malestar de grupos ciudadanos expresados mediante las protestas gremiales por reivindicaciones laborales o las manifestaciones entre quienes impulsan o adversan decisiones políticas relacionadas a derechos humanos. Además, el clima económico y el alto desempleo aumentan las críticas al Gobierno y a la eficacia del aparato político.

El sector municipal, que en los últimos 20 años ha ganado potestades, podría estar también de capa caída. “Los fenómenos recientes de carácter político se suman a una dura realidad fiscal que ha frenado también la tendencia de transferir recursos. Ahora nadie les va a dar más dinero”, comentó el politólogo Gustavo Araya. Añade que está en veremos la posibilidad de que las municipalidades se eximan de aplicar el límite de gasto establecido mediante la nueva regla fiscal

Estas circunstancias enmarcan un proceso electoral que, por primera vez, no introduce ninguna novedad en sus reglas, aunque tampoco ha logrado desarrollar de manera suficiente la importancia de la elección de autoridades de los gobiernos locales. Tanto así que en las elecciones del 2016 el lema del TSE trataba de convencer de algo: “su municipalidad importa”.


El riesgo de la desinformación en el nivel cantonal

Con 82 elecciones distintas en el país, las elecciones cantonales abren también preguntas sobre la manera como la población se informará ahora que crece la tendencia de las redes sociales, el uso de Whatsapp y las cadenas de desinformación.

Los medios de comunicación formales hacen sobre todo coberturas centralizadas o selectivas y esto hará que la mayoría de cantones queden lejos de su alcance, lo que abre oportunidades a los métodos informales, señaló Carlos Brenes Peralta, experto en comunicación política del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR.

Las circunstancias preparan un terreno que podría aprovechar el fenómeno de “fakenews”, sean por las cadenas de información ciudadana o por la producción deliberada de contenidos para provocar confusión o atacar a los rivales.

De los medios de comunicación locales dependerá en buena medida la posibilidad de contrarrestar la desinformación o de someter a verificación los contenidos de plataformas digitales de corte informativo.

“Tendrán mucho trabajo medios como La Voz de Guanacaste, aunque también hay el riesgo de que surjan muchos medios pseudoperiodísticos, como perfiles en redes sociales con múltiples objetivos. Está por verse si hay otros medios regionales tan independientes o profesionales”, agregó Brenes.

El politólogo también señaló la necesidad de que la información funciones para que se estimule la participación en el proceso electoral, tanto en la fase de deliberaciones y debate público como en el ejercicio del voto.


 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/mas-alla-del-eterno-araya-las-82-elecciones-de-febrero-se-acercan-entre-sospechas/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments